Inicio COLUMNAS Arte Urbano II

Arte Urbano II

0
Compartir

Por: Arq. Carlos Enrique Martinez Gutierrez

El término arte urbano o arte callejero, hace referencia a todo el arte en la calle o espacios públicos, engloba tanto al grafiti como a otras diversas técnicas y formas de representación artística callejera un modo de expresión mediante el uso de diversas técnicas donde estas obras normalmente expresan un mensaje y en algunos casos tienen un trasfondo ideológico o político.  

Bajo este concepto el Gobierno de Jalisco convoco a través de la Secretaría de Cultura de Jalisco, a un concurso de arte urbano en las modalidades de Mural–Grafiti para intervenir ciento diez columnas de la Línea 3 del Tren Ligero y el limite de inscripción fue le pasado 10 de agosto del presente año.

La cicatriz causada a la ciudad por el diseño elevado de la línea tres del tren ligero ha generado entre otros aspectos una contaminación e impacto visual a lo largo de los cerca de 16 km de vía elevada que cruza de manera diagonal el área metropolitana de Guadalajara.

Dada la imposición del diseño elevado por parte del Gobierno Federal a través de la SCT, dependencia que solo tiene experiencia en realizar carreteras y tumbar cerros, realizo esta obra sin los estudios y proyectos ejecutivos necesarios para su integración a la ciudad, por supuesto que, los resultados fueron previsibles, tumbar media ciudad, una obra lenta y excesivamente cara, con múltiples errores de diseño, degradación del espacio público, impactos económicos a los comercios, fincas dañadas, entre otros muchos aspectos. Pesadilla que lleva más de 7 años y lo que falta.

En su momento varios organismos técnicos de la sociedad propusieron que bajo esta estructura que se desarrollara un parque lineal para mitigar de alguna forma los impactos y contaminación visual causados por esta estructura, mismo espacio que incorporara la ciclovía para que todo el año los ciclistas transitaran resguardados de las inclemencias del tiempo. El diseño estaba concebido para crear nuevos espacios urbanos a lo largo de la ciudad y que la naturaleza hiciera su trabajo cubriendo las columnas de follaje situación que ayudara a mitigar los impactos visuales y contribuyera a crear espacios verdes entre otros aspectos.

Hoy sorprende que se quiera resaltar las columnas y no buscar mitigar los impactos visuales cuando el objetivo es perderlas, este hecho contribuye más a una saturación visual por sus colores y formas de los diseños de las obras que se pretenden exponer.

Además, este hecho nos obliga a reflexionar sobre la pertinencia de la ubicación de estas manifestaciones artísticas y el disfrute de estas, también el respeto que merecen tanto los artistas como la obras en sí mismas. El reconocido educador social y activista cultural Antonio Alcántara establece que Al mirar la tensión entre lo artístico y lo social vemos que, generalmente, los proyectos que tienen una prioridad artística intentan conseguir una experiencia estética a partir de su observación. Como idea quieren provocar un impacto, un zarandeo a la persona. Se trata de un proceso guiado donde el arte es la finalidad como tal.”

Las ciudades de Melbourne, Los Angeles, Georgetown en Malasia, Christchurch Nueva Zelanda, Rio de Janeiro, Berlín, Barcelona, El Salvador y Nueva York, son consideradas por los expertos en arte urbano como las mejores nueve ciudades en el mundo para ver estas expresiones artísticas, en todas ellas estas manifestaciones utilizan como lienzos los muros o edificios ubicados en espacios públicos en su mayoría con accesibilidad universal, donde además de regenerarlos la comunidad puede disfrutar su diseño.

Por otro lado, no se puede dejar pasar el hecho que las columnas de esta estructura se encuentran al centro de vialidades principales o primarias de la ciudad, vías de alta capacidad que permite el transito vehicular continuo y en algunas secciones controlado, donde su velocidad de proyecto como máximo es de 50 km/h, con una afluencia de 1400 vehículos por hora por carril, algo así como 4,200 vehículos por hora por sentido.

La fundación RACC de Barcelona en el estudio “La distracción de los conductores: un riesgo no percibido” establece que; “Muchos accidentes de tráfico tienen como causa principal o concurrente la distracción de los conductores y gran parte de esas distracciones se producen porque el conductor no puede atender las demandas de la situación de tráfico, debido a que parte de su atención está centrada en otra actividad no relacionada con la conducción. Se produce una distracción en la conducción cuando algún suceso, actividad, objeto o persona, dentro o fuera del vehículo, captan la atención del conductor y la desvían de la tarea de conducir.” Y además describe algo que todos los conductores sabemos, pero frecuentemente olvidamos “Cuanto mayor es la velocidad del vehículo, menor margen de reacción tiene el conductor frente a los imprevistos y más conveniente resulta que se concentre totalmente en la tarea de conducir y trate de evitar las posibles distracciones. Además, también establece que “La distracción visual tiene lugar cuando el conductor pierde de vista la vía por la que está circulando mientras realiza una actividad secundaria, aunque sea durante breves segundos. Buena parte de las actividades secundarias que se suelen realizar durante la conducción comportan distracción visual.”

Es un hecho que el factor humano tiene responsabilidad del 94% de los accidentes de tránsito según estudios de las dependencias que monitorean y llevan las estadísticas al respecto, el que haya distractores a lo largo de una vía se convierte en un peligro continuo para accidentes de tránsito.

Por eso resulta sorprendente que se quiera exponer el arte urbano en lugares inadecuados desde el punto de vista de su accesibilidad, donde se convierte en distractor para los conductores de vehículos, donde contribuye y acentúa la contaminación visual del espacio público. Sería conveniente replantear la propuesta de la ubicación del Arte Urbano dado que los espacios propuestos no son los más adecuados para mostrar y disfrutar la obra artística y retomar seriamente la propuesta del parque lineal de cerca de 16 km a lo largo de la ciudad.

El Arte urbano, así como otras expresiones artísticas han quedado olvidados en una ciudad que creció en los últimos 40 años sin los equipamiento y espacios públicos adecuados, con escasas o casi nulas manifestaciones artísticas como parte de nuestra ciudad, sin elementos de identidad. Lejos quedaron los monumentos, los obeliscos, las figuras urbanas, las fuentes, los elementos arquitectónicos, las diversas construcciones de identificación, las esculturas como parte de los proyectos urbanos de la ciudad, los grandes parques o bosques urbanos, el esplendor de las ciudades se han visto opacadas y minimizadas por los desarrollos inmobiliarios, donde la premisa en su mayoría es la rentabilidad del negocio y no hacer ciudad y menos comunidad con la implícita  degradación de la calidad de vida de los habitantes.

Bienvenidas las manifestaciones artísticas, pero en los lugares adecuados, se deben de escoger los espacios con accesibilidad universal, espacios que respeten la obra y el artista, zonas y áreas que logren el objetivo de una regeneración urbana, el de hacer comunidad, el de restructurar el tejido social tan segregado y dividido actualmente, acercar el arte y la cultura a toda la población, pero sobre todo dejar un legado a nuestras próximas generaciones y no solo casas o edificios de cuestionable valor artístico y/o arquitectónico.

Comments

comments