¿Ganó Alfaro?

¿Ganó Alfaro?

51
0
Compartir

Por: Ricardo Alvirde Sucilla

Su equipo nos dirá que si; que fue calificado por quienes participaron en ese ejercicio que dieron por llamar: “Ratificación de Mandato” y obtuvo mayoría; muchas personas les darán la razón y querrán dar vuelta a la página para continuar con sus vidas y no faltará quien afirme categórico que este tema ya no es tema. Sin embargo, aún sigue siéndolo y muy vigente debido a que el proceso electoral del 2018 está a la vuelta de la esquina y MC utilizará estos resultados como estandarte de campañas y se la pasarán echando las campanas al vuelo vanagloriándose de haber obtenido la pretendida ratificación.

El ejercicio del 27 de agosto tiene diversas aristas que observar; en primer lugar, no se trató de una consulta en la que se garantizara la legitimidad del proceso, pues fue el propio ayuntamiento con su personal quien lo organizó, lo calificó y quien resolverá las inconformidades que pudiesen presentarse; en pocas palabras: siendo juez y siendo parte.

En segundo lugar, a pesar de que se había establecido una especie de veda en la que el ayuntamiento o el presidente no podían hacer difusión de logros o su propia imagen, esto no se respetó y la agenda del primer edil continuó como si nada; regidores del propio ayuntamiento se quejaron de esto y simplemente no pudieron impedir que la promoción de la imagen de Enrique Alfaro continuase sin interrupción.

Al no haber sido un proceso apegado a lo dispuesto en la Ley Estatal de Participación Ciudadana, no existieron las debidas medidas para evitar que un ciudadano votara en múltiples ocasiones, la supuesta tinta indeleble desaparecía al lavarse las manos y no faltó quien así lo hiciera para votar en cuanta casilla encontró para documentar la enorme falla en la organización que obviamente despierta toda clase de suspicacias, pues nadie nos puede desmentir que hubo movilización de simpatizantes para sufragar en carrusel.

Hubo quien dijera que este ejercicio no era más que una especie de “aplausómetro” realizado con la única intención de promover la imagen de Enrique Alfaro para el proceso electoral del año próximo, por eso les interesaba que hubiera una buena participación en las casillas y pudo haber sido así, tenían todo perfectamente calculado para anotarse un “triunfo” contundente. Sin embargo, el propio presidente municipal se saboteó su propio plan, debido a los escándalos acontecidos en las últimas semanas relacionados con el cambio de uso de suelo y presunta venta de predios municipales para construcción de miles de viviendas aledañas a El Deán, el muy cuestionado programa de Arte Urbano y los muy elevados costos de las esculturas y el malestar causado a un sector de la población por el uso de uno de sus símbolos más queridos.

En los últimos días también se evidenció el elevado precio que se pagó por la edificación de locales comerciales frente al Hospital Civil que terminaron costando $11´000,000.00 (Once Millones de Pesos) a razón de más de $28,000.00 por metro cuadrado, lo que ha causado que se solicitara la auditoría a las diversas obras emprendidas por el actual ayuntamiento, pues se sospecha que se ha contratado obra a sobreprecio en los más de Cuatro Mil Millones de Pesos ejercidos al día de hoy.

El equipo de Alfaro estaba consciente del desgaste de su popularidad y debido a ello, echaron mano de su voto duro, del voto clientelar, del voto adoctrinado y hasta del voto por presión y aún así, el índice de votantes fue mucho más bajo de lo que se esperaba.

Por todo lo anterior, podemos decir que a pesar de haber contado con un proceso “a modo” para su propio lucimiento, Enrique Alfaro no ganó su ratificación.

Comments

comments

No hay comentarios