Los dinosaurios no se habrían visto tan feroces como nos los imaginamos

Los dinosaurios no se habrían visto tan feroces como nos los imaginamos

196
0
Compartir

La imagen del tiranosaurio rex de Jurassic Park mostrando sus grandes colmillos estará recibiendo un cambio de look.

Nuevas investigaciones sugieren que los terópodos –carnívoros terrestres– tenían labios y encías que cubrían la mayor parte de sus dientes, lo que desafía la común concepción que se tiene de cómo lucían.

El paleontólogo de vertebrados de la Universidad de Toronto Robert Reisz presentó sus hallazgos el pasado viernes 20 de mayo en la Sociedad Canadiense de Paleontología.

“En la cultura popular nos imaginamos a los dinosaurios con una aspecto feroz, pero ese no es el caso”, dijo Reisz en un comunicado de prensa.

Para probar su hipótesis de que los dinosaurios tenían labios que cubrían sus dientes cuando su boca estaba cerrada, Reisz y su colega Dereck Larson examinaron la anatomía dental de los reptiles modernos como cocodrilos y lagartijas.

Los cocodrilos tienen los dientes expuestos, como un depredador al estilo de Jurassic Park, pero las lagartijas tienen los dientes ocultas tras labios con escamas, similares a la versión de la película de los velociraptores.

Los labios protegen el esmalte de los dientes y evita que se sequen, dijo Reisz.

“Proponemos que este requerimiento de hidratación no sería posible de mantener si los dientes están constantemente expuestos”, dijo

Para evaluar su teoría examinaron los colmillos de mamíferos que no tienen esmalte y los compararon con los grandes dientes de los dinosaurios, de quienes se sabe que tenían esmalte bien preservado. Concluyeron que los dientes de los terópodos “no estaban permanentemente expuestos, pero estaba cubiertos por labios reptiles” similares a los que tienen las lagartijas con escamas.

¿Entonces por qué los cocodrilos, los parientes vivos más cercanos a los dinosaurios, tienen los dientes expuestos? Uno pensaría que los cocodrilos serían las opción lógica para comparar “pero ellos son acuáticos, y los dinosaurios eran terrestres”, dijo Reisz.

En otras palabras, los cocodrilos pasan la mayor parte de su tiempo sumergidos en el agua y no necesitan labios para proteger sus dientes.

De otro lado, los reptiles con labios, como la lagartijas, viven por lo general en la tierra donde sus dientes requieren protección. De esto, Reisz concluye que los dientes de los dinosaurios pudieron haber estado cubiertos.

Comments

comments

No hay comentarios