Inicio COLUMNA INVITADAS El vivo y el desesperado

El vivo y el desesperado

153
0
Compartir

Por: José Ángel Gutiérrez Aldana

Como todo un vivo, se ha visto en los últimos meses el Gobernador del Estado, Jorge Aristóteles Sandoval, quien ha robado a todos los actores políticos la agenda en el Estado, lo que provoca cada vez mayor molestia a la oposición.

Desde las acciones contra el gasolinazo y resultado de ellas, quitarles el financiamiento a los partidos… pasando antes por su promoción a nivel nacional para que se despenalice el consumo de la mariguana y su reciente participación en la marcha incluyente. Y ahora, la propuesta que junto con su partido, el Revolucionario Institucional, impulsará para que se dote de autonomía plena a la Fiscalía del Estado y con ella, a la Fiscalía Anticorrupción, en el marco del Sistema Estatal Anticorrupción.

Lo único que Aristóteles Sandoval quiere es atraer los reflectores hacia su persona?

Con ello pretende quitarles la atención a sus opositores?

Posiblemente sí.

Pero también es posible que su proceder, particularmente en su anuncio más reciente, el de impulsar con el PRI una Fiscalía 100 por ciento autónoma, lleve un mensaje claro y contundente para la oposición, en especial para Movimiento Ciudadano.

Está claro que para el Gobernador, el coordinador de MC en el Congreso Ismael del Toro, no será nunca más interlocutor para negociar asuntos legislativos con él, luego de que en la Reforma Electoral, los naranjas rompieron de último momento los acuerdos a los que ya habían llegado Aristóteles y el Pope -como dicen a Ismael sus amigos-.

La fuerza que le restaron Enrique Alfaro y sus asesores al coordinador de Movimiento Ciudadano en el Congreso, difícilmente la recuperará. Y eso es una pena, pues se trata de un político de carrera, con grandes dotes y para quien se veía un futuro prometedor.

Todo ello tiene a Ismael del Toro en un nivel de desesperación, que lo está llevando a discutir con todos, principalmente a través de su cuenta de Twitter ( @deltoroismael ).

Apenas se enteró que el gobernador haría el anuncio de su iniciativa, del Toro escribió: “Los @DipCiudadanos NO caeremos en el juego del Gobernador, nos preocupa que vuelva a cambiar de discurso para ganar una batalla mediática… Curioso que la postura “sorpresiva” de @AristotelesSD sea darle autonomía al Ministerio Público, si en su iniciativa pide el control…. Lamentamos que descalifique la mesa de trabajo instalada con especialistas. @AristotelesSD pretende de nuevo ganar una batalla mediática…. Invitamos a @AristotelesSD a que NO se levante de la mesa interinstitucional. En ella SÍ estamos trabajando para combatir la corrupción”.

Más tarde, el legislador continuó la pelea tratando de denostar lo anunciado por Aristóteles y señalarlo como mentiroso por lanzar una iniciativa que se contradice con la que antes había planteado.

Y no se quedó ahí, después inició senda discusión tuitera con el dirigente del PRI Jalisco Héctor Pizano y antes -por la mañana- ya había hecho lo propio con el Secretario del Trabajo Tomás Figueroa, por temas diversos.

Así pues… vivo uno y desesperado el otro, mientras que Enrique Alfaro, líder plenipotenciario del Partido Movimiento Ciudadano, se mantuvo en silencio por buen rato, para después de las 10 de la noche de este miércoles, rematar con una de esas sentencias tuiteras con las que pretende dar la palmada en el escritorio y decir: la última palabra, la decisiva, la que cuenta, la tengo yo”.

Y lo hizo escribiendo: “Otra vez el doble discurso pero se toparon con pared. Vamos por una institución que le cumpla a la gente y mande a los corruptos a la cárcel”. Eso sí, en esta ocasión no olvidó dar unas palmadas a Ismael del Toro, a quien tuvo a bien citar en su tuit, para borrar tal vez aquel episodio de la Reforma Electoral en el que lo hizo a un lado para marcar pauta a los diputados emecistas.

Habrá temblado Aristóteles con ese tuit? O habrá seguido, desde Casa Jalisco, a carcajada abierta por haberles ganado, de nueva cuenta, la nota principal y la agenda de los próximos días con el “haiga sido como haiga sido” muy al estilo del ex presidente Felipe Calderón?

Comments

comments