Super Bowl 50, duelo entre Manning y Newton

Super Bowl 50, duelo entre Manning y Newton

146
0
Compartir

Peyton Manning es el único que ha ganado cinco veces el premio al Jugador Más Valioso de la NFL. Se trata de uno de los rostros más reconocibles de la liga y, a los 39 años, del quarterback de mayor edad en guiar a un equipo al Super Bowl.

Con la edad y las lesiones, Manning no es más el pasador espectacular de sus mejores años. Muchos se imaginan que la cuarta actuación de Manning en el Super Bowl será también su último partido como profesional.

Cam Newton está en el extremo opuesto de su carrera, con apenas 26 años y haciendo su debut en el gran partido. Se espera además que gane el galardón al Jugador Más Valioso por primera vez, como representante de una nueva hornada de quarterbacks que son tan peligrosos con las piernas como con el brazo.

En dos días cuando los Broncos de Denver (14-4), encabezados por Manning y campeones de la Conferencia Americana, jugarán contra los Panthers de Carolina (17-1), guiados por Newton, en pos del trofeo Vince Lombardi. Y durante todo el periodo previo al partido del 7 de febrero en Santa Clara, California, buena parte de la atención se centra en los dos quarterbacks que fueron la primera selección del draft con 13 años de diferencia.

“¡Oh, vaya! Jugaré contra el ‘sheriff”’, dijo asombrado Newton, cuyo equipo es favorito por cuatro puntos en las apuestas.

Manning tiene un récord de 1-2 en sus participaciones previas en el Super Bowl. Ganó el cetro con Indianápolis en el 2007, perdió también con los Colts en el 2010 y con los Broncos en el 2014.

Pero esta es una versión diferente de Manning.

Cierto que sigue siendo tan bueno como cualquiera a la hora de descifrar defensas y cambiar jugadas en la línea de scrimmage. Y sigue gritando “Omaha”, como parte de las instrucciones que da antes de las jugadas.

“No hay duda de que va al Salón de la Fama”, dijo el entrenador de los Panthers, Ron Rivera.

Pero Manning no luce como antaño en cuanto a la capacidad de colocar el balón exactamente donde desea, especialmente cuando se trata de pases largos.

Esta no ha sido una campaña espectacular para Manning. Hasta ahora, no ha sido digna de recordarse.

En general, lo malo superó lo bueno, incluyendo un partido con un rating de 0,0 como pasador, 17 intercepciones y solamente nueve touchdowns en la temporada regular, seis semanas lesionado, relegado a quarterback de reserva por primera vez en su carrera, y evidentemente molesto al negar reportes que vinculaban a su esposa con la distribución de la hormona del crecimiento humano.

“Mi papel ha sido diferente y mis contribuciones son diferentes”, dijo Manning. “Pero me siento afortunado y agradecido por tener la oportunidad aún de contribuir, de alguna manera. Y es un gran honor regresar al Super Bowl”.

Manning vuelve gracias en gran parte a la mejor defensa de la liga, que encabezó la NFl con 52 sacks y permitió menos yardas que cualquier otro equipo. La defensiva coronó su desempeño aguándole la fiesta a Tom Brady y a los Patriots el domingo.

“Defensivamente, fuimos tremendos”, dijo el entrenador de Denver Gary Kubiak, séptimo en la historia de la NFL en llegar al Super Bowl en su primer año con las riendas de un equipo.

Newton lanzó para 335 yardas y dos touchdowns. Corrió para 47 yardas y otras dos anotaciones, guiando a Carolina a una paliza de 49-15 sobre los Cardinals de Arizona en el partido de campeonato de la Conferencia Nacional el domingo. Fue el tipo de actuación que tuvo toda la campaña.

“Yo sigo diciéndolo: no hemos terminado. No hemos terminado”, dijo Newton.

Comments

comments

No hay comentarios