Inicio COLUMNA INVITADAS ISRAEL… LA TENDENCIA

ISRAEL… LA TENDENCIA

0
Compartir

Por: Pablo Quiroz Zepeda

70 años se cumplen tras la creación del “Estado Judío”, que por más que se llame así está integrado por una multicuturalidad, multireligiosidad y divergencia como ningún otro país en su pequeña extensión territorial pudiera tener.

Israel, por todo lo que antes comenté fue tendencia para bien y para no tan bien. Todo empezó cuando un día de abril veíamos a las calles de Tel Aviv paralizándose (como en cualquier otra parte del país) para guardar un minuto de reflexión por todas las víctimas del holocausto, la Shoah, recuerdo de 6 millones de personas sistemáticamente asesinadas por el peor régimen de la historia moderna. Unos días posteriores y dentro del mismo mes se celebraron los 70 años de aquella declaración de independencia que fundaba a su creación, en voz del 1er. Primer Ministro Ben Gurion.

Un día que se conmemora la esperanza de un pueblo para llegar a un lugar donde no estuvieran a la merced del antisemitismo (o antijudaísmo, por si hay quienes de manera cobarde no ven igual el concepto). Personas perseguidas desde el nazismo, pasando por la represión soviética, la persecución en Etiopía, así como los que urgentemente y en su momento tuvieron que salir de lugares, como: Irak, Argelia e Irán. Esos fueron el Yom HaShoah y Yom Haatzmaut.

Se acabó abril y llegó mayo, un mes muy contrastante. Una noticia ya se había anunciado desde diciembre del año pasado cuando Donald Trump, presidente de los Estados Unidos de América, daba por fin fecha y pormenores de la construcción de la embajada de su país en Jerusalén, trasladando las oficinas de Tel Aviv a la capital de Israel. Sí, Jerusalén es la capital de Israel oficialmente. Sin embargo, también Jerusalén es capital de Palestina, nación a la cual no le pareció en absoluto la decisión de Trump y las protestas desde esa fecha al día de hoy se han visto más enardecidas tanto en Cisjordania como en la Franja de Gaza.

Dejaré por el momento la mudanza de la embajada hacia un próximo párrafo, hay todavía otros detalles que informar.
Donald Trump recibió a Emmanuel Macron, Presidente de Francia, en Washington. Una visita que fue denominada como “la diplomacia del beso”,  enlace bilateral que ponía sobre la mesa otra promesa de campaña del representante estadounidense, sacar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán. El presidente francés sugirió la permanencia del acuerdo, pero parece ser que a Trump le acercó más favorecer a sus electores y la hostilidad de Irán en el conflicto en Siria, que mucho ha tenido que ver con los avances de Bashar Al Assad frente a los rebeldes en el país vecino de Israel. Precisamente en Siria, tras el anuncio de Trump de salirse del acuerdo nuclear la semana pasada, Irán con sus milicias instaladas en los Altos del Golán sorprendió a los israelíes con un ataque inesperado con misiles de mediano alcance, mismos que fueron interceptados por el “Iron Dome”, sistema antimisiles. Tras la defensa, vino la contraofensiva israelí, incursión que tuvo como objetivo la destrucción de áreas estratégicas de logística y armamento de las milicias iraníes.

Pero si creíamos que mayo únicamente traería tensión a suelo israelí, tengo que decirles que el sábado 12 de mayo fue la excepción. Netta, una chica sorprendente, conquistaba la competencia musical de Record Guinnes con más años en el mundo y máximo certamen de música en el viejo continente, Eurovision. Su canción “Toy”, su original atuendo entre asiático y futurista, pero sobre todo su excelente interpretación, creó una euforia en todos los países del viejo continente que desde hace un par de años no habían podido bailar en una fiesta las canciones ganadoras. Netta, un ejemplo de superación, de no discriminación y de creatividad juvenil.

La música no se fue, pero la política volvió a complicar las cosas. Llegó el día de la inauguración de la Embajada de Estados Unidos de América en Jerusalén. Sonaba “Hallelujah” de Leonard Cohen, posteriormente Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner (en representación de Donald Trump), Reuven Rivlin (Presidente) y Benjamín Netanyahu (Primer Ministro) representando a Israel, declaraban oficial el inicio de la misión diplomática en la capital de Israel, y capital palestina. La ira no se quedó callada, los levantamientos en Gaza se produjeron y se enfrentaron a un ejército israelí que sigue sin medir el uso de la fuerza, quitando la vida a más de 50 personas y dejando a más de dos mil 400 heridos.

Israel no dejará de ser tendencia. Es un país que su ingenio, su plausible apoyo a la comunidad LGBT y sus contradicciones políticas no dejan de sorprendernos. Más allá de conflicto, la mayoría quiere la paz y ese objetivo únicamente será establecido mediante la mesa de negociación y reconocimiento de ambas partes. A Israel no lo define una política, lo define su gente, sus ancestros y las próximas generaciones. Tendencia seguirá siendo.

Estimados lectores de Cabecera.mx, les agradezco su respetuosa opinión en el espacio de esta plataforma periodística, así como en la cuenta de Twitter de un servidor @PabloQZepeda

Comments

comments