Añadir picante a tus platos te quita el hambre

Añadir picante a tus platos te quita el hambre

79
0
Compartir

La comida picante tiene pocos adeptos en la cultura mediterránea porque desde siempre le hemos echado la culpa de todos nuestros males digestivos. Pesadez, ardor, úlceras y diarrea suelen asociarse a este tipo de alimentos, pero nada más lejos de la realidad.

Aderezar tus recetas con ingredientes spicy podría tener muchas más ventajas de las que crees, según el British Medical Journal.

Un estudio publicado recientemente en esta revista científica asegura que para bajar de peso de forma saludable deberíamos incluir en nuestros menús un poco de picante ya que estas sustancias aumentan la sensación de saciedad y contribuyen a controlar el hambre.

Según esta investigación, añadir ajo, cebolla, pimienta, jengibre, nuez moscada o cualquier especia picante tendría un efecto ‘sanador’ en nuestro organismo debido a su alto poder analgésico y antiinflamatorio.

El consumo de este tipo de alimentos como el pimiento y el pepino ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, regula el colesterol y, en contra de lo que pensamos, nos protege frente a los cólicos, gases y otros problemas de estómago.

Además, mejoran las afecciones respiratorias alejando catarros y virus, e incluso pueden disminuir el umbral de dolor. Qué sorpresa, ¿verdad?

Otro estudio británico afirma que comer picante a diario podría ayudar a prevenir el cáncer debido a una sustancia antioxidante que se llama ‘capsaicina’ y que es responsable de que sintamos ‘fuego’ al masticar y tragar estos alimentos.

Pero hay otros componente como la piperina, el isotiacianato de alilo, la alicina y el gingerol que añaden sabor y potencia a la comida al tiempo que nos proporcionan una inyección de energía y vitalidad.

El chile y el tabasco no son muy comunes en la cocina española pero puedes añadirlos sin miedo a tus platos porque protegen la mucosa gástrica y contienen muchos nutrientes y vitaminas A y C.

La comida picante estimula el metabolismo, aumentando el calor corporal y acelerando la velocidad con la que el organismo quema calorías. Vamos, que su consumo habitual puede ayudarte a eliminar esos kilos de más al tiempo que sacia tus ansias de comer.

Pero no acaban aquí las extraordinarias cualidades de estos alimentos. Si quieres decir adiós al mal humor y mantener bien lejos al monstruo de la depresión, te aconsejo que cierres los ojos, abras la boca y te comas algún peperoncino (también llamado guindilla), de vez en cuando.

Para los italianos es un elemento indispensable en la cocina y según la Academia Italiana del Peperoncino es un aliado de la salud al protegernos frente a una lista interminable de patalogías como la arteriosclerosis, artritis, reuma, el infarto o la protatitis. Además, reduce el apetito y potencia el bronceado, ¿qué más quieres?

Comments

comments

No hay comentarios