Consejos de “súper lectores” para leer más rápido

Consejos de “súper lectores” para leer más rápido

124
0
Compartir

Agatha Christie leía 200 libros al año, mientras que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberh, acaba un libro cada dos semanas.

El presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, leía un libro al día, incluso dos o tres si tenía una noche tranquila. ¿Pero cómo pueden hacer esto los meros mortales?

Harriet Klausner, una bibliotecaria de escuela que murió el año pasado, era o bien una de las lectoras más rápidas de la historia, o alguien que “economizaba” con la verdad.

Klausner logró finalizar unas sorprendentes 31.014 críticas de libros en Amazon, leyendo a veces seis libros al día. Pero no todo el mundo aceptaba esta cifra y un grupo de críticos intentaron desacreditarla.

Ella se defendió señalando que algunas de las novelas románticas que leía eran tan cortas y sencillas que se las podía cepillar en una hora.
Y Klausner ofreció una explicación sencilla para su entusiasmo: “Si un libro no me interesa cuando llego a la página 50, dejo de leerlo”, le dijo al Wall Street Journal.

Los logros de Klausner pueden ser más propios del reino de la fantasía, pero muchos de nosotros desearíamos poder leer más. Acabar más libros, acumular más conocimiento, apreciar más la literatura.

Distraidos por las series de televisión, los partidos de fútbol y las tendencias en Twitter, parece que cada vez se nos hace más difícil encajar la lectura en nuestras vidas.

Un libro cada 2,4 días
John Sutherland, autor, crítico de libros, columnista y profesor emérito de Literatura Inglesa Moderna en la universidad UCL, en Londres, dice que en 2015, leyó aproximadamente 150 libros.

“Es bastante”, indica. Utilizar una tableta le permite pasar las páginas a la velocidad del rayo.

“De esa forma no dependes de un dedo entumecido, y también evitas contagiarle la tuberculosis al próximo lector”, bromea.

La vida de un lector profesional depende de su capacidad de atravesar las palabras a toda prisa.

El año pasado, Sutherland acabó un libro aproximadamente cada 2,4 días. “Paso cuatro páginas de golpe si tengo que hacerlo”, dice Sutherland.

2.000 en una vida
Cuando estaba en la escuela, Tony Buzan hizo un examen de velocidad de lectura. Le complació ser capaz de leer 213 palabras por minuto. “Pensé que debía ser un lector bastante rápido. Pero luego le pregunté a una chica de la clase y ella había obtenido un 300. Me quedé destrozado”.

Buzan decidió mejorar sus habilidades. Practicó la lectura rápida en casa e investigó la física del ojo. También aprendió sobre la focalización ocular, y el agrupamiento de palabras para poder ser leídas como un solo fragmento.

Buzan descubrió que podía leer más rápido tras hacer ejercicio físico. Pronto había logrado doblar su velocidad de lectura.

Convertido en consultor de lectura rápida y memoria, Buzan cree que el número de libros que leemos es importante. “En lugar de leer, no sé, 1.000 libros en mi vida”, dice, “ahora quizás lea unos 2.000. Esto podría cambiar mi existencia”.

Los consejos de Tony Buzan para leer rápido:

Aprende a usar tus ojos para leer más rápido

Ponte en forma, para darle más oxígeno a tu cerebro

Aprende a memorizar capítulos e inclusos libros enteros

Lee sobre el cerebro y su funcionamiento

Crea un grupo de lectura rápida y estudio con amigos

Si tomas la velocidad media que se cita habitualmente de 300 palabras al minuto, a un lector le puede llevar sobre un minuto superar una página. Para leer una novela de 300 páginas al día, el lector medio debería reservar 35 horas a la semana.

Comments

comments

No hay comentarios