Inicio SOCIEDAD Y GOBIERNO Se detecta la oruga peluche, la más venenosa del mundo en Puerto...

Se detecta la oruga peluche, la más venenosa del mundo en Puerto Vallarta

0
Compartir

Por Doraliz Terrón Moreno

Puerto Vallarta, Jal.- Aunque parece inofensiva y asemeja un muñeco de peluche, la oruga Megalopyge opercularis es altamente venenosa y ha sido detectada en Puerto Vallarta.

A pesar de que en ocasiones anteriores se habían recibido algunos rumores, hasta ahora se ha confirmado de forma fehaciente su presencia en la ciudad, lo que conlleva a una alerta de precaución para la población.

Armando Rubio, experto en manejo e identificación de animales venenosos, constató la existencia de la especie en la región, específicamente en la parte alta de la unidad habitacional Gastronómicos, por lo que el avistamiento genera una alarma precautoria hacia la ciudadanía.

Señaló que con anterioridad se reportó que en la localidad de Playa Grande ya se había observado su presencia, sin embargo es hasta hoy que se confirma que Puerto Vallarta forma parte de su área de distribución.

Acotó que sin bien resulta sumamente atractiva a la vista e incluso dan ganas de tocarla, el contacto con este insecto genera intensos dolores, los cuales superan sustancialmente la picadura de una abeja (hasta por 5 veces la sensación de dolor), dado que pueden parecer suaves, pero bajo esa capa de pelo como de peluche, se esconden espinas venenosas que pueden clavarse en la piel.

Detalló que los síntomas al contacto son picazón, ampollas, ronchas, dolor y dermatitis, además de que en casos graves se pueden presentar náuseas, vómitos, dolor de cabeza y broncoespasmos.

Subrayó que es en época de humedad elevada o lluvias y en zonas con demasiada vegetación, en donde su avistamiento sería más factible, sobre todo en los árboles conocidos como cítricos, los cuales son de la prefencia de esta especie.

De igual forma, añadió que en caso de ser picado por la oruga peluche, -en cuanto a los primeros auxilios en campo-, se debe retirar esta larva de mariposa en primera instancia -si es que quedó pegada a la piel-, tranquilizar a la persona afectada para evitar que se desplace el veneno, utilizar cinta adhesiva en la zona lesionada para retirar los pelillos urticantes, lavar el área con agua y jabón, aplicar hielo o productos congelados y vigilar la herida; mientras que si supura, cambia de color o empeoran los síntomas, se deberá buscar atención médica de forma inmediata y hacerle saber al personal de la unidad hospitalaria el agente causante de la afección.

Finalmente, puntualizó que si bien no es una situación que debe causar pánico en la sociedad, es primordial extremar precauciones en la familia y sobre todo con los menores, que son quienes se sienten más atraídos y resultan más afectados por este espécimen.

Comments

comments