Pan sin huevos

Pan sin huevos

369
0
Compartir

Por José Ángel Gutierrez

Es más caro… dicen que es más fino…pero se infla menos.

Con su buena dosis de huevos, el pan se infla más, se ve más grande, resulta más atractivo desde el primer vistazo.

Por eso los panaderos recurren al huevo, pues con ello reducen costos. Ya que de lo contrario, tendrían que utilizar más mantequilla, cuyo precio es tres veces mayor.

De ahí la razón del uso de huevos al producir pan.

Sé que mi explicación de repostero a pocos les llamará la atención. Sé también que muchos esperaban que en ese título hiciera referencia al Partido Acción Nacional (PAN), que en los últimos tiempos se ha visto como un instituto político débil, timorato, endeble y todavía afectado por el efecto de las derrotas consecutivas y las traiciones.

Sé que hubiesen esperado que me refiriera a un partido que en el caso de Jalisco, apenas gobierna 27 municipios y dos más en coalición con el igualmente débil Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Un PAN que pese en su mediocridad, sigue lanzando campanas a vuelo porque gobierna más municipios que en el anterior trienio, cuando solo encabezaba 22 gobiernos municipales.

Un PAN que pese al esfuerzo para alcanzar una dirigencia CASI de unidad, sigue viéndose acosado por el grupo político que encabeza el Senador José María Martínez, quien sigue queriendo venderle caro su amor al partido que hoy dirige Miguel Ángel Martínez Espinoza.

Un PAN cuyos regidores en los municipios metropolitanos parecen hechos a la medida de quienes hoy gobiernan y que en muy pocas ocasiones sacan la cabeza para lanzar pronunciamientos débiles. Pero que más bien parecen resignados a ser -más que oposición- comparsas de los Alcaldes del Partido Movimiento Ciudadano.

El único que alcanza a escaparse de esa condición, es Alfonso Petersen Farah, quien pese a estar en el ojo del huracán, en el municipio que gobierna el líder político de Movimiento Ciudadano, de vez en cuando sale y cuestiona algunos actos y decisiones.

Pero los demás….pasan el tiempo sin pena ni gloria. Más aún, en Zapopan, Guillermo Martínez Mora parece fungir como gerente en una empresa que dirige su otrora pupilo, Pablo Lemus.

Sé que todos pensaron que me referiría a ese PAN, el que parece no logra formar nuevos cuadros, mientras sus liderazgos tradicionales están ya muy vistos.

Ese PAN que desde su dirigencia asegura, están dadas las cosas para que en 2018 logren competir dignamente en 80 de los 125 municipios jaliscienses.

Ese PAN que para la Zona Metropolitana de Guadalajara, se conformará con “dar una mejor batalla”.

Pero de ese PAN, mejor hablamos en otra ocasión.

Comments

comments

No hay comentarios