Inicio COLUMNAS Botón de emergencia alerta para las mujeres

Botón de emergencia alerta para las mujeres

0
Compartir

Por: Lucy Pérez Camarena

Después de conocer los datos de incremento de covid y rebrotes, ante la aplicación del botón de emergencia, las alertas se encienden para las mujeres.

Existen diversos estudios que reflejan que uno de los sectores más afectados por esta pandemia somos las mujeres, en el aspecto económico varias perdieron su empleo y otras más vieron afectado el sector productivo en el cual laboran.

Aunado a lo anterior, otra afectación es la doble o triple jornada que se ha incrementado, pues además de la actividad laboral, sigue prevaleciendo en nuestra cultura un rol preponderante por ser quienes atendemos las labores domesticas, la educación de los hijos en etapas tempranas,  el cuidado a adultos mayores u otros familiares y desgraciadamente por el confinamiento, también ha habido un incremento de episodios de violencia contra las mujeres.

Se han llevado a cabo diversos programas de apoyo para el sector femenino, sin embargo el apoyo no llega a esas mujeres que son la base de la pirámide, quienes llevan el sustento familiar a través de la economía informal, o gracias a empleos temporales que no les ofrecen mayores garantías.

En particular quisiera reflexionar acerca de las auxiliares del hogar, cuidadoras y mujeres que laboran en áreas de servicio e intendencia en todos los sectores productivos. Mujeres que en algunas casos son jefas de familia y quienes al cerrar o disminuir su actividad laboral verán seriamente afectado su poder adquisitivo.

De acuerdo a ONU Mujeres el 54% de las mujeres en América Latina trabajan en la informalidad, en tanto que la Organización Internacional del Trabajo señala que por lo menos 14 millones de mujeres trabajan de manera remunerada para una familia.

Soy consciente que jamás hay recursos que alcancen y que el gobierno no terminará de paliar las crecientes demandas de una economía que debe disminuir sus actividades para bajar el número de contagios por covid y anticiparse a la época de invierno que amenaza con otras enfermedades propias de esta temporada.

Por ello hoy quiero hacer un llamado no solo a la reflexión, sino a la acción. Todas las personas tenemos cerca de nosotra/os mujeres a quienes podemos ayudar. Si son nuestras colaboradoras sigamos pagando su salario. Si podemos compartir de lo que tenemos hagámoslo.

Por otro lado es bien sabido que el confinamiento y aislamiento incrementa todo tipo de abusos y violencia por parte de la pareja o algún otro miembro de la familia y por las mismas condiciones será difícil que las mujeres en estas situaciones pidan ayuda o puedan hacer denuncias, por lo que como comunidad debemos estas atenta/os para poder evitar que personas cercanas a nosotra/os se queden solas sin poder recibir ayuda.

El botón de emergencia puede ser también una oportunidad para ser más empática/os, para asumir una actitud solidaria con quienes más lo necesitan, atravesamos un momento que requiere de nuestra generosidad, voltear a mirar a las personas con quienes convivimos de manera cotidiana y acercarnos a aquellas personas que quizás solo nos tienen a nosotra/os para salir adelante de esta situación de una mejor manera.

Comments

comments