Inicio JALISCO Juan Villoro comparte sus experiencias con docentes y directivos

Juan Villoro comparte sus experiencias con docentes y directivos

0
Compartir

Esta mañana maestras, maestros y directivos destacados de la entidad, asistieron a la tercera edición de la Cátedra Vasconcelos, que realiza la Secretaría de Educación, y que en esta ocasión contó con la participación del periodista y escritor Juan Villoro.
La cátedra Vasconcelos busca que los asistentes adquieran nuevos conceptos y modelos que fortalezcan su labor y desempeño escolar, se contagien de ideas innovadoras y busquen una mejora continua.

El secretario de Educación del Gobierno de Jalisco, Alfonso Gómez Godínez, acompañado de María Teresa Orozco López, directora del Servicio Profesional Docente, dio la bienvenida al ponente al destacar su talento escribiendo sobre temas de educación, valores y deportes, entre muchos otros.

Gómez Godínez señaló que este proyecto “es un espacio de dialogo, creación y recreación de ideas, todas encaminadas a un gran fin, mejorar la calidad educativa en el Estado”.

Durante la ponencia, Juan Villoro señaló que los verdaderos garantes de la seguridad son las personas capaces de transmitir valores para crear una comunidad y para entender que los problemas de uno son los problemas de todos.

Explicó que el tema de esta charla es la aventura de leer, esencial para el proceso educativo, un hábito fascinante que define el tiempo presente, por las transformaciones que se han vivido sin presentarse un cambio sustancial desde que se popularizó el libro, cuando se construye la idea de tener un objeto que se puede leer con páginas.

Juan Villoro aseguró que es tan buena una sociedad como los valores que ésta transmite, por eso es fundamental estar en contacto con la información, el conocimiento, el saber que viene de los libros que complementan la vida tangible y física.

Explicó una reflexión del físico Georg Christoph Lichtenberg, quien entendía que la lectura tiene que ver con el tipo de lectores que podemos ser nosotros, que cada libro cambia en función de su lector y que un libro cerrado no es una obra de arte.

Comments

comments