Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS Grammy Latino, año de fusiones y colaboraciones Abaroa

Grammy Latino, año de fusiones y colaboraciones Abaroa

0
Compartir

Este año la entrega del Grammy Latino fue de fusiones, colaboraciones, música ecléctica y a la vez de mucha tradición, afirmó el presidente de la Academia Latina de la Grabación, Gabriel Abaroa Jr.

“Estamos cumpliendo la mayoria de edad y con 18 años de entrega estamos orgullosos por como se ha consolidado esta entrega”, declaró en entrevista.

El directivo fue cuestionado sobre el hecho de que Residente, el exintegrante de Calle 13, haya sido el máximo nominado para la ceremonia, con nueve, a pesar de no ser un gran vendedor de música o que su música no se escuche en la radio.

Este año René Pérez, conocido como Residente, recibió nueve nominaciones, para totalizar 30 nominaciones en la historia del Grammy Latino y con ello se ha ubicado como el artista con el mayor número de postulaciones a esta ceremonia.

Hasta ahora Residente, gracias a Calle 13, ha ganado 25 premios Grammy Latino pero ahora su participación es como solista luego de separarse del dueto.

“Los miembros de la academia normalmente no votan en base lo que suena en la radio, sino es más por lo que consideran un trabajo con calidad integral”, explicó.

“Es más, cuando me entrevisto con artistas o con sellos disqueros me asombra ver que estos todavía piensan que deben registrar sus sencillos como canción del año”, comentó.

“Estos parten de la base de que de alguna forma los miembros votantes lo hacen en base a los éxitos y eso no es cierto, los miembros votantes son profesionales de la música y saben lo que están votando”, apuntó.

“Si tú como periodista fueras parte del panel de los premios Pulitzer no vas a votar por el periodista más simpático o de más fama de bailar; lo harás por el que realmente te ha impresionado con su nivel de investigación o su poder de sintaxis o síntesis”, comparó.

“Es por eso que siempre he defendido que la academia Latina es un club completamente diferente. A mí no me asombra que no necesariamente voten por los sencillos, sino por cosas más elaboradas”, enfatizó.

Sobre la organización de la ceremonia en un casino de Las Vegas en donde la entrega se ha mantenido en los últimos años, señaló que cada año sigue siendo una pasión y un compromiso por hacerlo cada vez mejor.

“Es como cuando cocinas un buffet y hay gente a la que le encanta y hay gente que dice que nunca ha comido algo tan desagradable. Le hemos puesto mucho cariño y que por lo menos la comida que hacen los chefs y cocineros cuando menos esté presentable en la forma más justa elegante y digna del mundo”, sentenció.

“En los inicios de la entrega del Grammy Latino yo fui uno de los que la criticó porque no fue iniciada por latinos y fui muy duro en cuestionarla, pero cuando me involucré comprendí que era más fácil solo criticar”, reconoció.

“Cuando entré me di cuenta de lo difícil de su organización. En algún momento pensé que la íbamos a perder y 17 años después estamos por celebrar prácticamente la mayoría de edad y a punto de llegar al vigésimo aniversario”, dijo.

“Me hace feliz que una entidad que realmente está apoyada por latinos, hecha por latinos manejada y nutrida por latinos estamos construyendo un legado que continuarán las próximas generaciones”, afirmó.

Interrogado sobre la posibilidad de que la música ranchera pudiera desaparecer como ya ocurrió una amenaza hace varios años por falta de nominaciones, mencionó que esta vez se ha diluido este riesgo.

“Pero no podemos cantar victoria, el riesgo está presente, de manera afortunada en el último año la música ranchera se puso las pilas y realizaron notables producciones musicales”, anotó.

Este año una que corre el riesgo y que no tuvo nominaciones fue el de música texana.

Abaroa fue interrogado sobre el boom que ha registrado en los últimos años la música urbana y podría generar la creación de más categorías en la música urbana por haber reggaetón, urbana y hasta música trap.

“Este género viene muy fuerte y se abre esa posibilidad pero por ahora se mostró muy sólido en fusiones, colaboraciones y de mucha música ecléctica”, expresó.

Pero también hubo mucha de tradición con trabajos de Natalia Lafourcade con Macorino, de Rubén Blades o de Mon Laferte con Juanes que hicieron una cumbia, comentó.

“Pero en resumidas cuentas este año la música latina logró consolidarse con muchísimo balance”, aseguró.

Por otro lado, comentó que gracias al respaldo y total libertad que han recibido de parte de los casinos en Las Vegas es previsible que la ceremonia se mantenga ahí.

“Mi corazón quiere que en algún año se puede hacer una ceremonia internacional, por ahora seguiremos aquí aunque no sé si me dará tiempo en mi gestión para lograr esa ceremonia internacional”, finalizó.

Comments

comments