Inicio COLUMNAS ¿Tendrán todos los mexicanos acceso a la vacuna?

¿Tendrán todos los mexicanos acceso a la vacuna?

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Una bolsa de un mil 100 millones de pesos ha sido anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para la compra de vacunas contra el SARS-COV2. De entrada, se advierte una cantidad corta para adquirir las al menos 120 millones de dosis que se requerirían a efecto de inmunizar a todos los mexicanos sin menoscabo de que se deberán antes superar obstáculos diversos para realmente contar con dicho recurso. 

No está demás mencionar que de acuerdo a la información proporcionada por López Obrador en su conferencia mañanera, el monto en cuestión estará contemplado en el Presupuesto de Egresos de la Federacion (PEF) para 2021, por lo que habría que esperar a conocer en primer término si los un mil 100 millones de pesos estarán etiquetados en su totalidad para la compra de los antivirales.

Luego entonces, que el documento que contiene el PEF sea aprobado por el Poder Legislativo, esperando el tema no sea usado para sacar raja política por ninguno de los partidos representados en las Cámaras, y que se priorice la salud de los mexicanos. Y habrá también que desear que en la aplicación del dinero no se registren los conflictos que suelen ocurrir por falta de coordinación en el trato entre las entidades federativas y la Federación, como ya lo hemos visto en repetidas ocasiones en lo que va de la presente administración.

Ahora bien, es evidente que no se conocen aún con certeza los costos de las distintas posibles vacunas contra el SARS-COV2 que estarán  saliendo al Mercado el próximo año, pero es presumible que el recurso anunciado por AMLO no será suficiente para cubrir las dosis necesarias en el país.

Sin embargo, un punto a destacar es que conforme a la propuesta que hizo México ante la Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20, en el sentido de que todos los países tengan acceso a medicamentos, equipos y vacunas, a fin de evitar la concentración de material por algunos países fue aprobada por 179 países —el 93% del total de países de la ONU y ello garantizará que contando con el recurso económico se puedan obtener los antivirales que el presupuesto alcance. De manera que quizá lo que habría de preocuparnos sería contar con el capital suficiente para adquirirlos. 

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha asegurado que México “llegará a tiempo” a la adquisición de una eventual vacuna contra el Covid-19 porque participa en todos los esfuerzos multilaterales para su desarrollo, producción y distribución.

Se participa, dijo, en la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI) –que tuvo su origen en una iniciativa de Bill Gates, a la que se han unido muchos fondos privados y gobiernos-, la Alianza Global de las Vacunas e Inmunización (Gavi) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ebrard comentó que México participa, junto con otros gobiernos en una mesa para tener información a tiempo sobre el desarrollo de vacunas, para que “la Secretaría de Salud pueda tomar la decisión de cuál de las vacunas, en su caso, será la elegida para que en México se pueda aplicar”.

 Tenemos relación muy cercana con Estados Unidos, con la Unión Europea, con China, con América Latina “donde estamos compartiendo esa información. “Lo vamos a estar informando permanentemente, lo importante es estar ahí. Tener la información y tomar las decisiones correctas. La naturaleza misma de cada decisión es técnica. Ya le corresponderá a la Secretaría de Salud decir: en este protocolo vamos a estar interesados, en este no”.

En su comunicación más reciente, el canciller informó que se tiene un memorando de entendimiento con tres empresas, una de Estados Unidos (Janssen Pharmaceutical) y dos de China (Cansino Biologics y Walvax Biotechnology).

No obstante, habrá que destacar que en esta carrera por ser los primeros en contar con la vacuna que sea lo suficientemente efectiva para combatir la pandemia por coronavirus, el pasado martes se adelantó Rusia. Su  presidente Vladimir Putin, informó que registró una vacuna que es “segura y bastante eficaz”, dejando más que furiosos a sus competidores, pero también generando cuestionamientos y serias críticas que ponen en tela de juicio la efectividad del antiviral. 

Sus detractores reprochan la rapidez con que se han llevado los procesos de las fases previas a la aprobación de la vacuna y el excesivo interés del gobierno ruso por ser los primeros en n sacar al mercado mundial la vacuna.

Además, señalan que el polémico fármaco ruso, desarrollado por el instituto Gamaleya de epidemiología y microbiología y financiada por el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) el fondo de riqueza soberana de Rusia, no ha comenzado la fase tres de los ensayos, y su investigación aún no se ha publicado en revistas científicas de primer nivel, como sí ha ocurrido con vacunas en fases avanzadas, como la estadounidense de Moderna o la de Oxford y AstraZeneca. 

Rusia no es la primera nación en probar vacunas contra el coronavirus o en decir que tiene una con resultados alentadores (incluso Corea del Norte lo aseguró a principios de este mes), pero sí es el primero que anuncia que se lanzará a vacunar de forma masiva a su población.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta entre los organismos que dudan de la vacuna rusa, y de hecho pidió al gobierno de ese país que siguiera los estándares internacionales de producción de vacunas.

 “Algunas investigaciones individuales aseguran haber dado con un hallazgo, lo que por supuesto es una gran noticia, pero hay una gran diferencia entre tener una pista y una vacuna que realmente funcione», dijo Christian Lindmeir, portavoz de la OMS.

Otro de los inconformes es el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Los Estados Unidos de América, quien cuestionó si los métodos utilizados en Rusia y China para probar las vacunas fueron correctos por la rapidez con que se completaron, “Nosotros también podríamos tener una vacuna mañana. No sería segura o efectiva, pero podríamos tener una vacuna mañana», dijo.

La periodista científica rusa Irina Yakutenko también cuestionó el procedimiento por considerar que «inocularán la vacuna y verán lo que sucede, no se esperan análisis y comparaciones normales», dijo en su canal de Telegram.

En tanto el servicio ruso de la BBC, ha señalado que tanto dentro como fuera de Rusia varios expertos y analistas han expresado temores de que los ensayos clínicos puedan haber sido insuficientes en el esfuerzo del Kremlin por ganar la carrera de las vacunas contra otros países.

Pero sin importar si es Rusia, China, Estados Unidos, Corea o algún otro país el primero en conseguir el éxito de poner a disposición del mundo una vacuna eficaz para combatir el coronavirus y erradicar la pandemia, deseamos fervientemente que este fármaco esté pronto al alcance de las personas y que, tal y como lo ha prometido López Obrador, en México se priorice la salud y se adquieran en cuanto salgan al mercados las dosis que se requieren en todo el país. 

[email protected]

@salvadorcosio1

Comments

comments