Polonia justifica la retirada de monumentos soviéticos

    124
    0
    Compartir

    El Ministerio polaco de Exteriores ha justificado este miércoles la retirada de monumentos soviéticos en el país, después de que el Kremlin haya criticado la medida y acusado a las autoridades polacas de «liderar» una campaña europea para eliminar los reconocimientos a los soviéticos que lucharon contra el nazismo. El ministerio polaco ha explicado en un comunicado que las acusaciones rusas suponen «una distorsión de la realidad», y ha recordado que la desmantelación de monumentos no afecta a los cementerios donde descansan soldados soviéticos, sino a los «monumentos simbólicos, manifestaciones de la dominación comunista de Polonia entre los años 1945-1989».

    El Gobierno polaco planea retirar cerca de quinientos monumentos soviéticos, según anunció el director del Instituto de la Memoria Nacional, Lukasz Kaminski, en una entrevista con el portal Onet.pl a finales del pasado mes de marzo. «Estos monumentos deberían de haber sido demolidos en la década de los 90 (tras el fin del régimen comunista)», dijo Kaminski, quien calificó de «fatal error» la decisión que entonces se tomó de preservarlos. Los monumentos serán retirados y trasladados a museos, donde pueden llegar a ser «testigos de tiempos duros para Polonia», añadió Kaminski.

    El Ministerio ruso de Exteriores ha denunciado que en los últimos meses Polonia «ha profanado o ilegalmente desmantelado treinta monumentos que simbolizan, no sólo la misión liberadora del Ejército Rojo, sino también la hermandad polaco-soviética». Desde el Gobierno de Varsovia se ha recordado que las autoridades locales tienen derecho a retirar cualquier tipo de monumento que se ubique en su jurisdicción.

    El Ministerio de Exteriores ha indicado en su comunicado que el acuerdo polaco-ruso de 1994 sobre la conservación de monumentos se refiere solo a los cementerios de guerra donde están enterrados soldados soviéticos. «En Polonia hay 1.875 cementerios donde están enterrados soldados rusos y soviéticos y todos estos espacios están bajo la protección y el cuidado de las autoridades estatales, que destinan recursos para su mantenimiento y restauración», puntualizó.

    Los monumentos conmemorativos soviéticos en suelo polaco siguen generando polémica ya que, si bien la liberación de la Polonia ocupada por los nazis por el Ejército Rojo aceleró el final de la Segunda Guerra Mundial, posteriormente derivó en la imposición de un régimen comunista apoyado por Moscú que duró hasta 1989. Durante la pasada campaña electoral, el partido gubernamental Ley y Justicia, una fuerza de corte nacionalista, propuso en varias ocasiones la retirada de los símbolos soviéticos.

    Comments

    comments

    No hay comentarios