Inicio COLUMNAS La otra óptica del boom de las criptomonedas

La otra óptica del boom de las criptomonedas

0
Compartir

Por Mario F Retana

Todos recordamos la guerra Telcel /Telefónica. La batalla más sonada que esta rivalidad vivió fue en la promoción: “Tus cinco números recurrentes gratis”. Era sencilla: Si tenías Telcel, podías marca a tus cinco más frecuentes sin costo, sólo tenías que tener tu móvil en la compañía del ingeniero Slim. Como la red de suscriptores a Telcel eran mayor a la de Telefónica, la compañía española vio reducida su participación de mercado dramáticamente.

La economía de red es un concepto técnico del ámbito de telecomunicaciones que establece que la red vale por el número de personas dentro de ella. Es por esto que fue complicado para Telefónica competir con Telcel y; a Google Maps, con Waze – y terminó comprándola -. La economía de red monopoliza y es por ello que estos mercados operan con práctica monopólicas absolutas o relativas. Y por ello, cualquier mercado con economías de red, se compite con ventajas o desventajas.

Pero ¿Qué es en esencia la economía de red? ¿Cómo opera? ¿Es relevante en el caso de las criptomonedas? ¿Qué son? ¿Cuáles son los retos de la autoridad reguladora?

Existe un auge de personas queriendo involucrarse en esta forma de inversión. Las redes sociales generan contenidos por miles y los mismos juegan a favor y en contra.

Las personas que hablan de su experiencia invirtiendo tienen incentivos para fomentar su recomendación, pues esta inversión no es una inversión tradicional, es de economía de red. Empecemos por el inicio.

¿Qué es una criptomoneda?

Alrededor del mundo existen diferentes formas de inversión, una de ellas es las criptomonedas. Una criptomoneda es una moneda virtual y, sin embargo, a diferencia de otras monedas físicas, estas no están respaldadas o reguladas por algún banco central de un estado.

Existen varias: DeepOnion, Ether, Ripple. La más famosa es: Bitcoin que hasta el momento ha superado el valor de un millón de pesos.

Son instrumentos financieros que operan bajo la dinámica de la oferta y la demanda. Se reconoce su precio en el mundo digital para uso y transacción en internet.

¿Moneda o tecnología?

El sistema de transacciones está protegido con criptografía y esta criptografía, que son códigos, corren en una tecnología llamada cadena de bloques – Block Change – que permite que cada grupo de personas reconozcan el número de códigos o monedas involucrados en un networking determinado, gracias a esta tecnología no es necesario saber el nombre de los tenedores de las monedas. Y como el valor trabaja en una economía de red es fácil que no tenga la necesidad de tener bancos como intermediarios y esto abre una enorme cantidad de posibilidades a la industria Fintech; pero, dicho sea de paso, cualquier cantidad de retos para la autoridad reguladora.

¿Cuáles son los retos de la autoridad reguladora?

La autoridad están frente a una tecnología que brinda muchas posibilidades para transferir valor entre particulares. Y por ello un gran reto.

La autoridad se ha pronunciado, de hecho, Agustín Carstens, Gerente General del Banco de Pagos Internacionales, ha dicho que está a favor de operar en poco tiempo con monedas digitales. Algunos otros organismos en diferentes países se han inclinado por regular la actividad de las criptomonedas como instrumento de inversión, el mismo Paypal ha aceptado operaciones con criptomonedas; pero en general, la banca se ha manifestado por entrar a la batalla para ganar adeptos en la usabilidad de instrumentos digitales con vinculación a la economía real. Aquí se encuentra el verdadero reto.

Pienso que la inversión en criptomonedas es una burbuja en muchos casos mantenida por algunas inversiones por grandes tenedores de capital como los CEO´s de Amazon o Tesla que han ingresado una cantidad importante de recursos, pero en inversiones efímeras.

Esto porque la apreciación de las ciptomonedas está sujeta a la ley de oferta y demanda; y por ello, existen incentivos para invertir montos grandes, pero a muy corto plazo. Para los inversionistas de a pie, que ya pertenecen a un grupo, existen todos los incentivos para vincular a otros inversionistas. La dinámica de atracción tiene lo mejor de los dos mundos, oferta y demanda reguladas por el propio valor que crean estos grupos y más incentivos para agrupar más sucesivamente.

El modelo es ampliamente efectivo, pero lamentablemente, el momento de la verdad se vivirá cuando se conecte la economía en red con el mundo de activos fuera de ella. La vida económica se dirige hacia allá, pero recordemos que la economía se finca en la productividad. Un banco central cuando imprime billetes más de la cuenta, crea inflación pues hay más billetes que valor en los activos del estado.

Las criptomonedas son activos sujeto 100% a la especulación dentro del mercado digital. Abramos paso a la innovación y al futuro, pero con la responsabilidad de no confundir el valor con el instrumento que sirve para intercambiar el valor.

O tú ¿Qué piensas?

Comments

comments