¿Cómo afecta el horario de verano a la salud?

¿Cómo afecta el horario de verano a la salud?

241
0
Compartir

El horario de verano es una convención por la cual se adelantan los relojes una hora para aprovechar la mayor cantidad de luz natural posible durante la primavera y el verano. Este cambio de horario puede resultar beneficioso en términos de ahorro de energía y un mayor aprovechamiento de la luz natural para un sinfín de prácticas. Sin embargo, el horario de verano puede ser perjudicial para la salud. ¿Sabías que puede aumentar el riesgo de ataques cardíacos? Bien, vamos a interiorizarnos en el tema.

El horario de verano y el ritmo circadiano

Tan simple como esto, el ritmo circadiano es el reloj interno del cuerpo humano, que oscila durante las 24 horas del día ajustándose al recorrido del sol.

Los cronotipos, que refieren a la calificación de las personas como alondras o búhos, según sus hábitos diurnos o nocturnos, respectivamente, tienden a ajustar su sueño y pico de productividad durante las estaciones de acuerdo a la influencia del sol, de forma natural.

Ahora, cuando al organismo, ajustado biológicamente al medio y las condiciones naturales, se ve forzado a adaptarse a cambios impuestos socialmente, comienzan los desajustes.

Algunos efectos del cambio de horario

Uno de los efectos más obvios es la falta de sueño y descanso, ya que las personas se duermen tarde, pero deben levantarse antes de lo que su cuerpo está acostumbrado. Esto, trae consecuencias importantes, como una notoria baja de productividad de la persona y cierta propensión a los accidentes, al menos durante los primeros días.

De igual manera, el horario de verano afecta cognitivamente a los estudiantes quienes suelen tener resultados promedio más bajos en los exámenes, de acuerdo a estudios científicos.

Asimismo, se ha mencionado el incremento de los suicidios a partir del horario de verano. La menor producción de melatonina es propia de esta etapa del año y el cambio de horario puede producir desajustes, sobre todo en personas con tendencias bipolares o depresión. Esta es una de las claves en el ciclo del suicidio que más se está estudiando.

Ahora, detengámonos en otro de los efectos negativos del horario de verano: los infartos.
¿El horario de verano aumenta los ataques cardíacos?

Hasta hace algunos años, se sostenía, sin muchos estudios sólidos y profundos, la influencia del horario de verano en el aumento de ataques al corazón.

Ahora, según los estudios científicos a cargo de Amneet Sandhu, de la Universidad de Colorado en Denver, esta tendencia parece confirmarse. Durante un período de 3 años, se llevó un registro de las entradas a la sala de emergencias de diferentes hospitales de Michigan por infartos. Las conclusiones fueron que el lunes inmediato al cambio de horario de verano, el porcentaje de casos de problemas coronarios aumentó un 24 por ciento. En contraparte, los ingresos por problemas cardíacos bajaron un 21 por ciento el martes posterior al cambio de horario de invierno.

Así, esta investigación presenta importantes aspectos a estudiar respecto a la incidencia que tiene el cambio del ciclo de sueño en pacientes con problemas cardíacos, con consecuencias negativas.

Interesante, ¿verdad? ¿Te ha costado adaptarte al horario de verano? Déjanos tus experiencias y opiniones en la sección de comentarios más abajo para compartir entre todos.

Comments

comments

No hay comentarios