Inicio COLUMNAS Barras Brava destinadas a la extinción

Barras Brava destinadas a la extinción

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Más allá de propiciar un ambiente festivo en los estadios de futbol con sus peculiares cánticos, su colorido  y constante apoyo, creo las denominadas “barras bravas”, que no son otra cosa que grupos de animación copiados de Sudamérica que no fomentan nada verdaderamente importante o positivo a la sociedad siendo que en no pocas ocasiones se han distinguido por la violencia y mal comportamiento de sus integrantes, han cumplido un ciclo y su destino debe ser su extinción.

El violento episodio que ocurrió el pasado 5 de marzo en el Estadio La Corregidora durante el partido entre Atlas y Querétaro reavivó la discusión sobre estos famosos grupos de animación, los cuales también se han caracterizado por desencadenar golpizas y enfrentamientos entre los aficionados.

La historia de estos grupos se remonta algunas décadas atrás y se dice que Andrés Fassi fue el principal impulsor de la integración de las barras en el fútbol mexicano. Fassi Jürguens, de 60 años, es uno de los cuatro propietarios; también es vicepresidente de los Tuzos de Pachuca y del Club Atlético Talleres, de Córdoba, Argentina.   Fassi replicó un modelo como el de Argentina y así dio a pie a la creación de la Barra la “Ultra Tuza”, el cual se dedicó a apoyar al Club de Fútbol de Pachuca. De acuerdo con Apuntes de Rabona, la idea surgió a mediados de 1995, en una final por el ascenso que los Tuzos perdieron ante el Celaya. Semanas después, Fassi viajó a Costa Rica y se encontró con una orgullosa directiva del Saprissa por la creación de su barra.

Desde entonces, surgió una porra con nombre propio, cánticos y banderas del equipo, similares a los que ya existían en Argentina. Esto dio pie a que las demás escuadras quisieran tener su propia porra y poco a poco se fueron creando dichos grupos que, aunque en sus inicios tenían la finalidad de animar a sus clubes de fútbol en un ambiente familiar, con el paso de los años comenzaron a protagonizar enfrentamientos violentos.

Aunque el ascenso de la porra de los Tuzos favoreció la creación de distintos grupos de animación, ésta no fue la primera organización con tales características en el país, pues la primera porra, conocida como la “Tito Tepito”, nació en 1967 con el Atlante.

Sin embargo, fue hasta años más tarde que se convirtió en la porra oficial del Atlante FC. Ante el fallecimiento de Don Tito Monroy en el año 2000, la batuta de esta porra la toma su hijo Arturo Monroy, siendo su etapa, la de mayor crecimiento en la historia de esta agrupación. Algunas de las barras más conocidas en México, que fueron creadas a finales de la década de los 90, son la Rebel de Pumas; La Monumental de Club América; la Perra Brava del Deportivo Toluca; Libres y Lokos de los Tigres de la Universidad Nacional Autónoma de Nuevo León (UANL); La Adicción de Monterrey; Legión 1908 del Deportivo Guadalajara; Los de Arriba del Club León, así como la Barra 51 del Atlas y los Gallos Blancos de Querétaro, las cuales encabezaron los disturbios recientemente reportados en el Estadio La Corregidora.

Ahora bien, hay que decir que el conflicto entre las aficiones del Querétaro y Atlas no surgió de forma espontánea, sino que tiene una historia que se remonta al 2007. Los Gallos luchaban por no descender, así que iban con todo por una victoria en la última fecha del torneo contra Atlas.

Al finalizar el encuentro de la última Jornada del Clausura 2007, las barras de ambos conjuntos: LaResistencia Albiazul y la Barra 51 se encontraron afuera del coloso e iniciaron un enfrentamiento que dejó a varias personas lesionadas y detenidas. Los aficionados no se verían las caras hasta el año 2010, cuando los Gallos Blancos ascendieron de nuevo. En ese primer torneo del regreso, la Corregidora fue testigo de una importante victoria frente a los rojinegros, por lo que implicaba: una venganza.

Esta situación se repitió en 2013, cuando ambas organizaciones se enfrentaron para luchar por el no descenso. Al final, el encuentro terminó con un amargo empate a cero que representó un punto de oro para los rojinegros, pues con él se colocaban por encima de Querétaro. Los seguidores de los Gallos agredieron a la Barra 51 con botellas, latas y piedras. Al final, elementos de la Policía de Jalisco tuvieron que intervenir. El saldo fue de varios lesionados, algunos destrozos e incendios afuera del estadio.

El más reciente encontronazo lo acabamos de vivir el pasado 5 de marzo, con el saldo que ya todos conocemos y que marcará un antes y un después en el fútbol mexicano.

En la más inmediata sesión extraordinaria, la Asamblea de Clubes de la LIGA BBVA MX y la Federación Mexicana de Fútbol aprobaron además de sanciones históricas al Club Querétaro por los hechos sangrientod ya mencionados, una serie de medidas de control para los grupos de animación (barras), con el fin de detener la violencia en los estadios y que este tipo de actos no se repitan más en nuestro futbol.   -No se permitirá el ingreso de “Grupos de Animación” visitantes a cualquier estadio de la LIGA MX, hasta nuevo aviso.   5.-Todos los clubes deberán contar con un proceso obligatorio de credencialización de sus grupos de animación para ingresar a su zona destinada en el estadio.   6.-Todo el manejo de los grupos de animación dentro y fuera del estadio será por parte de las autoridades estatales, municipales y/o públicas, quedando prohibido que los operativos sean con elementos de seguridad privada.   7.- Se ratifica que los Clubes no podrán dar ningún tipo de apoyo a los grupos de animación, el Club que sea sorprendido tendrá como sanción en automático veto de plaza en su siguiente partido como local y una multa de 3,000 UMAS, y en caso de reincidencia la sanción podrá incrementarse.   8.-Para la Temporada 2022-2023 será obligatorio la implementación del Fan ID de todos los aficionados que ingresen en la zona de grupos de animación local, adicional a la credencialización obligatoria y a la implementación de sistemas de reconocimiento facial, para posteriormente implementarlo a todos los aficionados.   9.-Para la Temporada 2022-2023 todos los estadios de la LIGA MX deberán contar con un sistema de reconocimiento facial para la identificación de los aficionados dentro del estadio.   10.-La zona destinada para grupos de animación local solo podrá recibir a los aficionados credencializados, no pudiendo acceder a esa zona menores de edad. Asimismo, el número de personas registradas deberá estar limitado conforme a las reglas emitidas por la LIGA MX. 11.-Creación de la Dirección de Seguridad de LIGA MX y FMF, con la finalidad de supervisar los planes de seguridad de todas las ramas, realizar análisis de riesgo, planes de prevención, mejorar las prácticas y promover que cada Club cuente con un jefe de seguridad encargado de las referidas tareas en su Institución.   12.-Se mantiene la prohibición de ingreso de trapos, mantas, banderas monumentales, pirotecnia, etc.

Yon De Luisa y Mikel Arriola, concluyeron que no se permitirán excesos de los grupos violentos que ponen en riesgo la integridad del fútbol en México:  “Debemos entender que nos enfrentamos a un problema tan grave que todo el mundo tiene los ojos puestos en México y en las medidas que tomaremos para encaminar el rumbo de nuestra LIGA MX.

Es imperativo que estos sucesos no se repitan. La intolerancia y la violencia no tienen cabida en el futbol ni en ninguna otra parte, por ello tomamos medidas extraordinarias y decisiones enérgicas al interior y exterior para hacer frente a este problema de violencia en los estadios y, sobre todo, proteger a la afición, a nuestras jugadoras y jugadores, y a todos los involucrados en el desarrollo de un partido de futbol”, mencionó Arriola.

Basta de barras. Basta de riesgos. Si la gente quiere acudir a un estadio portando una playera distinta a la del equipo local lo debe poder hacer con tranquilidad como ocurre en partidos de Béisbol o de basquetbol con la confianza de que su seguridad y su vida no estará en riesgo por ese motivo.

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1 

Comments

comments