Inicio COLUMNA INVITADAS Reloj de Arena

Reloj de Arena

0
Compartir

Piedrota en el Zapato

Por: Guillermo E. Quiroga Madrigal

Unos de los temas más complicados de abordar y que la sociedad pide a gritos, son acciones concretas y con resultados favorables en el ámbito de la seguridad. Y sin lugar a dudas fue y será para las  administraciones municipales salientes y las entrantes, una piedrota en el zapato. La inseguridad que día a día vivimos en nuestra entidad, fue una tarea pendiente que en la actual administración estatal y las municipales salientes dejaron mucho que desear, que no cumplieron, con resultados totalmente negativos, con una falta de coordinación entre las corporaciones policíacas, lo que podemos decir lamentablemente vivimos en un estado teñido de rojo.

Las cifras ahí están, no mienten, de acuerdo con estadísticas difundidas por Notisistema, con base en la información que todos los días proporcionan las diferentes corporaciones de seguridad, del 1 al 31 de marzo de este 2018, se registraron en la Zona Metropolitana de Guadalajara 160 homicidios dolosos, sin distinguir entre aquellos posiblemente relacionados con la delincuencia organizada o de otro tipo. Esto quiere decir que durante marzo se registraron cinco homicidios por día, o bien un asesinato cada 4.6 horas.

Ahora bien, según estadísticas del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y recuento de medios periodísticos, en julio de este año el saldo fue de 180 asesinatos. Por lo que julio se corona como el mes más violento de los últimos 20 años en Jalisco. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que el año pasado hubo en Jalisco mil 582 homicidios, con los cuales la entidad registró una tasa de 20 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Este año se perfila como el más violento en la historia de Jalisco, con mil 215 asesinatos hasta el 14 de agosto, de acuerdo con las estadísticas del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF). De continuar la tendencia de seis homicidios por día, se superará a 2017.

Vaya que al gobernador Aristóteles Sandoval, su piedrota en el zapato fue la falta de planeación y de resultados en materia de seguridad, recordemos que al inicio de su administración fue asesinado a balazos el nueve de marzo del 2013, su entonces Secretario de Turismo,  José de Jesús Gallegos Álvarez, quien llevaba una semana en el cargo.

Recordemos también que el seis de abril del 2015, un total de 15 policías de la Fiscalía General fueron asesinados a balazos tras ser emboscados por un grupo armado en San Sebastián del Oeste, en la carretera a Puerto Vallarta y el más reciente, el de los dos tráileres que resguardaban más de 270 cadáveres, así como muchos casos más en el acontecer de Jalisco y que el propio gobernador, Aristóteles Sandoval, reconoció en su quinto informe que se equivocó en la estrategia que emprendió para combatir la violencia en la entidad.

También los alcaldes salientes y los que continuarán (Pablo Lemus en Zapopan y María Elena Limón, Tlaquepaque), son corresponsables de la seguridad en sus municipios. Tienen su propia piedrota en el zapato, no han podido en esa materia, los índices delictivos van a la alza, como los robos a casas habitación y a negocios, asaltos en la vía pública y homicidios. En abril de este año, durante la séptima reunión de seguridad de la Zona Metropolitana, se informó que Guadalajara es el municipio donde se concentra el mayor índice de delitos, seguidos de Zapopan y Tlaquepaque, así lo reconoció el aún Secretario General de Gobierno, Roberto López Lara.

Guadalajara concentra el 44.6 por ciento de la incidencia delictiva. Zapopan reporta el 21.6, mientras que San Pedro Tlaquepaque concentra el 11.1 por ciento y Tonalá 7.1 por ciento. Por su parte, Tlajomulco de Zúñiga reporta un 8 por ciento de incidencia delictiva, El Salto 6.1, Zapotlanejo el 0.5, Ixtlahuacán de los Membrillos y Juanacatlán el 0.2 por ciento, respectivamente.

Las cifras son escalofriantes, la tarea será ardua para el gobernador electo, Enrique Alfaro Ramírez, para Macedonio Tamez Guajardo, titular del Gabinete de Seguridad del Estado del gobierno entrante y para los nuevos Comisarios de Seguridad, Isaías Domínguez Ortiz, Roberto Alarcón Estrada, Javier López Ruelas, José Octavio García Aceves y José Olivas Molina de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco respectivamente. Todos tendrán su piedrota en el zapato.

Las autoridades entrantes tendrán que trabajar en forma estrecha, dar buenos resultados. La delincuencia día a día se apodera de la ciudad, todos los ciudadanos y me incluyo, nos sentimos inseguros, indefensos ante la nula intervención de las autoridades; en Jalisco no es la excepción, la gente ya está cansada y harta y en cualquier momento puede hacer justicia con su propia mano, lo que de ocurrir, sería inadmisible y catastrófico.

En definitiva, en materia de seguridad, tendrán una piedrota en el zapato, que les será incomoda y que tendrán que moler con mucha inteligencia, antes de que una barbarie suceda en Jalisco.

Comments

comments