Inicio COLUMNAS Un libro podría hundir a Trump

Un libro podría hundir a Trump

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Lo que han dado en llamar “la pesadilla para los republicanos”, se presentó en el marco del juicio político que se sigue al presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, al revelarse una noticia que colocó en serias dificultades a la defensa del poderoso mandatario, en tanto pareciere ser para los demócratas un sueño convertido en realidad, el hecho de que se filtrara un extracto de un libro del exasesor de seguridad nacional John Bolton, -mismo que se publicará en marzo próximo-, a través del cual ofrece detalles que contradicen los argumentos en defensa del mandatario.

En el libro “The Room Where It Happened; A White House Memoir» (“En el salón donde ocurrió todo: Memorias de la Casa Blanca”), Bolton revela que Trump le dijo que quería retener la ayuda militar a Ucrania para presionarla a que investigue a sus rivales políticos, entre ellos al exvicepresidente Joe Biden quien se perfila como posible competidor de Trump para la presidencia este noviembre.

Esta filtración reportada por el New York Times, contradice la versión del presidente de que nunca se ordenó el congelamiento de unos 391 millones de dólares en asistencia militar a Ucrania para obligar a ese país a declarar una investigación contra los demócratas.

En el libro, Bolton afirma que el presidente le dijo en agosto del año pasado que deseaba que esa asistencia fuera condicionada a cambio de una declaración pública del nuevo gobierno ucranio de que impulsaría una investigación contra los demócratas, en particular su contrincante electoral Joe Biden.

De ahí que las reacciones no se hayan hecho esperar; de inmediato, los demócratas calificaron esto de revelación explosiva y el líder de la bancada minoritaria demócrata en el Senado, Chuck Schumer, exigió convocar a Bolton durante el juicio político en la cámara alta, así como indagar si existe un encubrimiento masivo de la Casa Blanca.

La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, advirtió que con esta revelación, los senadores republicanos ahora enfrentan una decisión entre nuestra Constitución o un encubrimiento.

Hasta ahora, la Casa Blanca y el liderazgo del Senado estaban logrando su objetivo de anular toda solicitud de testigos y documentos adicionales para llevar el juicio a su conclusión lo antes posible, incluso a finales de esta semana.

Con la revelación, algunos senadores republicanos ahora podrían contemplar convocar a más testigos, como Bolton. Los demócratas habían insistido en eso, pero no lograban el apoyo necesario de por lo menos cuatro senadores republicanos para obtener una mayoría simple de 51 votos requeridos. Con la revelación, de pronto eso se ha vuelto una posibilidad y hay reportes de que la Casa Blanca ya se está preparando para frenar tal solicitud si el Senado vota por llamar a Bolton y otros testigos.

Por su lado, Trump, muy posiblemente con otra de sus más de 16 mil 241 mentiras documentadas rápidamente rechazó las afirmaciones del libro referido en un tuit: “Yo NUNCA le dije a John Bolton que la asistencia a Ucrania estaba ligada a una investigación sobre los demócratas, incluidos los Biden… Si John Bolton dijo eso, es sólo para vender su libro”.

Todo esto, antes de que su equipo de defensa continuara por la tarde y noche con sus labores ante el Senado, donde curiosamente no abordaron el tema de Bolton, y procedieron con sus argumentos de que Trump no cometió ningún delito y por lo tanto, su impeachment no es constitucionalmente válido.

Kenneth Starr, una de las dos estrellas en su equipo de defensa, quien fue el fiscal especial en el impeachment de Bill Clinton hace 21 años y que ha sido comentarista contratado por Fox News, el canal favorito de la Casa Blanca, elaboró su versión de la historia legal del proceso de impeachment, logrando un acuerdo no común en este proceso entre demócratas y republicanos, en el sentido de que ofreció una de las intervenciones más aburridas de este juicio hasta la fecha, argumentado que no hubo delito, y por lo tanto, no hay caso, según la Constitución.

Calificó el proceso de impeachment de una guerra que divide al país, y que en este caso se está empleando como una arma política para revertir una elección.

La otra estrella, el ahora profesor emérito de leyes de Harvard Alan Dershowitz –integrante del equipo defensor de OJ Simpson, quien dice haber votado por Hillary Clinton, amigo y abogado defensor del acusado de trata sexual de mujeres, incluidos menores de edad, Jeffrey Epstein, quien recientemente se suicidó mientras esperaba juicio, y también acusado de una relación sexual con una de las amigas de Epstein (lo cual niega)–, ofreció su magno argumento anoche, de que los dos cargos contra Trump no son delitos sujetos al impeachment de acuerdo con la Constitución.

Concluyó –con referencias históricas aparentemente muy sesudas– que los redactores de la Constitución no aceptarían este criterio para definir los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso como delitos sujetos al impeachment, y por lo tanto, este proceso no tiene validez. Más aún, señaló que al presentar estos cargos, se pone al Congreso por encima de la ley, o sea, de lo mismo que se acusa al presidente.

Las revelaciones incluidas en el libro de Bolton fueron publicadas inicialmente por el New York Times y confirmadas a la AP por una fuente conocedora del manuscrito y que pidió permanecer anónima. El libro será publicado el 17 de marzo, en tanto, ya veremos qué tanto peso tendrá esta filtración y si como se espera, esta nueva información provoca realmente un giro trascendente en el juicio político al polémico mandatario.  

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1 

Comments

comments