Inicio JALISCO Transforma pandemia de Covid-19 hábitos de consumo en México, confirma estudio de...

Transforma pandemia de Covid-19 hábitos de consumo en México, confirma estudio de neuromarketing

0
Compartir

• Confirma investigación desarrollada por ACSI Research que el aislamiento social aceleró el paso hacia el uso de las nuevas tecnologías en la adquisición de bienes y servicios; así como en el manejo financiero personal mediante plataformas digitales.

• Tras la crisis sanitaria, los mexicanos muestran una tendencia a incrementar su gasto en segmentos como el cuidado de la salud, artículos de limpieza y acceso a Internet; a la vez que invierten menos en los llamados bienes duraderos.

• Un nuevo signo del consumidor actual es la inquietud por contar con reserva de recursos económicos o ahorros.

• Introducen al país modelo de neuromarketing y neuroinsights aplicado como herramienta para el desarrollo de la llamada inteligencia de negocios.

La crisis sanitaria que desató a escala global la presencia del Covid-19, fue el gran detonador para que las nuevas tecnologías digitales se instalaran en la vida de la mayoría de las personas y se integraran de lleno en los hábitos generales de consumo, los cuales, además, se han visto transformados por una nueva perspectiva de prioridades: hoy los consumidores están destinando más recursos al auto cuidado, al bienestar y al entretenimiento virtual. Otro cambio sustancial es la tendencia al ahorro.

Este salto histórico es una tendencia mundial, y el mercado mexicano no es ajeno ella, tal como lo confirma el estudio denominado El perfil nacional del consumidor post-pandemia, realizado entre los meses de febrero y mayo de este año por la firma ACSI Resaerch, como parte del seguimiento que hace sobre el tema desde el 2020.

Dicha investigación es detallada y muy precisa, gracias a que introduce en el país el modelo del neuromarketing y neuroinsights. Es decir, realiza la evaluación de estímulos a través de las más novedosas herramientas científicas y tecnológicas aplicadas, en este caso, a la investigación de mercados, informó la directora de la compañía, Paola Solórzano, al dar a conocer los resultados de este trabajo.

Detalló que el nuevo paradigma del neuromarketing, que hasta ahora se introduce en México de la mano de este despacho, ha permitido generar un informe de gran valor e importancia para la toma de decisiones estratégicas en el ámbito comercial, aunque la misma metodología ofrece también un amplio rango de alternativas en la construcción de proyectos sociales o políticos, por ejemplo.

“Los resultados de nuestra investigación constituyen una radiografía muy exacta de las tendencias en el consumo dentro del territorio nacional. El neuromarketing y el neuroinsights nos brindan esa oportunidad, al permitirnos observar y explicar de forma precisa la motivación, los intereses y la posible acción del consumidor.

Con esta tecnología analizamos de manera integral las respuestas humanas, tanto en el nivel cerebral como fisiológico, ante determinados estímulos”, expuso.

El estudio más reciente de ACSI Research se ha realizado en tres fases para cruzar resultados y obtener un entendimiento más profundo de los comportamientos sociales: una fase de neuromarketig y otra desarrollada bajo metodologías cualitativas más tradicionales; además de un análisis sistematizado de Big Data, detalló Paola Solórzano.

Dentro del cúmulo de información que ofrece El perfil nacional del consumidor post-pandemia en sus resultados, esta investigación advierte que en el ecosistema nacional se perfilan cuatro tipos principales de consumidor.

Así, de un universo de 1500 voluntarios para el estudio, se registró como Optimistas previsores al 44 por ciento de ellos. El perfil en cuestión se refiere a mujeres y hombres entre los 18 y los 39 años, resilientes e innovadores, que se adaptan con facilidad y siempre están en busca de más información. Tomaron con seriedad las acciones a tomar frente a la pandemia, siguieron las indicaciones, mantuvieron un confinamiento total, fueron previsores y realizaron cambios en su consumo, considerando en primer término la salud y la estabilidad de su economía.

Por otra parte, la categoría de Pesimistas incrédulos, con igual rango de edades, alcanzó el 31 por ciento. Se considera que fue el grupo que menos creyó en la pandemia, hasta ver los efectos de esta. Percibieron impactos económicos significativos que los llevaron a hacer cambios en su consumo, siempre a la baja. Realizaron mínimos incrementos en los aspectos muy necesarios como los que tienen que ver con la bioseguridad. Se muestran pesimistas ante el futuro.

El tercer grupo, etiquetado como Adaptables (compuesto por mujeres y hombres entre los 25 y los 39 años), tuvo un alcance del 14 por ciento. El segmento manifestó impactos moderados en su economía. Limitaron sus hábitos, principalmente los relacionados con el esparcimiento fuera de casa, y que han ido trasladando significativamente al hogar. Ellos registran un incremento alto en el consumo de servicios de internet y streaming. Vivían al momento y se fueron adaptando según las circunstancias como sus ingresos y las indicaciones sanitarias que se presentaban.

El cuarto perfil detectado es el de los Estables estratégicos (mujeres y hombres entre los 40 y 49 años). Quienes se ubican en este grupo se consideran estables y han percibido impactos moderados o nulos en su economía, aunque sí han tomado acciones en el consumo que llevaban. Por ejemplo, han limitado varios aspectos vinculados al estilo de entretenimiento que acostumbraban. Ellos tomaron acciones oportunas con la gestión de sus recursos y el ahorro de estos, tal vez previendo impactos mayores a futuro. Este segmento es empresarial y de autoempleo, por ello realizaron cambios para prever impactos a futuro.

La especialista agregó que la investigación de ACSI proporciona otros datos relevantes sobre la percepción de los consumidores que forzosamente inciden en sus hábitos y decisiones, entre ellos: las implicaciones financieras para las familias a raíz de la pandemia; las afectaciones a la salud emocional, a las relaciones familiares y a la estabilidad laboral; los miedos vinculados a la presencia de nuevas enfermedades; perspectivas de recuperación tras la crisis.

“En otros aspectos, podemos resumir además de lo anterior que: a nivel global las medidas de distancia social relacionadas con la pandemia se perciben como que ya pasaron y no seguirán adelante. No ocurre así con las medidas de higiene que parece tienen mayor aceptación. A pesar del aumento de las compras en línea, no se percibe como una sustitución de las compras presenciales. Los servicios comida y llamadas en línea se perciben como dos de los cambios más permanentes en esta coyuntura”.

“Debemos recalcar que el de hoy es un consumidor sumamente cambiante. Por ello, la investigación permanente de mercados, bajo los modelos más modernos de ciencia y tecnología, se vuelve sumamente relevante y decisivo para tomar decisiones de verdadero impacto”, concluyó Paola Solorzano.

Para saber más sobre ACSI Research

Se trata de una firma líder en el Occidente de México en metodologías innovadoras con más de 10 años de experiencia y presencia internacional. Cuenta con laboratorio de neurociencia y es pionera en la implementación de neuroinsights, metodología exclusiva de ACSI Research, en la que se fusiona y complementa la información recabada de manera cualitativa en entrevistas a profundidad o sesiones de grupo, con la información obtenida a través de neuromarketing para conocer a profundidad los insights del consumidor.

ACSI forma parte de la AMAI (Asociación Mexicana de Agencias de Investigación) y está integrada al comité de Neurociencia aplicada. En ACSI Research se ha utilizado neuromarketing y neuroinsights para evaluaciones de marca, productos, servicios, etiquetas, así como en investigación social y política.

Comments

comments