Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS  Premios Tony, rebeldes de Broadway

 Premios Tony, rebeldes de Broadway

63
0

La 77 entrega de los Premios Tony, que tuvo como anfitriona a la actriz y cantante Ariana DeBose por tercer año consecutivo, brilló no sólo por el talento que hay sobre los escenarios en Broadway, sino porque mucho de éste provino de figuras del cine y la música.

El gran ganador de la velada, que se llevó a cabo en el Teatro David H. Koch del Lincoln Center de Manhattan, en Nueva York, fue The Outsiders, coproducido por Angelina Jolie, que obtuvo cuatro Premios Tony: Mejor musical, Mejor diseño de iluminación de un musical, Mejor diseño de sonido de un musical y Mejor dirección de un musical, para Danya Taymor, sobrina de la directora de cine y teatro, Julie Taymor, y quien dijo que dirigir tal musical “cambió mi vida”.

En palabras de Angelina Jolie, quien presentó uno de los números musicales de The Outsiders en esta ceremonia, esto es de lo que habla el montaje: “Susan Hinton escribió The Outsiders en la escuela secundaria hace medio siglo, pero todavía nos habla de los cambios de la sociedad. La experiencia de ser un outsider es universal para cualquier joven y cualquier persona que se sienta marginada. No te equivocas al ver lo que es injusto. No te equivocas al desear encontrar tu propio camino. Espero que inspire a muchas personas”, expresó.

Este máximo premio fue entregado por las actrices Idina Menzel y Cynthia Erivo, ambas intérpretes de Elphaba en Wicked, la primera en Broadway y la segunda en su reciente versión cinematográfica.

El Tony a la Mejor obra fue para Stereophonic, que se llevó cinco preseas, la de Mejor interpretación de un actor en un papel destacado en una obra de teatro para Will Brill, Mejor diseño escénico, Mejor diseño de sonido y Mejor dirección para Daniel Aukin.

La obra escrita por David Adjmi, con música original de Will Butler, exmiembro de Arcade Fire, se desarrolla en un estudio de grabación en 1976, donde una banda de rock emergente graba su nuevo álbum. La presión creativa y entre los integrantes podría provocar su ruptura o su avance a la cúspide de su carrera.

“Una habitación dentro de una habitación. Estoy parado en la parte trasera del teatro y el silencio cae, la gente se inclina hacia adelante en sus asientos y es testigo de esta carta de amor a la alegría y al dolor de la gente que hace algo en conjunto”, señaló Daniel Aukin acerca de la obra.

Su autor señaló tras el galardón a Mejor obra: “Esta ha sido la mejor experiencia de toda mi vida. Fue un viaje muy difícil publicar esta obra y quiero agradecer a todos mis amigos que me ayudaron emocional y financieramente. Es realmente difícil hacer una carrera en las artes. Necesitamos financiar las artes en Estados Unidos, porque es el sello distintivo de la sociedad civilizada. Quiero dedicar esto al artista que existe.”

El primero en recibir una estatuilla en la ceremonia televisada fue el actor Jeremy Strong, ganador a la Mejor Interpretación de un actor en un papel principal de una obra por An Enemy of the People.

En ésta recrea a un médico de una pequeña ciudad que se considera un miembro orgulloso y honrado de su comunidad, hasta que descubre una catástrofe que arriesga la vida de todos, mientras quienes están en el poder no sólo tratan de silenciarlo, sino de destruirlo.

“Muchas gracias al equipo de diseño y todo el equipo de producción que trabajó en esta obra. Quiero agradecer a las mujeres y al personal de recepción, por mirarme caminando todos los días como si me hubiera atropellado un camión y verme salir (del teatro) aún peor.

“Gracias a la gente de vestuario por volverme a coser 50 mil botones en mis camisas todas las noches. Sam, gracias por ser todo lo que un actor puede esperar de un director y por aportar un nuevo significado al término ‘desafío’. Esta obra es un crimen del corazón y para afrontar lo difícil del momento. ”, dijo Strong, quien también es conocido como Kendall Roy de Succession.

También fueron premiados las reposiciones, es decir, las nuevas versiones de títulos ya conocidos. El Tony a Mejor reposición de un musical fue para Merrily We Roll Along, de 1981, que esta vez fue protagonizado por Daniel Radcliffe, Jonathan Groff y Lindsay Mendez, acerca de la turbulenta relación entre el compositor Franklin Shepard y sus dos amigos de toda la vida, la escritora Mary y el letrista y dramaturgo Charley. El título ganó cuatro premios, entre ellos a la Mejor orquesta.

Daniel Radcliffe, reconocido también por protagonizar Harry Potter, ganó su primer Tony a Mejor interpretación de un actor en un papel destacado en un musical gracias a este musical: “Hablaré rápido e intentaré no llorar. Ésta ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, nunca tendré algo tan bueno. Ha sido increíble. Es un honor estar en el escenario con todos ustedes cada noche. Papá… ¡feliz día del padre! Gracias por poner Sondheim en el auto y por amarme”. También agradeció a su pareja, Erin Darke, y a su pequeño hijo.

Jonathan Groff también ganó un Tony por Mejor interpretación de un actor en un papel principal en un musical: “Crecí en una casa rodeada de campos de maíz en el condado de Lancaster, Pensilvania. Fui criado por mis padres y mi hermano. Los tres están sentados hoy aquí. Gracias por dejarme vestirme como Mary Poppins cuando tenía tres años, por dejarme representar escenas de I Love Lucy en mi décimo cumpleaños, por permitir siempre que mi rara bandera ondee sin hacerme sentir raro”.

La Mejor reposición de una obra fue Appropriate que también ganó Mejor interpretación de una actriz en un papel principal en una obra de teatro para Sarah Paulson y Mejor diseño de iluminación de una obra. La historia es la de una familia que se ve obligada a enfrentarse a los fantasmas de su pasado, pues los secretos escondidos durante mucho tiempo y los resentimietos enterrados, no pueden ser contenidos más.

Paulson señaló que era una lección de humildad ser incluida en esta terna: “Pienso en las paredes de los teatros de esta ciudad mágica (NY) que sostienen el impacto de todos y cada uno de ustedes en esta sala y de todos los que vinieron antes. Pienso en la suerte que tienen esos muros de ser los testigos todas las noches para retribuirnos unos a otros, con la esperanza de encontrar un camino compartido hacia la verdad sobre estar vivo”.

Kara Young fue la premiada por Mejor interpretación de una Actriz en un papel destacado en una obra de teatro por Purlie Victorious: A Non-Confederate Romp Through The Cotton Patch.

El escenario se llenó de energía con los musicales de Hell’s Kitchen, una historia sobre la mayoría de edad, inspirada en la cantante y compositora Alicia Keys. Tal número contó con la presencia justo de Alicia, quien interpretó New York y tuvo como invitado sorpresa a Jay-Z.

Hell’s Kitchen ganó dos Tony: para Maleah Joi Moon como Mejor interpretación de una actriz en un papel principal en un musical, y para Kecia Lewis, por Mejor interpretación de una actriz en un papel destacado en un musical.

Eddie Redmayne, ganador del Oscar y del BAFTA por la cinta La teoría del todo, así como del Tony y el Olivier por Red, protagonizó al Emcee del musical Cabaret, con una espléndida interpretación, que compartió al lado de Gayle Rankin como Sally Bowles.

La velada contó con un homenaje a Chita Rivera, quien falleció el 30 de enero pasado a sus 91 años de edad, y a sus personajes emblemáticos en musicales como Bye Bye Birdie, Chicago y West Side Story.

Hillary Clinton acudió como productora del musical Suffs. También hubo números musicales de Water for Elephants, Illinoise y The Who’s Tommy.

Comments

comments

Artículo anteriorAprueba cabildo tapatío mantener su integración actual
Artículo siguienteLinchan a tres hombres en Metlatónoc acusados del homicidio de Sabi Ortiz
Periodista, resignado Atlista, enamorado de mi ciudad y de mi Estado. De L a V en punto de las 7am al aire @1070noticias http://bit.ly/oYJFU2