Inicio COLUMNA INVITADAS Novela de caricatura contra novela de ficción

Novela de caricatura contra novela de ficción

0
Compartir

Por: Carlos E. Martínez Villaseñor

“En veces”, como dirían en ciertas regiones de Jalisco, pareciera que nuestra vida cotidiana como sociedad, está envuelta de show, mitote y picardía… aunque la realidad es contrastante, entre inseguridad, violencia, pobreza, y poder de estado. Lo que antes era para unos cuantos, hoy en día, mediante los diferentes dispositivos digitales y plataformas de red, bastan unos segundos para que se vuelva tendencia.

Hasta dónde hemos llegado para permitir que el poder de estado, sea maniatado, violado, e incluso expuesto de manera vil. Lo ocurrido hace algunos días en la ciudad de Culiacán, fue más que lo que representó este acto violento. Fue el ejemplo mismo de décadas de corrupción, décadas de gobiernos fallidos en temas de narcotráfico y por supuesto, décadas de soluciones al vapor. Mientras la sociedad sinaloense se veía afectada y atrincherada por los diversos sucesos ocurridos, pareciera que el Tigre se había soltado no sólo en Sinaloa, sino que estaba preparándose en diferentes Estados del país, para un segundo golpe de esa magnitud.

Sin duda alguna, salvaguardar la vida de inocentes es primero, ¡claro! aunque en una balanza difícil de pesar como Poder de Estado. Una estrategia totalmente fallida, sin cuidar los detalles que después fueron detonantes, y lo que es peor, con un resultado fuera de cualquier margen. Hasta dónde hemos llegado en permitir estos manejos sexenio tras sexenio… Lo digo de esta forma, porque llevamos más de 14 Presidentes de la República que no logran tener la receta de control absoluto. Lo ocurrido ahora en Michoacán, mismo esquema, otro escenario y actores diferentes… ¿Con paz se van a solucionar los grandes problemas que tiene el país en este tema?, ¿Con paz se van a controlar los más de 700 grupos delictivos que existen en México?…

En este tenor, ¿acaso la DEA en verdad no sabía nada de esto?, si fuese así, estamos todos en el país de las maravillas, donde cualquier actor puede ser el rey… Este duro golpe no sólo lo siente el Poder Ejecutivo, ni lo sentiría si hubiese posibles renuncias, lo siente la sociedad mexicana, lo siente el nombre de México frente al mundo. Estos temas no tienen ni bandera, ni color.

¿Quiénes perdieron en estos dos escenarios que les comento?.. El debate de la corrupción es muy grande, inmenso en este país y en muchos, solo que también existen muchos donde si son penados, exhibidos y en otros casos con medidas fatales. Es aberrante ver cómo la esposa de uno de los gobernadores más corruptos de la pasada administración, pague alrededor de 3 millones y medio de pesos para salir bajo fianza… dinero que seguramente también fue de los mexicanos… pero ya hoy se pasea por Europa. ¿Que se castigue? ¡Sí! ¿Pero cuándo y cuántos más?… el pueblo necesita justicia, le urge. De manera conjunta el sistema judicial, tiene que ser reformado, aprehender a delincuentes que salen en horas, solo lastima la credibilidad ante las instituciones de gobierno, y la pierden frente a los ciudadanos.

Llevar al país a un estado de guerra, no lo soportaría ni económica ni políticamente, pero pensar que no pasa nada, solo nos llevará a un estado de indefensión.

@carlosemtzv

Comments

comments