Inicio COLUMNAS Reloj de Arena

Reloj de Arena

0
Compartir

Los Desaparecidos, Los Olvidados de Alfaro

Por: Guillermo E. Quiroga Madrigal

El tiempo corre de prisa, los familiares día a día pierden las esperanzas, la pandemia del COVID-19 hace estragos en todo el país, mientras que a un año y medio como gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez tiene varias facturas pendientes con la ciudadanía, una de ellas es el poco o nulo seguimiento en el caso de las personas desaparecidas en Jalisco.

Desde que en 1995 comenzó el conteo de las personas que han desaparecido en Jalisco, al día de hoy, la cifra reconocida por las autoridades ha escalado hasta alcanzar las 9 mil 341 personas víctimas de esta condición en la entidad. La mayoría de las personas desaparecidas en el estado, son hombres, y la edad que más se reporta es de los 25 a los 29 años, tan solo mil 76 son mujeres, y ocho de sexo no identificado.

De enero a junio, 824 personas se encuentran reportadas como desaparecidas y no localizadas; 160 en promedio por mes, más de 5 por día. Entre las que están 712 hombres, 111 mujeres y una más de la cual se desconoce su sexo. Es el equivalente al 38.4% de los casos que hubo en 2019. Así lo confirma la estadística de la autoridad local y que proviene del Sistema de Información sobre Víctimas de Desaparición (Sisovid).

Estos se suman a los de años anteriores y son nueve mil 333 personas las que están pendientes de localizar. Estas desaparecieron desde el 1 de enero de 1995 hasta el 31 de mayo de 2020. Mientras que por parte de mujeres, el grupo de entre 15 y 19 años es el que concentra la mayor proporción, con 233 casos registrados, lo que equivale al 20.9% del total de mujeres desaparecidas o de las que se desconoce su paradero.

De las personas de sexo masculino que continúan pendientes de localizar, el 75.2% se mantiene en estatus de no localizada y el 24.8% de desaparecida. De las personas de sexo femenino que están pendientes de localizar el 84.8% tiene el estatus de no localizado y el 15.2% de desaparecido.

A nivel federal, la cifra es de 61 mil 600 desaparecidos, lo que coloca a Jalisco como el estado con más incidencia  en el país. Y es que mientras las autoridades continúan pasmadas frente a la realidad, los hallazgos de fosas clandestinas con cuerpos continúan. (Elrumbo.mx y El Occidental) 

FOSAS CLANDESTINAS

De enero a junio de 2020, autoridades de Jalisco han localizado 12 fosas clandestinas en las que fueron halladas 800 bolsas con restos humanos. Para el académico Darwin Franco, una fosa puede considerarse parte de “una maquinaria de horror” porque implica la capacidad económica y técnica del crimen organizado, además de colusión de las autoridades.

De acuerdo con el informe denominado “Registro Nacional de Fosas Clandestinas y Cuerpos Exhumados” actualizado al 13 de julio por la Secretaría de Gobernación (Segob), Jalisco es primer lugar en el número de cuerpos localizados en fosas clandestinas con 487 personas entre el 1 de diciembre de 2018 y el 30 de junio de 2020.

“Mi hipótesis es que esas disputas (del narcotráfico) van generando condiciones para que un grupo pueda denunciar a otro para que se puedan llevar a cabo estas localizaciones. Pero la autoridad no dice cómo es que llegan a las fosas y tampoco explican cómo en un período tan corto Jalisco se convirtió en el que tiene mayor número de cuerpos exhumados”, señaló a Efe el académico del Departamento de Estudios en Comunicación Social de la Universidad de Guadalajara, Darwin Franco.

La mayoría de las víctimas son desmembradas dentro de las mismas fincas, como parte de esta “maquinaria del horror”, admite Franco.

“Una fosa lleva toda una maquinaria de horror, implica por lo menos capacidad económica del crimen organizado y capacidad técnica. Es decir, mano de obra especializada en este tipo de trabajo, además de la colusión de las autoridades para mover esa cantidad de cuerpos y recursos y la capacidad de control del territorio del crimen organizado”, explicó.

Además, lamentó la falta de protocolos tras el hallazgo de fosas, o indicios en la materia.

“No hay una labor de procuración de seguridad en la que este tipo de sitios se resguarden y de ahí que puedan ser usados y usados, y no pasa absolutamente nada”, advirtió.

Con 7.8 millones de habitantes, Jalisco registró en el primer semestre del 2020 un total de mil 276 homicidios dolosos, siendo uno de los estados con más asesinatos en números absolutos. (Sin embargo.mx)

En la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda, se define a las personas desaparecidas, como aquellas cuyo paradero se desconoce y se presume que su ausencia pudiera estar relacionada con la comisión de algún delito.

Las cifras son escalofriantes, las familias suplican el regreso con vida de sus seres queridos, Jalisco está pintado de rojo, con incertidumbre, padres que lloran por sus hijos, esposas por sus esposos, el miedo de salir es latente, sabes la hora de ir a trabajar, pero no sabes si llegarás a casa con bien, mucho queda a deber en ese rubro el gobernador Enrique Alfaro, trae una factura enmarcada por el nulo seguimiento al tema de las personas desaparecidas y la poca claridad de las autoridades ante el hallazgo de las fosas clandestinas.

En Jalisco vivimos día a día con la zozobra por la terrible inseguridad, no cabe duda que en ese rubro los desaparecidos, son los olvidados de Alfaro y de  su gabinete de seguridad…Seguimos en este Reloj de Arena.

Comments

comments