Inicio ECONOMÍA Es talento y no el género el motor de crecimiento directora de...

Es talento y no el género el motor de crecimiento directora de Nissan

0
Compartir

“Ser mujer siempre fue una de mis ventajas competitivas”, asegura la única directora ejecutiva de la industria automotriz mexicana, Mayra González.

Madre de una niña de cinco año, la primera mujer nombrada por Nissan para dirigir el destino de la empresa en México comenta que hoy, a casi dos años de haber tomado el volante de la compañía, el mayor reto es tener bajo su responsabilidad a una familia de más de 19 mil colaboradores.

El objetivo en mayo de 2016, cuando llegó a la presidencia y dirección general de la empresa en la que nació siendo vendedora de autos, fue sumar los 100 meses de liderazgo consecutivo en ventas en México, de entre las casi 30 marcas automotrices que operan en el país.

La directora de Nissan Mexicana celebra el Día Internacional de la Mujer rebasando sus propias metas, porque en febrero de 2018 la empresa sumó 105 meses, o lo que es lo mismo ocho años consecutivos, de liderazgo en ventas de vehículos, y anuncia que pretende establecer un referente de equidad de género en la industria automotriz mexicana.

“Durante mi trayectoria profesional me he enfrentado a diferentes retos, sin embargo, considero que ser mujer siempre fue una de mis ventajas competitivas. En varias ocasiones, al ser la única mujer en estar en un espacio rodeada sólo por hombres, me tocó compartir mis ideas y puntos de vista, lo cual me brindó mayor visibilidad en el mundo en el que estaba”, dijo a Notimex.

En entrevista, a propósito de la celebración mundial a la mujer, Mayra González comentó que a nivel industria, “uno de los principales retos ha sido fomentar la igualdad de oportunidades para mujeres y hombres, basadas en el talento y libre de cualquier etiqueta”.

Este reto, señaló orgullosa, poco a poco ha permeado en el incremento de la participación femenina en la industria, lo cual habla del progreso en temas de inclusión laboral e igualdad de género.

“Actualmente puedo decir con mucho orgullo que la industria incorpora cada vez más talento femenino en todas sus áreas, como es el caso de manufactura, que antes parecía ser exclusiva del género masculino”, refirió.

Sin embargo, además de continuar el impulso a una cultura de inclusión con fuertes roles femeninos, destacó la importancia de ofrecer igualdad de remuneración basada en el esfuerzo, dedicación, trabajo duro y resultados.

Argumentó que en los últimos años, en Nissan Mexicana, el porcentaje de mujeres trabajando en la compañía ha presentado un importante incremento, particularmente en puestos directivos, donde destaca el liderazgo en áreas cuyos equipos integran más de 35 por ciento de miembros del sexo femenino.

“Continuaremos trabajando con el objetivo de establecer un referente en la industria en nuestro país en términos de equidad de género, superando al cierre de este año el 20 por ciento de participación femenina en posiciones de liderazgo”, dijo.

Desde su llegada a la presidencia de Nissan Mexicana en mayo de 2016, Mayra González trabaja para contribuir con acciones y soluciones que fomenten la participación, inclusión y generación de mayores oportunidades para las mujeres.

“Por ejemplo, hemos implementado diversos programas de entrenamiento, mentoría, conferencias, certificaciones, cursos y debates que apoyan el desarrollo y empoderamiento femenino”, relató.

De esta forma, en la compañía hoy cuentan con la mejor Política de Parentalidad de la industria, “ya que sabemos y comprendemos que el nacimiento de un hijo es un momento único; por ello ofrecemos a nuestras colaboradoras la mayor flexibilidad durante esta etapa tan especial, lo cual ha demostrado ser un estímulo para evitar la deserción, al igual que mayores beneficios en el mismo sentido para nuestros colaboradores, incluyendo a los futuros papás”.

Además, incorporan la política de Flex Time, que sin duda ha resultado de gran ayuda para que no sólo mujeres, sino todos los colaboradores, puedan organizar sus tiempos de manera óptima.

Asimismo, las contrataciones y la Política de Promociones establecen que las oportunidades se presentarán con base en el talento, experiencia y desempeño de los colaboradores, así como su oferta salarial sin diferencia de género, “poniendo fin a la concepción de que los hombres son mejor remunerados y se les presentan mejores oportunidades que a las mujeres”.

Nissan Mexicana tiene también hoy un Comité de Diversidad e Inclusión, “que yo personalmente presido”, y se encarga de garantizar la ejecución de un plan nacional para fortalecer el liderazgo de la compañía mediante la promoción de un entorno laboral que fomente la inclusión, la tolerancia y el respeto.

Este comité es integral a la estrategia corporativa de la marca, estableciendo políticas, fijando objetivos, desarrollando planes de acción y evaluando los avances, y cuenta con cinco pilares fundamentales que aseguran la inclusión y no discriminación de personas que pertenecen a diversas culturas, generaciones, comunidad LGBT, géneros y con capacidades diferentes.

Mayra González adelanta que tras ocho años de liderazago de ventas de la empresa “vamos por más, mi misión es seguir posicionándonos como la marca preferida por los clientes”, y para ello expresa su confianza en un portafolio de productos completamente renovado con Nissan GT-R, Nissan 370Z Nismo y Nissan Sentra Nismo, al igual que la visión integral de Nissan Intelligent Mobility.

“A través de esta visión continuaremos ampliando nuestra oferta de autos eléctricos, la cual incluye en México al pionero en este tipo de vehículos con Nissan Leaf, nuestro primer SUV híbrido en México, a través de Nissan X-Trail y próximamente la nueva generación de Leaf”, adelantó.

Con cierta melancolía, recuerda que su mejor anécdota dentro de la empresa fue al comienzo de su carrera profesional, “cuando tenía que manejar más de 20 horas para llegar hasta las agencias ubicadas al norte del país y reunirme con los dueños de las agencias distribuidoras”. El problema, dijo, no era manejar, sino que los dueños de la distribuidora la tomaran en serio y la recibieran.

“Eso fue hace 20 años, cuando la industria estaba predominantemente conformada por hombres, pero me preparé con la información adecuada y me empezaron a escuchar. Al final, ellos me pedían que fuera a visitarlos, porque sabían que mi contribución era valiosa para sus negocios”, dice sonriente.

“Fue en ese momento cuando comprendí que es el talento y no el género, el motor de crecimiento”, concluye la directora general de Nissan Mexicana.

Comments

comments