Inicio COLUMNAS Guardia Nacional: va por México

Guardia Nacional: va por México

34
0

Por: Verónica Juárez Piña

Coordinadora GPPRD

Cámara de Diputados

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el jueves con 463 votos el dictamen de la minuta con los cambios enviados por el Senado de la República y que crea la Guardia Nacional. Al alcanzar este consenso, el Congreso de la Unión demostró que sí es posible superar las diferencias políticas y anteponer nuestro interés común por México.

En mi calidad de Coordinadora del GPPRD, me correspondió fijar el posicionamiento de las y los diputados perredistas respecto al dictamen y expresé que desde nuestro grupo parlamentario nos pronunciamos a favor de los cambios realizados en la Cámara de Senadores debido a que, en gran parte, fueron propuestas de la sociedad civil y también por las diputadas y diputados de oposición.

No obviamos señalar que, felizmente para México, el ejercicio de parlamento abierto y la necesidad de consensos entre los diversos grupos parlamentarios senatoriales logró plasmar el sentir de las mexicanas y los mexicanos expresados también a través de la sociedad civil: el desmilitarizar a la Guardia Nacional.

De los cambios más importantes, nos parece fundamental el que los integrantes de la Guardia Nacional no se encuentren sujetos a la jurisdicción militar. Resulta igualmente importante señalar que será un órgano de seguridad pública de carácter civil.

La adscripción de este nuevo cuerpo policiaco se encontrará en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que adicionalmente deberá informar al Senado anualmente respecto de lo ejecutado por esta nueva policía, como una nueva forma de control democrático.

El cambio en el carácter de este nuevo cuerpo se ve reflejado de manera precisa en las facultades otorgadas a este Congreso de la Unión para legislar en materia de organización, disciplina, profesionalización, operación y evaluación de la Guardia Nacional, lo que resulta cardinal para entender la naturaleza jurídica de esta nueva policía.

Saludamos igualmente que se otorgue al Congreso la facultad para emitir una nueva Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza. Así como también una nueva Ley Nacional sobre el Registro de Detenciones, misma que deberá ir de la mano con la Ley General en materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

Es importante hacer énfasis en que el establecimiento de la estructura jerárquica, disciplinaria, servicios, de ingreso, de educación, de capacitación, de profesionalización, ascensos y prestaciones podrán ser homologados a lo aplicable en las Fuerzas Armadas.

Ésta es una gran diferencia en relación a lo aprobado inicialmente por la Cámara de Diputados dado que confirma el carácter civil del cuerpo policíaco, por lo que estaremos atentos para que estos avances no se reviertan en el nombramiento de un militar al frente de la Guardia Nacional.

Debemos destacar que la perspectiva de género resulta de particular relevancia para nosotros, dado el terrible incremento en los índices de feminicidios que sufre nuestro país. Un dato que resulta absolutamente indignante es que tan sólo en el mes de enero pasado, diez mujeres fueron asesinadas al día.

Nos congratulamos también de que desaparezca de la redacción constitucional la conformación de una Junta de Jefes de Estado Mayor. La trascendencia de este cambio es destacada porque ha sido una larga petición de los integrantes de las Fuerzas Armadas la creación de un Estado Mayor Conjunto que pueda coordinar a estas actividades operativas y, ahora, será una institución civil la responsable de la dirección de estos esfuerzos.

Adicionalmente, no soslayamos la trascendencia del transitorio que establece la permanencia de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública por cinco años.

En la tribuna, expresé un reconocimiento a las organizaciones de la sociedad civil y representantes de los organismos nacionales e internacionales defensores de derechos humanos por su destacada labor para impulsar los cambios aprobados en la Guardia Nacional.

En el GPPRD asumimos la responsabilidad de seguir defendiendo el régimen federalista que hemos construido a lo largo de muchos años, las instituciones que han sido erigidas a partir del esfuerzo de las y los mexicanos; así como los derechos humanos que tenemos todas y todos.

Hacemos un reconocimiento a todas las víctimas que, de manera directa o indirecta, coadyuvaron en la construcción de este dictamen, reconociendo también que es gracias a sus exigencias que hoy podamos confluir todas las fuerzas políticas a favor de una nueva institución que nos ayude a lograr la tan anhelada paz social, en nombre de quienes perdieron el bien más preciado que tiene una persona: su vida.

El consenso que construimos para sacar adelante la Guardia Nacional es un reflejo de la disposición que en el futuro debemos procurar en el Congreso de la Unión.

Sí se puede debatir, sí se puede reflexionar. Sí podemos reconocernos y reconocer al contrario. Sí podemos coincidir y sí podemos construir en beneficio de las y los mexicanos, como lo demostramos con la aprobación de la Guardia Nacional.

Comments

comments

Artículo anteriorEspaña respalda regreso de Guaidó a Venezuela sin contratiempos
Artículo siguienteMarcas privadas quitan más de 20 por ciento de las gasolineras a Pemex
Periodista, resignado Atlista, enamorado de mi ciudad y de mi Estado. De L a V en punto de las 7am al aire @1070noticias http://bit.ly/oYJFU2