Inicio COLUMNAS Ágora – Post Covid

Ágora – Post Covid

0
Compartir

Por: Pepe Chedraui

Hace unos días, más de 70 empresarios tuvimos una reunión de suma importancia para el desarrollo económico de Puebla, logramos constatar la buena voluntad del gobierno del estado para que juntos podamos generar oportunidades y esto es muy importante porque es cuando realmente el futuro cobra sentido.

Tenemos sin duda una responsabilidad compartida, una parte la tiene el gobierno, otra parte la tenemos los empresarios y sin duda alguna también como ciudadanos tenemos una enorme responsabilidad y tal vez sea la más importante.

Si nos hacemos la pregunta de ¿Qué nos mueve? Estoy seguro que el principal motor para salir adelante es nuestra familia, nuestros hijos, nuestros padres y en general nuestros seres queridos; es ahí donde reside esta responsabilidad y lo tenemos que decir fuerte y claro.

Esta pandemia, como ya lo sabemos todos,  ha generado un distanciamiento social sin precedentes, pero sin duda alguna este no es el momento de bajar la guardia, tenemos que seguir con el uso de cubrebocas obligatorio al salir de casa, lavarnos las manos en todas las oportunidades que tengamos y por supuesto tener el menor contacto físico o cercanías que nos puedan llevar al contagio o bien que nosotros seamos los portadores del virus y pongamos en riesgo a más ciudadanos.

Hoy esta es nuestra nueva realidad y, aunque hemos escuchado que existen buenas noticias sobre la vacuna seguramente las pruebas finales se realizarán a finales de este 2020, y por lo tanto nos faltará esperar su producción masiva y que podamos tener libre acceso a ella.

Entonces si logramos entender la verdadera dimensión de la responsabilidad compartida y al mismo tiempo cada uno de nosotros hace lo que le toca, seguramente muy pronto podremos estar dando pasos firmes rumbo a la verdadera normalidad, porque finalmente es lo que todos anhelamos vivir en el futuro más próximo.

No podemos olvidar que hoy en día tenemos una de las mayores oportunidades en la historia reciente del país, porque de manera unificada logramos mayores coincidencias que divergencias y qué mejor que sea la visión compartida de regresar a una normalidad productiva, donde todos podemos transitar libremente viéndonos a la cara para poder sonreír y sobre todo donde podamos sentir el cariño y el amor cuando abrazamos a nuestros seres queridos que por distancias o por territorio se encuentran lejos.

No perdamos la oportunidad ni la capacidad de reconstruirnos día con día, porque finalmente la historia de la que se hablará en el futuro, la estamos construyendo hoy.

Comments

comments