Inicio COLUMNA INVITADAS SAT-queo a la Nación

SAT-queo a la Nación

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Sin menoscabo del malestar que nos debe provocar a todos los mexicanos que puntualmente cumplimos con el pago de impuestos con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), debemos expresar una exigencia a las autoridades hacendarias y a los legisladores federales para que nunca nadie más vuelva a beneficiarse so pretexto “del sistema” para dejar de cumplir con sus contribuciones tributarias, en claro detrimento de las arcas públicas de la Federación.

La extensa lista de privilegiados con la condonación y cancelación de adeudos fiscales durante los sexenios de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, ha dejado el descubierto un grave daño al erario, pero también se podría considerar una bofetada a los contribuyentes cumplidos que con extremo esfuerzo cubren sus adeudos con el SAT mientras a otros se les perdonan hasta decenas y hasta miles de millones de pesos.

En este contexto, es preciso destacar que México ha vivido el pasado lunes un momento histórico, tal como lo afirmó Margarita Ríos-Farjat, la jefa del SAT, al revelar la organización Fundar, con lujo de detalle los nombres -y las cifras- de las personas y empresas beneficiadas por condonaciones fiscales y cancelaciones de impuestos entre 2007 y 2015.

Tal información había permanecido reservada toda vez que las leyes no permitían entregarla, hasta que Fundar encabezó un juicio para exigir que los datos sobre esos beneficios fiscales fuesen revelados y tras cuatro años ganó la batalla legal que hoy nos permite conocer a todos y cada uno de los beneficiados así como los montos que les fueron condonados.

La lista de personas físicas y morales a la que se les condonaron y cancelaron créditos fiscales evidenció a políticos y familiares de ellos, artistas, deportistas y hasta clubes de fútbol, aunque podría haber varios que permanecen en el anonimato, pues la información publicada no incluye a 201 contribuyentes que tramitaron un amparo que se encuentra en proceso de resolución.

Entre los más conocidos encontramos nombres por ejemplo de :

Diego Fernández de Cevallos, excandidato presidencia del PAN, fue beneficiado con una condonación por 8,329,996 pesos del ejercicio fiscal 2007.

Angélica Rivera Hurtado, exesposa de Enrique Peña Nieto, fue beneficiada con una condonación por 1,784,676 pesos del ejercicio fiscal 2007.

Juan Ramón Collado Mocelo, abogado de la clase política y esposo de la actriz Yadira Carrillo (actualmente preso por delincuencia organizada y lavado de dinero), fue beneficiado con una condonación por 12,069,519 pesos del ejercicio fiscal 2007.

Cuauhtémoc Blanco Bravo, actual gobernador de Morelos, fue beneficiado con una condonación por 302,230 pesos entre 2015 y 2019.

Carlos Ahumada, empresario implicado en los videoescándalos, fue beneficiado con una condonación por 6,184,879 pesos del ejercicio fiscal 2007.

Yeidckol Polevnsky, presidenta nacional de Morena, fue beneficiada con una condonación por 16,441,439 pesos del ejercicio fiscal 2013.

Carlos Salinas de Gortari, expresidente de México, beneficiado con 8’082,279 pesos en 2007.

Ana Gabriela Guevara, titular de la Conade, fue beneficiada con una condonación por 9,637,598 pesos del ejercicio fiscal 2013.

Entre los artistas se encuentran el recién fallecido José José y el también finado Juan Gabriel, así como integrantes de Timbiriche, Galilea Montijo, y Paulina Rubio.

También en la lista aparecen medios de comunicación como TV Azteca, El Financiero y OEM; así como los clubes de fútbol, Atlante, Cruz Azul, Atlas, Toluca, Pumas, Chivas, Pachuca, y Morelia.

La CFE, SEP, Grupo Lala y Productos Roche, también forman parte de la lista de beneficiados.

En su página ‘privilegios fiscales’, Fundar explica que «el Estado puede perdonar impuestos y adeudos fiscales por dos razones: para apoyar económicamente a las personas, y para buscar que los contribuyentes incumplidos se regularicen. En el primer caso se encuentran los beneficios fiscales que se otorgan cuando ocurre un desastre natural. Así, en lugar de que los contribuyentes paguen sus adeudos, el gobierno permite que esos recursos los usen para normalizar su situación económica. (…) Lo más común es que se perdonen multas a cambio de que las personas paguen sus adeudos más grandes, aunque también suelen condonarse impuestos cuando el gobierno implementa una amnistía fiscal».

Según fuentes anónimas de Expansión, muchas condonaciones se empleaban como elemento de negociación por el SAT, para cobrar cantidades grandes, y se aplicaban en casos de que una compañía no pudiera pagar por multas, cambios en el Código Fiscal y actualizaciones. “En general, era una herramienta aplicada en empresas o personas en concurso mercantil o quiebra, lo que explica la presencia en la lista de firmas como la constructora ICA o la viviendera GEO”.

En cuanto a las cancelaciones, implicaban que el SAT suspendía el intento de cobrar los adeudos, si los deudores no pueden pagar o si el costo de recuperar el dinero es mayor que el de conseguirlo.

Según Fundar, el problema es que estas condonaciones y cancelaciones se han hecho ‘en lo oscurito’, sin que trascendieran públicamente las razones. «Nunca se hace bajo la mesa», afirma una de las fuentes consultadas. Otras, sin embargo, destacan que sí ha existido discrecionalidad.

Detalla que se aprobaron condonaciones generalizadas que merman las finanzas públicas y desequilibran la carga fiscal de la sociedad en detrimento de los contribuyentes cumplidos.

Ante este evidente atraco a la nación, se ha hecho necesario apoyar la iniciativa que fue aprobada ya en el Congreso de la Unión y que se encuentra en el Senado de la República para que en la Cámara alta se haga lo propio a fin de que se legisle y se establezca como reforma constitucional para que quede prohibido desde la Carta Magna la condonación de impuestos.

El documento que contiene la propuesta de modificación, expone que la eliminación definitiva y racionalizada de las condonaciones contribuirá a disminuir las pérdidas fiscales de la hacienda pública, lo cual resultará en una mayor recaudación y consecuentemente en la mayor disponibilidad de recursos para el despliegue de programas gubernamentales en el desarrollo nacional.

“Se propone fundamentalmente acabar con la práctica del poder público que se ha utilizado de forma errónea para configurar auténticos fraudes fiscales en perjuicio de la nación, tratando de contribuir permanentemente a la inhibición de trato preferencial’’.

De esta manera, agrega el documento, se logrará que el Ejecutivo Federal detenga la práctica de otorgar de forma discrecional, periódica y generalizada la condonación de contribuciones a los deudores fiscales.

Esperamos en la Cámara Alta haya luz verde para la propuesta de reforma al artículo 128 constitucional y además se le dé prioridad y celeridad al tema para que lo antes posible quede establecido en la Constitución la prohibición de condonar las contribuciones, y frenar así ese saqueo a la nación.

Opinió[email protected]
@salvadorcosio1

Comments

comments