Incremento tasas de interés podría frenar la economía

Incremento tasas de interés podría frenar la economía

115
0
Compartir

El incremento de las tasas de interés en Estados Unidos podría, de manera eventual, frenar el desarrollo de la economía mexicana en 2016, ya que, por un lado, los capitales mexicanos o extranjeros podrían optar por irse al vecino país del norte y por el otro, la reducción en los créditos disminuiría la inversión, lo que significa disminuir la creación de nuevos empleos y capital en la economía mexicana, afirmó el doctor Antonio Ruiz Porras, coordinador del doctorado en Estudios Económicos, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).

El especialista en economía explicó que algunos de los efectos inmediatos que podría enfrentar el país son, por un lado, una inflación más alta para 2016 en comparación con este año. Otro efecto sería una mayor sincronización con la economía estadounidense, lo que en términos prácticos significa que estaría asociado a que el peso siga perdiendo valor. “La idea que se tenía de que el peso iba a recuperar los niveles de 15 o 16 por dólar ya se canceló. El precio del dólar podría ubicarse en alrededor de 20 pesos”.

Una buena noticia es que por la devaluación del peso, se espera que las importaciones disminuyan y crezcan las exportaciones, además de una reducción del déficit comercial que México tiene con EE.UU. “Nuestra posición como país en relación con el comercio exterior mejoraría relativamente con respecto a Estados Unidos, lo que se reflejaría en la creación de algunos empleos en el área manufacturera”.

Si México se sincroniza con la economía estadounidense y se espera que ésta crezca 2 por ciento en 2016, la mexicana podría crecer alrededor del mismo porcentaje. En otras palabras, podría mantenerse la tasa de crecimiento de este año. Como consecuencia del incremento de las tasas de interés en México, asociado al que se tuvo Estados Unidos, se espera una alza en las tasas de interés a corto plazo como tarjetas de crédito y departamentales, o el contratado con prestamistas. La gente que tiene deudas a corto plazo resentirá, en primera instancia, el movimiento en las tasas de interés, subrayó Ruiz Porras.

Probablemente, las personas que buscan conseguir un crédito hipotecario enfrentarán un endurecimiento en las condiciones, lo que significa que será más difícil que les sean otorgados. Las mismas condiciones podrían aplicar para quienes buscan créditos para abrir empresas.

Desde hace nueve años no habían incrementado las tasas de interés en Estados Unidos, la última vez fue en 2006. En el caso particular de México, el último incremento se dio en agosto de 2008 por motivo de la crisis económica. Desde hace una década aproximadamente, las tasas de interés tuvieron una baja histórica en el ámbito internacional, y ese periodo concluyó esta semana.

Comments

comments

No hay comentarios