Inicio INTERNACIONAL Obama se refugia en un paraíso de Tahití a 2.500€ la noche...

Obama se refugia en un paraíso de Tahití a 2.500€ la noche para escribir sus memorias

0
Compartir

Barack Obama tiene mucho que contar. O que escribir. El expresidente de los Estados Unidos está refugiado en un entorno paradisíaco dispuesto a redactar sus memorias, mientras aprovecha el tiempo para disfrutar de aquellos placeres que la ‘jubilación’ le tiene preparado una vez que ha salido de la Casa Blanca y ha pasado a ser un ‘ciudadano privado’. Como sabe que esta tarea es complicada, el exmandatario de 55 años se ha escondido en un recóndito paraíso del Pacífico, concretamente en un idílico atolón polinesio, situado en el conjunto de islas privadas de Tetiaroa, propiedad de Marlon Brandon.

El intérprete de ‘El último tango en París’ erigió aquí un resort de lujo, tras enamorarse de este enclave mientras grababa en 1960 ‘Rebelión a bordo’: “Tienes que venir a este lugar y verlo con tus propios ojos”, invitaba el actor a todo mortal que desee descubrir uno de los enclaves naturales más hermosos del mundo. Un remanso de paz en el que él vivió sus mejores y también sus peores momentos de su vida, en el que ahora se refugia Obama para conectar con su propia esencia a la espera de que las musas le brinden inspiración con la redacción de su biografía.

Aquí pasará un mes, su tercer mes fuera del Despacho Oval, e intentando desconectar del mundo y, especialmente, de las tretas de su sucesor, que parece estar poniendo patas arriba todo aquello que él levantó en sus ocho años como presidente estadounidense. Obama parece ir dando saltos de paraíso en paraíso desde que se acabase su etapa dorada profesional. Ya le hemos visto en Palm Spring, California, en la casa del exembajador estadounidense en España, James Costos. También en las islas Vírgenes junto al multimillonario Richard Branson, y ahora en Tahití, solo, sin Michelle Obama, pero con la inestimable compañía que ofrece un rincón rebosante de naturaleza viva, que incluye uno de los resort de lujo más elitistas del mundo.

Un lujo, por supuesto, nada barato, dado que en temporada baja, pasar una noche en una de sus villas ronda los 1.300 euros. Y eso en temporada baja, porque en la temporada más privativa, alojarse aquí puede costar hasta 2.500 euros por personas y día. Todo, sin tasas, que van aparte. No obstante, en el precio se incluye, además de las impagables vistas, una piscina privada, spa, gran oferta de deportes náuticos y mucha paz bajo los mimos de un sol privilegiado.

Comments

comments