La leche ¿es buena o mala? Aquí lo que dicen expertos

La leche ¿es buena o mala? Aquí lo que dicen expertos

121
0
Compartir

Ocho de cada 10 mexicanos toma leche, según una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica. Sin embargo, en ciertos círculos se ha popularizado la idea de que es un alimento dañino.

Seguro has leído en Facebook o escuchado en pláticas que a la leche se le asocie con enfermedades como el cáncer o la diabetes. Por ello es que CHILANGO, se puso a investigar un poco sobre el tema.

Un estudio publicado en 2014 en una prestigiada revista científica, British Medical Journal, sugería que tomar mucha leche provocaba que los huesos de los adultos se volvieran más frágiles.

Ese riesgo se encontró en las personas que consumían más de tres vasos de leche diarios quienes, debido al alto nivel de azúcar de este alimento, presentaban inflamación en los huesos, lo que hacía que éstos se debilitaran y se pudieran fracturar fácilmente.

A pesar de que el estudio decía que se tomaran con reserva los resultados y que aplicaba a las características de la leche de Suecia, internet se encargó de popularizar los aspectos más escandalosos.

La mala fama, según la misma encuesta, no se ha popularizado. Más de 70% de los mexicanos piensan que decir que “la leche engorda” es un mito. Así mismo, 85.9% dice que la leche ayuda a mantener los huesos sanos y 59.2 por ciento piensa que es mentira que la leche provoque alergia.

¿La leche es buena para los adultos?
Mucho se dice también que la leche es buena para los niños, pero no para los adultos. Sin mencionar la recomendación a todos los que ahora son intolerantes a la lactosa de no tomar leche.

Acudimos con María del Pilar Milke García, investigadora de la Dirección de Nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” para preguntarle al respecto.

¿En qué etapa de la vida del ser humano resulta adecuado el consumo de lácteos?

En todas las etapas es adecuado, especialmente durante el crecimiento (0 a 10 años, aproximadamente) y desarrollo (10 a 16 años, aproximadamente); también en el embarazo y lactancia, que son etapas de formación de tejido y crecimiento acelerado del bebé.

¿Las personas intolerantes a la lactosa deben dejar de consumir lácteos?

De ninguna manera. Se privan de una buena fuente de muchos nutrimentos que, además, son muy versátiles (leche, queso, yogurt, crema). Pueden consumirlos deslactosados, o bien, consumir lactasa, enzima que digiere la lactosa —la corta en glucosa y galactosa, sus componentes, para que no produzca diarrea, gases, cólicos intestinales—.

Sustitutos de leche
Entre las personas que no toman lácteos —porque aseguran son dañinos— se ha popularizado la idea de sustituir ese alimento por productos como leche de almendras o de soya, por lo que también aprovechamos para preguntar a la doctora Milke García su opinión al respecto.

¿Es lo mismo consumir leche que otro tipo de bebidas vegetales, como las de soya, almendra, coco, etc.?

De ninguna manera. La leche es muy superior en calidad y cantidad de proteínas y calcio que las demás bebidas vegetales.

Una frase que suelen repetir algunos investigadores y médicos, además de locutores de radio o conductores de televisión, es que “el hombre es el único ser que toma leche de otro animal”.

Hablamos sobre el tema con el experto de la Universidad Nacional Autónoma de México, Miguel Ángel Galina Hidalgo, académico de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán.

“El único alimento que el humano consume desde el día que nace es la leche, por eso es tan importante”, señala el investigador que, entre otras cosas, trabaja en la elaboración de alimentos funcionales, benéficos para la salud humana, a partir de la leche de vaca.

“Cualquier especie puede alimentarse con leche de otro animal. Es una característica de los mamíferos”, asegura.

¿Si no quiero tomar leche?
Habrá quien de verdad no quiera tomar leche, pero lo importante es que sustituya ese alimento con otros, por lo que fuimos con Araceli Martínez Coronado, responsable del área de Nutrición de la Coordinación de Impulso Estudiantil de la Universidad La Salle.

De acuerdo con esta nutrióloga, certificada por el Colegio Mexicano de Nutrición, algunos de los alimentos que pueden sustituir los nutrimentos que proporciona la leche son: todos los de origen animal, como huevo, pollo, pescado y pavo; las leguminosas, como soya, haba o garbanzo, que son alimentos de origen vegetal que dan una buena dosis proteica; algunos cereales combinados con leguminosas, como arroz con frijoles

Con estos testimonios de casi todas las partes ya tienes más información para decidir si sigues tomando leche o la sustituyes por otros alimentos —o quizá te da más curiosidad por seguir investigando—.

Comments

comments

No hay comentarios