Inicio ESTILO DE VIDA Ventajas y desventajas de ser muy altos

Ventajas y desventajas de ser muy altos

173
0
Compartir

A mediados de noviembre del 2014, el Libro Guinness de los récords reunió por primera vez en el Hospital Saint Thomas de Londres, al hombre más alto y bajo del mundo. De nacionalidad turca Sultan Kosen de 31 años se alzó con el record con una talla de 2.51 metros, mientras que un nepalí fue el hombre más bajo del planeta con tan solo 54,6 cm.

Vale la pena esta introducción para responder algunas preguntas que hoy la ciencia de la mano de la genética empieza a desvelar. En una reciente publicación de la revista The Lancet Diabetes and Endocrinology, un grupo de investigadores apoyados en estudios de aleatorización mendeliana mostraron que la altura adulta se asocia con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, pero con un mayor riesgo de desarrollar tumores.

Si bien en gran parte la estatura está determinada genéticamente, los expertos sospechan que la alimentación está implicada en el proceso de crecimiento de la talla. Por ejemplo los registros holandeses muestran que sus nativos son –ahora- 20 cm más altos que hace 150 años y también registran el más alto consumo de alimentos proteicos de origen animal.

Norbert Stefan investigador principal, profesor del Departamento de Medicina Interna y Diabetólogo de la Universidad de Tubingen, Alemania destacó que los datos obtenidos “revelan que las personas altas son más sensibles a la insulina y tienen un menor contenido graso en el hígado lo que explicaría la disminución de la incidencia de enfermedad cardiovascular y diabetes tipo2”.

DESDE EL INICIO
Según los recientes hallazgos los mecanismos se pondrían en marcha tempranamente durante la vida intrauterina. Comer de manera excesiva y en particular proteínas actuaría como disparador para la producción de una hormona codificada genéticamente y similar a la insulina conocida como somatomedina o factor de crecimiento insulínico (IGF1/2) y que juega un papel crucial en el desarrollo de cáncer.

“Los datos epidemiológicos demuestran que por cada 6,5 cm de crecimiento en altura disminuye el 6% de mortalidad cardiovascular pero aumenta un 4% la mortalidad por cáncer”, sentenció el profesor Matthías Schulze del Instituto Alemán de Nutrición Humana”.

Por otra parte, lo relevante de esta investigación con respecto a las anteriores es que la activación del IGF1/2 serían los encargados en los individuos muy altos de incrementar el riesgo de padecer cáncer de mama, colon y melanoma ya que el crecimiento celular es permanente.

De la interacción de factores genéticos, nutricionales y medioambientales surgirá la talla definitiva de cada persona. La toma de conciencia que los hombres altos tienen mayor riesgo de padecer cáncer llevará a desarrollar medidas preventivas como lo es comer de manera no excesiva durante el embarazo, la niñez y la adolescencia para evitar el crecimiento acelerado en los niños y las futuras consecuencias en la adultez.

Comments

comments