Mayas asociaban al cacao con el inframundo

Mayas asociaban al cacao con el inframundo

31
0
Compartir

El cacao, un fruto muy preciado en la cultura Maya, se asociaba con el inframundo, debido a que las mejores condiciones para su crecimiento son bajo la sombra, señaló el científico Tomás Pérez Suárez, del Instituto de Investigaciones Filolológicas de la UNAM.

Destacó que simbólicamente, el maíz se asocia con lo diurno o el mundo de arriba, porque crece con radiación solar, mientras que el cacao con lo nocturno, pues se desarrolla a la sombra de un árbol protector que se conoce como cacahuananche.

Pérez Suárez, quien también pertenece al Centro de Estudios Mayas, señaló a UNAM Global que la palabra original de cacahuananche sería cacáhuatl (cacao) y nantzin (madre), así, su nombre significa la madre del cacao.

En el pensamiento mesoamericano no existe esa dicotomía como en el occidental de que lo diurno es bueno y lo nocturno es malo, son complementarios, es muy común que se encuentren en vasijas personajes que se han identificado como una deidad del cacao, apuntó.

De acuerdo con el arqueólogo, existen al menos 22 especies de cacao, donde la gran mayoría se encuentran en el norte de la amazonia y el río Orinoco, entre Venezuela, Colombia, Ecuador y una parte de Brasil. En Mesoamérica, existen sólo dos variedades, el theobroma bicolor y el theobroma cacao, éste último es el que se comercializa mundialmente.

Los mayas fueron los primeros en domesticar este fruto y posiblemente lo expandieron por toda esta región hasta llegar al altiplano de Teotihuacán, regularmente, esta planta crece en zonas tropicales húmedas, no se da en tierras altas, razón por la que era tan preciada entre los mayas, explicó el investigador universitario.

Subrayó que debido a su importancia era utilizado como moneda, uno podía comprar cosas si pagaba con cacao y en el imperio Mexica, donde se centralizaba el comercio y la producción de cacao en Tenochtitlán, se daba como tributos a los militares.

Una de sus grandes virtudes, es que contiene teobromina, un alcaloide estimulante de la producción de endorfinas, una sustancia que brinda felicidad. Por tal motivo, algunos lo utilizan como antidepresivo.

Su nombre científico fue otorgado por el botánico Carlos Linneo en el siglo XVII, y se trata de una palabra compuesta. Theo de raíz griega, significa dios, y broma de origen latino significa manjar. Así, teobromina se traduce como el manjar de los dioses.

Comments

comments

No hay comentarios