En el Día Mundial del Retrete, 1.000 millones de personas no tienen...

En el Día Mundial del Retrete, 1.000 millones de personas no tienen dónde ir

57
0
Compartir

Cerca de 2.400 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a saneamiento y más de un millón se ven obligadas a defecar al aire libre, arriesgándose a sufrir enfermedades y a otros peligros, según Naciones Unidas.

En el lanzamiento de la campaña por el Día Mundial del Retrete el 19 de noviembre, la ONU dijo que el precario saneamiento aumenta el riesgo de enfermedades y desnutrición, especialmente para los niños, y pidió especialmente que a mujeres y niñas se les ofrezcan instalaciones seguras y limpias.

“Una de cada tres mujeres en todo el mundo carece de acceso a baños seguros”, dijo en un comunicado Ban Ki-moon, secretario
general de Naciones Unidas. “Como resultado, enfrentan enfermedades, vergüenza y potencial violencia cuando buscan un
lugar para defecar”, agregó.

En su página de internet, la ONU invitó a promover la idea que aún queda mucho por hacer, con sugerencias como “la organización de exposiciones, escribir una canción sobre el retrete, ofrecer una cena o dibujar una caricatura, cualquier cosa que demuestre que #nopodemosesperar más y que todo el mundo debe tener acceso a un retrete”.

Aun cuando los retretes existen en todo el mundo, algunos ni siquiera merecen el nombre, como ilustra un ensayo fotográfico
de Reuters con baños de todo el mundo.

En un campamento de refugiados sirios en el Valle de la Becá, en El Líbano, por ejemplo, hay letrinas rodeadas de láminas corrugadas cubiertas de graffitis justo al lado de unas precarias tiendas. En el distrito de Marcory, en Abiyán, Costa de Marfil, un baño “privado” está simplemente construido de trozos sueltos de madera y metal.

La ONU afirma que si bien en el planeta existe suficiente agua dulce para todos, “cada año millones de personas, la
mayoría de ellos niños, mueren por enfermedades asociadas con un inadecuado suministro de agua, saneamiento e higiene”.

“Tenemos el imperativo moral de poner fin a la defecación al aire libre para asegurar que las mujeres y las niñas no corran
el riesgo de ser atacadas y violadas simplemente por falta de una instalación sanitaria”, declaró Ban.

Comments

comments

No hay comentarios