Inicio MÉXICO Mayas recuerdan a sus seres queridos con peculiares ofrendas

Mayas recuerdan a sus seres queridos con peculiares ofrendas

0
Compartir

Como una forma de reencontrarse con sus seres queridos, regresando a casa para ser honrados con las ofrendas que sus familias les han preparado, el pueblo maya lleva a cabo el Hanal Pixán o también conocida como “comida de ánimas”.

En esta tradición especial de los yucatecos, el 31 de octubre la celebración conocida como “U Hanal Palal”, está dedicada a los niños difuntos; el 1 de noviembre el “U Hanal Nucúch Unicoob”, para los adultos y el 2 de noviembre el “Uttanol Pixanoob” en honor a los fieles difuntos tanto niños como adultos.

Según las creencias hay ánimas que no tienen familiares o que por algún motivo no les ponen altar. A ellos se les conoce como “ánima sola”. A ellos se les coloca un altar pequeño y sencillo en un rincón de la casa con ofrendas de todo tipo.

Los altares se colocan con comida, dulces, ofrendas y la pertenencias preferidas de los difuntos.

El 3 de noviembre se despide a las ánimas con rezos y ofrendas, con pan dulce, chocolate y mukbil pollo, que son amarrados simulando que son para llevar. En la noche se prenden las veladoras sobre las albarradas (piedras) para iluminar el camino de las ánimas en su retorno al más allá.

En cada región la elaboración y decoración de los altares varía; en Mérida, Yucatán, para la dedicada a los adultos, los elementos que no pueden faltar son: velas blancas y negras; incienso y candelabros de barro; mantel blanco bordado de flores en blanco, negro o morado.

Flores de Teresita y de Virginia, X-tees y de Xpujuk, jícara de agua, ruda, granos de maíz, foto del difunto, la Santa Cruz, ceniza junto alaltar y decorado con rodajas de tela de bejuco.

Para las ofrendas no puede faltar el chocolate, pan dulce, atole, elote tierno y, sancochado , mucbipollo, cigarros y aguardiente, en caso de que el difunto los consumía.

Los elementos que conforman el altar de los niños son: velas de colores, incienso y candeleros de barro, flores de San Diego, de X’ K’an lool y de múulx-pujuk, jicara de agua, ruda, la Santa Cruz y fotografia y juguetesndel difunto.

De la ofrenda que se hace para los infantes se coloca chocolate, pan dulce, atole o frutas de la época, élites tiernos y sancochados, mucbipollo y dulce de pepita.

Otros platillos típicos que también lucen en los altares son el relleno negro o blanco, escabeche de pollo, cochinita pibil, entre otros.

Comments

comments