Chavos y no tanto en el Vive

Chavos y no tanto en el Vive

159
0
Compartir

Hasta el infinito y más allá, Enrique Bunbury. El español volvió a la Ciudad de México, al Vive Latino, un festival donde siempre queda claro que es más un maldito mexicano que un extranjero.

La organización reportó 80 mil asistentes a la primera jornada y una mayoría estuvo junto al ibérico. Una cachetada bien dada a quienes lo odian.

Los llamados chavorrucos agradecieron el gesto de abrir con Iberia sumergida, una vuelta a esos sujetos llamados Los Héroes del Silencio. No fue la única porque Maldito duende, Mar adentro y Avalancha también sonaron.

No hubo slam, ni saltos, no fue un momento de relajo, sino de apelar a la nostalgia y recriminar a las brujas rompecorazones. Puta desagradecida hizo los honores, una desgarradora rola que hizo para el disco El tiempo de la cerezas, que grabó junto al maestro Nacho Vegas.

A un costado del escenario había una rampa donde los rieles se detuvieron para escuchar al español. Hasta los skates aceptan que al menos dos tres rolas de Bunbury son obligatorias.

El extranjero, El club de los imposibles e Infinito fueron prueba. Los borrachos aprovecharon el momento sentimental, lo usaron como pretexto para llamar a alguien y dedicarle alguna rola.

El español presumió sus tatuajes. El logo de Los Héroes del Silencio destacó y fue enfocado muchas veces. En el público salió un fanático que se sacó la playera y presumió el mismo rayón.

La gente se quedó con ganas de más, pero no hubo más que despedirse con La chispa adecuada a las 22:15 horas, para dar paso, en el escenario Indio, a Los Auténticos Decadentes.

PURO MOSH

Para Alejandro Rosso y Jonás González recordar no es necesariamente volver a vivir, ellos experimentan lo que hacen hoy como si fuera la primera vez que lo viven, pero con la experiencia que les han dado 20 años en el mundo de la música; y así fue como llevaron su presentación en la primera jornada del Vive Latino 2016.

Minutos antes de la hora indicada en el programa, Plastilina Mosh se apoderó del escenario Tecate donde a lo largo de 60 minutos hicieron un recorrido por su historia musical, deleitando a las miles de personas que se reunieron a verlos frente al entarimado de la cancha del Estadio Jesús Palillo Martínez.

“Qué chingón verlos aquí hoy. Esta rola es una de las primeras que hicimos en el ‘96… verga 20 años, pero la grabamos hasta 2003 en un disco que se llama Hola Chicuelos y era nuestra estúpida percepción de lo que era el rockabilly”, lanzó Jonás, haciendo reír y gritar a sus fans antes de revivir Los oxidados.

“20 años es un chingo y eso de que recordar es volver a vivir es una mamada, ¿para qué recordar si te la estás pasando con madre hoy? Entonces esta canción es como si la tocáramos por primera vez, es nueva y les voy a decir el coro para que la canten”, sentenció el regiomontano antes de que los acordes de Mr. P Mosh hicieran al público saltar, cantar y recordar otras épocas.Así, una a una, canciones como Monster Truck, Pinche Stereo Band, Afroman, Aló, Millionare, y los clásicos Nalguita, Peligroso Pop y Castígame hicieron desgarrar las gargantas de la gente que sin dudarlo saltaban y cantaban al ritmo del funk y el rock traído desde Monterrey, Nuevo León, al Vive Latino.

LOS AUTÉNTICOS DECADENTES

Los Auténticos Decadentes despidieron la primera jornada del Festival Vive Latino y su carnaval, rodeado de camisetas universitarias de los Pumas de la UNAM y Boca Juniors, inició a las 23:00 horas con Skabio, en lo que fue el arranque de un carnaval de amor y pasión.

También hubo espacio para Distrito Federal, una rola que le hicieron a la Ciudad de México

LEON LARREGUI
Después de la mojada el cielo se despejó. Si la naturaleza fuera poderosa en el país, dejaría ver la Vía Láctea para darle la bienvenida a Leon Larregui en el escenario Tecate.

Brillas, de su primer álbum Solstis, fue lo más potente de un set que se disfrutó más entonado con los tragos y panquecitos mágicos.

Sí se llevó aplausos, pero lo mejor de ese escenario lo iba a tener Natalia Lafourcade, quien no tuvo la galaxia de su lado, pero la oscuridad de la noche sedujo la presentación de Hasta La Raíz.

En el escenario Claro Música había fiesta de verdad. Los Abominables le pusieron el toque setentero-ochentero en un momento donde había que sacudirse el frío.
NATALIA LAFOURCADE
Con el sol casi ocultándose, el escenario Tecate se iluminó en tonalidades azules y dio la bienvenida a la cantante mexicana que arrancó su presentación con Vámonos negrito, arrancando los gritos de sus seguidores que poco a poco fueron llegando al lugar.

Con un coro de miles de gargantas, Natalia hizo gala de su peculiar voz interpretando el tema que da nombre a su más reciente disco, Hasta la raíz, a la cual siguió Lo que construimos, con la cual algunas chicas en el público derramaron algunas lágrimas y que continuó con cortes como Nunca es suficiente, Amor de mis amores, Amarte duele y En el 2000.

SEKTA CORE
Hubo alerta de lluvia para la apertura del Vive Latino, pero la única tormenta que se desató fue la apertura enmascarada de Lost Acapulco en el Escenario Indio. Después Sekta Core!, el hardcore, skamex y la música del diablo dijeron presente en la misma tarima.

Destacó la brutalidad de El fantasma de la rana y el breve tributo a Dragon Ball Z, que por más rudeza que querían aparentar los fans terminaron reventándose el acné con el momento geek.

Una chelita de 90 pesos para recargar pila, quizá un souvenir en el tianguis del Chopo o un chesquito mientras Todos Tus Muertos estaban por salir. Fidel Nadal y compañía trajeron la nota con su Gente Que No.

TWO DOOR CINEMA CLUB
En punto de las 7:20 de la tarde, y tras la aparición de León Larregui en las pantallas laterales del escenario Indio, los originarios de Irlanda del Norte se apoderaron del entarimado para poner a bailar a su público, que no dudó en recibirlos con una ovación.

Alex Trimble, Kevin Baird y Sam Halliday, llegaron a la edición 17 del festival mexicano haciendo lo que mejor saben hacer: comenzar una fiesta. Así, con Sleep Alone su público comenzó a saltar y bailar sin detenerse durante los 50 minutos de su presentación.

“Hola Ciudad de México, ¿cómo están? Nosotros somos Two Door Cinema Club, es bueno verlos”, lanzó Alex, quien respaldado por Sam en la guitarra y Kevin en el bajo, dieron vida a temas como Do You Want It All?, Changing of the Season y Undercover Martyn, entre otras.

TEX TEX
Tras la repentina muerte de Lalo Tex, su vocalista, Tex Tex tuvo su regreso a los escenarios y fue en el primer día de actividades de la décimo séptima edición del Festival Vive Latino.

La banda se presentó en el escenario Claro Música donde acompañados por figuras como Eugenia León, Cecilia Toussaint, Piro, Alfonso André y Rubén Albarrán, entre otros, revivieron los éxitos que han creado a lo largo de 30 años de carrera.

TODOS TUS MUERTOS
Después de cinco años de ausencia la banda originaria de Buenos Aires, Argentina, retomó los escenarios con Pablo Molina y Fidel Nadal en las voces, y Feliz Guerrero, Christian Fabrizio y Germán Álvarez en los instrumentos. Juntos hicieron saltar al público del Vive Latino que no dudó en moverse con la descarga de punk, rock y reggae que los argentinos regalaron durante 50 minutos.

No importó que la banda apareciera en el escenario Indio con diez minutos de retraso, las primeras notas de Mate hicieron que el público comenzara a calentar motores para bailar y saltar con la banda.

Nadal –con turbante rojo- y Molina –con gorro verde y rastas largas- saltaron y contagiaron con Tu alma mía, No te la vas a acabar e Hijo nuestro, entre otras, con las cuales las chicas sobre los hombros de sus acompañantes se movieron sin parar.

MALA PATA
Durante la actuación de Gepe, en el escenario Claro Música, una planta de luz tronó lo que ocasionó que el cantante se molestara un poco porque se quedó sin sonido ni luces. La gente empezó su huida; minutos después todo volvió a la normalidad y Gepe agradeció a quien se quedó.

Comments

comments

No hay comentarios