Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS INAH llama a mejorar conservación de zonas arqueológicas

INAH llama a mejorar conservación de zonas arqueológicas

0
Compartir

La coordinación a gran escala que requiere la conservación de las 189 zonas arqueológicas abiertas al público en el país, al ser espacios rodeados de comunidades que mantienen un vínculo con ellas, fue el tema en el último día de actividades de la VIII Mesa Redonda de Palenque.

La antropóloga Aída Castilleja González, secretaria técnica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), habló sobre las metas que la institución ha marcado para la preservación de los sitios arqueológicos, para que se vean como lugares donde se combinan pasado y presente.

De acuerdo con la antropóloga, la política de gestión requiere de un soporte académico y de investigación para consolidar las principales estrategias nacionales y regionales en la materia.

Como prioridad se encuentra el área maya, la cual es un proceso complejo para la sustentabilidad de los sitios patrimoniales, ya que en su territorio se dispersan 60 de los 189 sitios abiertos a la visita en todo el país.

“Lograr nuestros objetivos institucionales de gestión y protección de este patrimonio, requiere considerar una escala de política pública con una especificidad cultural”, expresó la funcionaria, de acuerdo con un comunicado emitido por el INAH.

Lo anterior se traza para que se construyan políticas regionales de conservación en concordancia con las políticas nacionales, y así lograr la construcción de prioridades en cuestión del contexto social y territorial específico.

Castilleja González compartió que el INAH trabaja en diversas estrategias de esta política cultural y cooperación internacional para alinear su gestión al contexto mundial, de modo que los esfuerzos realizados se centran en garantizar la accesibilidad a las zonas arqueológicas bajo su custodia.

Desde hace dos años, el INAH, a través de la Coordinación Nacional de Arqueología, instrumenta una estrategia para la accesibilidad e inclusión de las personas con alguna discapacidad a los sitios arqueológicos, a través de una campaña titulada: “El pasado es de todos”, concretamente en sitios con declaratoria de la UNESCO de Patrimonio Mundial, como Monte Albán y Xochicalco.

“Jóvenes guardianas de Teotihuacán” es otro ejemplo de acciones que buscan la generación de conciencia pública, donde a través de crear conciencia entre grupos de niños y jóvenes, se puede generar una estrategia de alerta ante afectaciones al patrimonio cultural, derivadas de trabajos de construcción moderna en áreas que se sabe, están situadas en antiguos espacios habitacionales.

Asimismo, el INAH gestionó la inclusión de nueve zonas arqueológicas en el Registro Internacional de Bienes Culturales bajo Protección Especial de la UNESCO, la cual busca amparar los sitios patrimoniales ante amenazas mayores, por ejemplo, derivadas de conflictos bélicos.

Con las placas del Escudo Azul, las zonas arqueológicas de Teotihuacan, Palenque, Monte Albán, Chichén Itzá, El Tajín, Uxmal, Paquimé, Xochicalco y Calakmul ya forman parte de este registro.

El INAH también emprendió la instalación y operación de plantas de tratamiento de aguas residuales en Teotihuacan, Xochicalco, Palenque, El Tajín y Calakmul, así como del manejo de residuos derivados de la visita masiva, aunque, de acuerdo a Castilleja González, son “acciones que se necesitan fortalecer para no quedarse sólo en buenas intenciones”.

Comments

comments