Inicio SOCIEDAD Y GOBIERNO Diputados Ciudadanos denuncian discurso de odio ante la ONU

Diputados Ciudadanos denuncian discurso de odio ante la ONU

98
0
Compartir

La Cámara de Diputados aprobó un punto de acuerdo de la Bancada de los Ciudadanos para solicitar a la Secretaría de Relaciones Exteriores denunciar ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU el discurso de odio del candidato republicano Donald Trump, porque atenta contra la dignidad, la reputación y los derechos de los mexicanos.

“Esto, vale aclarar, no es una cacería de brujas. No busca recurrir a la censura. Por el contrario, esta medida busca fundamentalmente poner en el lugar que se merece el respeto a los derechos humanos”, dijo Clemente Castañeda, líder de los Diputados Ciudadanos, al presentar el punto de acuerdo en la tribuna. Dijo que la propuesta, aprobada por todos los grupos parlamentarios, tiene la intención de sentar un precedente positivo en la arena del derecho internacional para reconocer y visibilizar un problema de discriminación que se refleja en expresiones de desprecio y exclusión, y que derivan en violaciones a los derechos humanos.

“Hoy esta Cámara de Diputados tiene la oportunidad de ser partícipe de la defensa de los derechos y la dignidad de los mexicanos, pero sobre todo de llevar al debate público un tema fundamental en la protección de la dignidad y el valor de las personas frente a las expresiones de discriminación e intolerancia”, expuso Castañeda. “Yo espero, que todas las fuerzas políticas y el gobierno federal estemos a la altura para entrar de lleno a la discusión de la discriminación y sus consecuencias negativas”.

Dijo que la libertad de expresión es un pilar central de la vida democrática, y en ese sentido entendemos y respetamos que, en Estados Unidos, la protección a la libertad de expresión es un valor absoluto que está resguardado por múltiples disposiciones legales, culturales e institucionales. Sin embargo, esto no justifica el discurso ofensivo que ha mantenido el precandidato republicano. Subrayó que es tiempo de encontrar soluciones para procesar el conflicto entre una supuesta libertad de proferir expresiones de odio y discriminación, frente al derecho a la reputación y la dignidad de las personas.

“Por eso, creemos que a través de los instrumentos internacionales se puede encontrar una solución basada en figuras como el derecho de réplica y de rectificación, que no caigan en el simplismo o en la censura, pero tampoco en la insensibilidad de permitir las apologías de odio”.
Castañeda citó tres argumentos esenciales sobre la petición a la Cancillería para denunciar ante la ONU el discurso de Trump:

Ética: un discurso basado en el racismo, la exclusión y la violencia, no puede equipararse a cualquier opinión o expresión legítima, porque no es una opinión simple o inofensiva, sino que tiene efectos concretos y directos que alientan la violencia y vulneran los derechos de los demás.

Derecho Internacional: La Convención Internacional de Derechos Humanos, la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial y el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos de la ONU, señalan en disposiciones específicas, la obligación de los estados miembros para limitar y contener todo tipo de discurso de odio, pudiendo ser sometidas a sanciones de orden civil o incluso a recursos como el derecho de rectificación o de réplica.

Comments

comments