Inicio COLUMNAS ¿Tiempo de Crisis o de Oportunidad?

¿Tiempo de Crisis o de Oportunidad?

0
Compartir

Por: Lucy Pérez

Es momento de trabajar en nosotras/os mismas/os y afinar nuestra intuición para expandir nuestros horizontes y salir adelante ante la situación actual.

Hace un par de meses tal vez como tú, sentí una gran incertidumbre, temor y una sensación paralizante que me abrumaba. Muchos pensamientos negativos invadían mi mente, me tomé varios días para permitirme fluyera esa sensación, pero del miedo pasé a la acción, y junto con mi equipo de trabajo empezamos a tranquilizarnos, tomar control de nuestras emociones, respirar hondo y tras tener una muy buena sesión en la cual analizamos nuestro entorno así como las necesidades actuales de nuestros clientes, decidimos poner manos a la obra y elaborar varios proyectos que pudieran ayudarles a encontrar en nuestro equipo un apoyo importante para salir adelante.

Eso me ha hecho descubrir grandes oportunidades que nos ofrece esta crisis. Hoy quiero compartirte algunas que vislumbro desde mi perspectiva y que espero te sean de utilidad para que puedas también transitar de la mejor manera identificando allí donde quizás otras personas no ven nuevas oportunidades para ti, tu familia, el ámbito profesional en donde te desenvuelvas.

Trabaja en ti: Antes de ir a resolver la vida a los demás es imprescindible que estés bien, cierto quizás a la par de darte espacio para ti tendrás que lidiar con resolver el día a día en tu trabajo, negocio, familia, entorno, pero si en algún otro momento habías postergado hacer cosas que te hagan sentir en equilibrio por falta de tiempo o por resolver las situaciones a los demás, hoy es un buen momento para hacerlo. 

Realiza pequeños cambios como dormir bien, comer a tus horas, hacer un poco de ejercicio, tomarte una tarde para desarrollar un pasatiempo, dedicar tiempo a tu familia o alguna actividad de desarrollo personal y espiritual te dará más energía y estarás más proactiva/o para desarrollar nuevas ideas que podrás implementar.

Identifica las necesidades que puedes ayudar a resolver: Es innegable que los hábitos de consumo ya cambiaron, revisa tu entorno ¿Cuáles son las principales demandas en tu comunidad? ¿Qué problema puedes ayudar a resolver con tu negocio o emprendimiento?, quizás es momento de poner en pausa la actividad que venías desarrollando y enfocarte en probar nuevas alternativas emergentes que quizás en un futuro puedan convertirse en tu principal fuente de ingresos, hoy justo platicaba con una chica quien ante la falta de trabajo en su actividad principal optó por elaborar comida vegana a domicilio y se está dando cuenta que ahora es su principal fuente de sustento familiar.

Crea alianzas y colaboración con otras personas: Darme cuenta que la solución para salir adelante no es aislarme, sino por el contrario ir al encuentro de otras personas que también están buscando nuevas alternativas, me ha ayudado a conocer a muchas personas y generar nuevos lazos de amistad, alianzas y colaboración. Este tiempo me ha enseñado que cuando tu abres tu corazón en el servicio a otra/os la semilla de la abundancia crece como un  árbol frondoso que con su sombra da cobijo a más seres humanos, tenemos que apostar a la confianza, a la cercanía con la otra/o y ver qué de lo que hacemos suma con lo que hacen otros profesionistas, ¿Cómo puedo contribuir al negocio de otra persona? Y así en lugar que de manera aislada cada quien ofrezca por ejemplo servicios complementarios, juntas/os podemos llegar a más personas.

Conéctate a lo positivo: En un entorno convulsivo de tanta inmediatez y bombardeo de información por todos los medios y redes, es importante conectar con personas que sean afines a ti, tengan una buena actitud, y estén expandiendo su mirada hacía situaciones constructivas; cierto, necesitamos estar informadas/os pero una vez tengas la información que requieras para tomar decisiones, por favor no te enganches en la tragedia, la nota roja y todo aquello que te pueda inquietar y quitarte tu paz. No es tapar el sol con un dedo, es enfocarte en construir una nueva realidad, hay muchos autores que hablan de esto, “Ve lo que quieres lograr como si ya fuera una realidad” ¡dalo por hecho!. Cuando te sabes una creatura hecha a imagen y semejanza de un Ser Superior, te das cuenta que aun a pesar de la situación más difícil, la fe nos hace creer que todo puede ser mejor, y allí esta otra oportunidad; experimentar que a pesar de las dificultades tenemos la esperanza en que todo lo que hoy vivimos nos haga ser mejores seres humanos, ser más conscientes del cuidado del medio ambiente, por tanto de la humanidad.  

Es momento de ser creativas/os, de innovar, de explorar nuevos escenarios, aprovechar nuestros talentos, fortalezas e intuición para lograr ver más cerca de lo que imaginamos, opciones para seguir avanzando. Te invito a abrir tu mente, tu corazón y a encontrar en medio de esta crisis grandes oportunidades para transformar tu vida y la de quienes te rodean.

Comments

comments