Adecuada higiene bucal disminuye crisis por asma

Adecuada higiene bucal disminuye crisis por asma

107
0
Compartir

Una buena limpieza bucal, sumada a un tratamiento médico, reduce hasta en un 95 por ciento el riesgo a desarrollar crisis asmáticas, que durante la temporada de transición de invierno a primavera suelen incrementarse.

La proliferación de bacterias que desencadena una pobre o nula higiene de la cavidad oral, es especialmente riesgosa en personas que padecen asma ya que se trata de una enfermedad multifactorial, en la que el sistema inmunológico -las defensas del organismo- está alterado.

El experto adscrito a la Unidad de Medicina Familiar No. 27 de Villa Corona, José Fernando García González, explicó que los microorganismos propios del cuerpo, específicamente de la boca, y los externos ambientales, podrían conjugarse en contra de la salud del paciente asmático, por lo que es mejor asistir frecuentemente a consulta médica.

Aseveró que en el caso de la Estomatología, a cada paciente se le diagnostica a partir del estado de sus piezas dentales ya sea que estén cariadas u obturadas e inclusive las que estén perdidas de acuerdo a lo cual se comienza un procedimiento tendiente a que la “química” bucal se mantenga en estándares normales.

Además, “si sabemos que el asma es desencadenada por diversas causas y queremos proteger nuestra salud para evitar una crisis, es fundamental que no descuidemos ningún aspecto, entre los cuales están la visita a médicos dedicados a la Otorrinolaringología, la Neumología y la Estomatología. De otro modo no tendría suficiente utilidad el autocuidado”, advirtió.

En este sentido, lamentó que haya deserción en el área de Alergología, porque a los pacientes suele resultarles largo y cansado el procedimiento que se sigue, pero García González afirmó que la efectividad es muy alta y “vale la pena continuar hasta que esté completo dicho esquema”.

Indicó que el seguimiento al tratamiento que prescriba el inmunoalergólogo, junto a una visita periódica al estomatólogo, por lo menos dos veces al año, el lavado de dientes después de tomar alimentos, así como el uso de hilo dental y enjuagues bucales, aminorarán sustancialmente las molestas e incluso riesgosas crisis asmáticas.

Comments

comments

No hay comentarios