Inicio ECONOMÍA Tarjetas de crédito clásicas concentran Costo Anual Total más alto 

Tarjetas de crédito clásicas concentran Costo Anual Total más alto 

0
Compartir

En México, el Costo Anual Total (CAT) de las tarjetas de crédito que deben pagar los usuarios puede llegar a tener una diferencia de hasta más de 100 puntos básicos, según el tipo de producto, emisor del plástico, límite de financiamiento y perfil del acreditado, entre otros factores.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico), el CAT es una medida estandarizada que refleja el costo del financiamiento en términos anuales que ofrecen los distintos oferentes de tarjetas de crédito y el cual integra desde la anualidad del instrumento hasta la tasa de interés a cobrar.

La más reciente Información Comparativa de Costos de Tarjetas de Crédito del Banxico a junio pasado, revela que dentro de 25 productos de tarjetas de crédito clásicas con una liquidez financiera igual o menor a cuatro mil 500 pesos, el CAT puede pasar de 57.1 por ciento.

En el nivel más bajo, presentado por el plástico de Inbursa, este registra un promedio de 177.7 por ciento que incluye “ConsuTarjeta Inicial” de Consubanco, es decir, existe una brecha de 120.6 puntos porcentuales entre ambos productos, pese a ser similares.

Por su parte, entre 37 tipos tarjetas de crédito clásicas con un límite superior a cuatro mil 500 pesos pero inferior a ocho mil pesos, llega a existir una distancia en el CAT de 80.7 puntos porcentuales al reportar el plástico “Bajío Clásica Garantizada” un promedio de 51.3 por ciento en tanto que el producto “Bodega Aurrerá”, respaldada por Inbursa integra un nivel de 132 por ciento.

Asimismo, en 37 casos analizados por Banxico de tarjetas clásicas con un monto de crédito mayor a ocho mil pesos y hasta 15 mil pesos, el CAT ubica una diferencia de hasta 100.2 puntos básicos y donde el nivel más bajo de 20.2 por ciento lo tiene el plástico de crédito “Más” de Banregio, y el cuál contrasta del CAT de 127.2 por ciento, incluido en la tarjeta Volaris Clásica compartida de Invex.

Misma discrepancia identificó el banco central en 38 tarjetas clásicas con una línea de crédito mayor a 15 mil pesos donde la oferta o el CAT más bajo lo indicó el plástico “Más” de Banregio de solo 19.8 por ciento, frente al promedio más alto de 110.4 por ciento que incorpora la tarjeta “Bodega Aurrerá”.

Así, entre 26 ofertas de tarjetas “oro” evaluadas por Banxico, el plástico “Tasa Baja Oro” de Scotiabank considera un CAT de 35.5 por ciento, es decir, 48.5 puntos porcentuales inferir al nivel más alto que reportó la tarjeta “Oro Bancomer” de 84 por ciento.

De igual forma, entre 29 plásticos de crédito “Platino” analizados por el instituto central al cierre del primer semestre, el CAT más alto lo señaló la tarjeta “Black Unlimited de Santander con 78 por ciento, y el más bajo lo reportó el producto de Banorte “Infinite” de apenas 16 por ciento.

En entrevista para Notimex, el director Comercial de Coru.com, Bernardo Prum, refirió que si bien en tarjetas de crédito el CAT depende mucho del producto que se ofrezca al consumidor, alrededor de 70 u 80 por ciento de este indicador es la tasa de interés intrínseca a la línea de crédito, en tanto el resto corresponde a la anualidad.

“Un totalero que siempre paga a tiempo la tarjeta de crédito, pues entonces su CAT solo será la anualidad”, destacó.

Expuso que básicamente la tasa de interés que cobran los emisores y bancos en tarjetas de crédito es la ganancia del préstamo sin garantía y el nivel de riesgo del acreditado.

“Tristemente esa es la regla general del mundo financiero, entre más riesgoso somos más nos urge el préstamo y más nos van a cobrar, es decir será mayor la tasa de interés”, aseveró.

Esto es evidente en tarjetas de crédito Platino o de gama alta donde la tasa de interés es más baja porque “típicamente la gente en ese segmento es menos riesgosa que los tarjetahabientes de plásticos clásicos o básicos donde el CAT es más alto”.

También el alto nivel de CAT en algunas ofertas se relaciona al volumen de tarjetas por segmento que coloca cada institución y el riesgo de dicha cartera, precisó.

El experto indicó que sería inconveniente el que las autoridades financieras establecieran un CAT único promedio por tipo de producto ya que ello implicaría reducir la oferta al ser menos rentable para algunos y más para otros según la colocación.

“Lo mejor sería incentivar una mayor competencia y transparencia de información. Si se hiciera por ley por ejemplo, los bancos preferirían prestar a la población con un perfil de menor riesgo; en cambio, si se deja a la competencia, la gente dejaría de acudir con el banco caro”, afirmó.

Puntualizó que la tasa de interés en México de tarjetas de crédito y otros productos financieros es más alta a la que se ofrece en países avanzados, pero también es inferior a la tasa de interés de países menos desarrollados.

Finalmente recomendó además de pagar el total del crédito ocupado antes de la fecha de corte, verificar y comparar las condiciones de cada producto para elegir el que sea más competitivo, según las necesidades.

Comments

comments