Queso adictivo

Queso adictivo

54
0
Compartir

¿Te gusta el queso? ¿Lo disfrutas muchísimo? ¿Te consideras adicto a este alimento? Esta nota te va a sorprender.
Ya está probado y comprobado por científicos, que el queso es adictivo.

Según un estudio de la Universidad de Michigan, los alimentos tienen sus diferencias cuando se trata de adicción a estos. 500 estudiantes fueron sometidos al Yale Food Addiction Scale, esto mide la adicción de la comida en la vida de las personas así como los tipos de alimentos que prefieren. El alimento más adictivo, y deseado por los estudiantes resultó ser la pizza.

¿Y ya por eso, el queso es adictivo? No. Existe una proteína en productos lácteos, llamada “caseína”. El Dr. Neal Barnard explica que “La caseína rompe la digestión y libera una gran cantidad de opiáceos denominados casomorfinas”, estas juegan con la dopamina y desencadenan el reflejo de recompensa en el cerebro (antojos).

El queso, está lleno de esta proteína, y desencadena el antojo.
En el estudio, también encontraron que la adicción a la comida, se debía a la gran cantidad de grasa en los alimentos. Sorprendió que la mayoría de los estudiantes, se inclinaban por comidas grasosas y no por verduras, ensaladas o alimentos amargos. Se concluyó que, los alimentos procesados comparten características con el consumo excesivo de drogas, asociándose a la adicción a la comida.

Las emociones, juegan un papel muy importante en el comportamiento con la comida. Los alimentos procesados, altos en grasas, generan reacciones en nuestro cerebro que nos hacen desear más y más alimentos ricos en grasas. Un ejemplo sería que se te antoja comer queso a más no poder, a media noche, sin razón alguna.

Ahora ya sabes por qué te dan esos ataques de ansiedad a media noche, queriendo comer queso o cosas grasosas. No se trata de echarle la culpa a tu cerebro o a establecimientos de comida rápida.

A partir del conocimiento, nacen las ganas por generar cambios. No nos referimos a deshacernos de comidas grasosas por completo, si no que ya sabes a que se debe tanto antojo, así que podemos hacer algo para cambiar.

Comments

comments

No hay comentarios