Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS Meghan puede mantener nombre de sus amigos en secreto: Corte

Meghan puede mantener nombre de sus amigos en secreto: Corte

0
Compartir

Meghan, la Duquesa de Sussex, ganó una batalla judicial el miércoles para mantener en privado los nombres de cinco de sus amigos, como parte de su acción legal contra un tabloide británico al que acusa de invadir su privacidad.

Meghan, esposa del príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel, está demandando a Associated Newspapers por artículos publicados en el Mail on Sunday, que incluían partes de una carta manuscrita que le había enviado a su padre, Thomas Markle, en agosto de 2018.

Como parte de su defensa, el diario argumenta que publicó la carta en febrero de 2019 después de que cinco amigos de Meghan dieron entrevistas anónimas a la revista estadounidense People.

La duquesa dice que ella no autorizó a sus amigos a hablar con People y que el Mail on Sunday sólo quería nombrarlos para explotar la disputa legal por cuestiones comerciales. Y afirma que nombrarlos representaría una amenaza a su “bienestar emocional y mental”.

El juez Mark Warby dictaminó en el Tribunal Superior de Londres que sus nombres no sean publicados por el momento, pero dijo que esto podría cambiar.

“He concluido que por el momento al menos la Corte debería otorgarle a la demandante las órdenes que busca, cuyo efecto sería conferir protección a las identidades de las fuentes”, afirmó.

El tema del anonimato es uno de los varios asuntos preliminares del juicio, cuyo inicio no se espera hasta el 2021. Warby dijo que el caso ya había tomado 10 meses y todavía estaba “lejos del juicio”, al agregar que necesitaba avanzar a un mayor ritmo.

“La duquesa sintió que era necesario tomar este paso para tratar de proteger a sus amigos, como haría cualquiera de nosotros, y estamos contentos de que eso quedara claro”, dijo una fuente cercana a Meghan, que habló bajo condición de anonimato.

“Estamos felices de que el juez haya acordado proteger a estos cinco individuos”, agregó.

Meghan y Enrique ahora viven en Los Ángeles con su bebé Archie, después de renunciar a sus deberes reales a fines de marzo.

Las relaciones cada vez más hostiles entre la pareja real y algunos diarios británicos a los que acusan de una cobertura intrusiva, imprecisa y a veces racista fue una de las razones por las que la pareja dejó Gran Bretaña para ir a Estados Unidos.

Comments

comments