Se manifiestan en aeropuerto de Río

    53
    0
    Compartir

    “Bienvenidos al infierno”, eso escribieron en pancartas varios policías y bomberos que se manifestaron este lunes en el aeropuerto internacional de Río de Janeiro.

    Los agentes denuncian la precariedad de sus condiciones de trabajo a un mes del inicio de los Juegos Olímpicos.

    “Policías y bomberos no reciben salarios y cualquiera que visite Río no estará seguro”, advertían, en inglés, los carteles utilizados en la protesta.

    Los manifestantes se arrodillaron y cantaron el himno nacional con las manos en la cabeza, en señal de protesta, y llenaron un pasillo con pancartas y carteles para recibir a todos los pasajeros que llegaban de vuelos internacionales, con mensajes sobre su situación.

    Los agentes también llevaban muñecos disfrazados de policías manchados de rojo, en alusión a los 50 agentes que han muerto en lo que va del año en el estado.

    “No se preocupe, en Río sólo 54 policías fueron asesinados en este año olímpico”, escribieron en otra de las pancartas que sorprendió a los turistas que desembarcaron en la terminal 2 del aeropuerto.

    Los funcionarios protestan porque no reciben su salario desde el mes de mayo y con sus movilizaciones pretenden llamar también la atención sobre la precariedad de los medios de trabajo.

    Según organizaciones sindicales, en muchas de las delegaciones de la Policía no hay agua, ni tinta para impresoras, ni siquiera papel higiénico.

    “No sólo es el salario. Nos falta higiene, nos falta dignidad, nos faltan condiciones de trabajo, que vuelvan las empresas que trabajaban con nosotros”, señaló el presidente de la Federación de Policías Civiles, Fabio Neira.

    Los recortes alcanzan al uso de patrullas y de helicópteros utilizados en tareas de seguridad.

    El Gobierno de Río de Janeiro declaró recientemente el estado de calamidad pública ante la imposibilidad de hacer frente al pago de los funcionarios y los compromisos contraídos en vísperas de las Olimpiadas.

    Comments

    comments

    No hay comentarios