Inicio INTERNACIONAL China se encamina hacia el desastre

China se encamina hacia el desastre

0
Compartir

Una ex académica de la institución que forma a los integrantes del Partido Comunista Chino (PCC) fue expulsada de ese órgano luego de que se filtraran audios en los cuales cuestionaba con severidad el manejo que Xi Jinping estaba haciendo del país como presidente. Cai Xia representa la última intelectual castigada por el régimen, 

Cai Xia, ex profesora de la Escuela Central del Partido -donde se formaron todos los altos jerarcas chinos- fue expulsada de la institución tras la filtración de sus críticas al jefe de estado. En una entrevista exclusiva con el diario inglés The Guardian, la académica acusó a Jinping de “estar matando el país” y dijo que lo convirtió en “el enemigo del mundo”.

“Bajo el régimen de Xi, el PCC no es una fuerza para el progreso de China. De hecho, es un obstáculo para el progreso de China. Creo que no soy la único que quiere irse de este partido. A más personas les gustaría retirarse o abandonarlo. Tenía la intención de dejar el partido hace años cuando no había más espacio para hablar y mi voz estaba completamente bloqueada”, remarcó la pensadora.

Luego de que este lunes fuera confirmado su apartamiento del órgano rector del régimen, Cai Xia dijo sentirse aliviada y libre al no permanecer más a aquella institución. “Ahora tengo mucha más libertad. Mi discurso está libre de restricciones. Solo soy responsable de mi propia conciencia y principios“, dijo en diálogo con el medio británico.

Además, la profesora indicó que Xi Jinping posee un “poder irrefrenable” y que la mayoría de sus decisiones fueron equivocadas, como el manejo de la crisis del coronavirus, que fue tapado al mundo y generó una pandemia de proporciones explosivas en términos sanitarios, económicos y humanitarios.

Sobre el brote de COVID-19, Cai Xia expresó: “Si lo supo el 7 de enero, ¿por qué se demoró hasta el 20 de enero para anunciar el brote? En otras palabras, el hecho de que la gente le ocultara la noticia es el resultado del sistema“, dijo en alusión a la excusa del régimen que dice que fueron las autoridades de Wuhan las que no informaron sobre la incipiente cepa mortífera. “Pero cuando supo de la situación el 7 de enero, no la hizo pública ni movilizó recursos. Entonces, ¿no debería asumir la responsabilidad?”.

“Cuando nadie puede oponerse a él, eso significa que su poder es ilimitado. Ha hecho del mundo un enemigo. En casa, todos estos grandes problemas le quedan a él para decidir. En otras palabras, ya sea un tema nacional o internacional, es muy difícil para otros restringirlo. Es inevitable que su juicio y sus decisiones se equivoquen”, añadió la intelectual, cuya voz refleja una creciente disconformidad dentro del PCC como de otros órganos rectores del régimen.

Comments

comments