Inicio COLUMNA INVITADAS El Día D, el comienzo del fin

El Día D, el comienzo del fin

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

La batalla de Normandía fue el acontecimiento que cambió el curso de la historia del mundo, ya que el Día D – Operación Overlord (6 de junio de 1944) fue el comienzo de la derrota de Adolf Hitler y su régimen perverso. La reconquista de Europa, en poder del nazismo, fue, sin duda, el objetivo estratégico aliado más importante en esa etapa de la Segunda Guerra Mundial.

El 6 de junio de 1944, fuerzas británicas, estadounidenses y canadienses invadieron la costa de Normandía, en el norte de Francia. El desembarco fue la primera etapa de la Operación Overlord, la invasión de la Europa ocupada por los nazis, y pretendía poner fin a la Segunda Guerra Mundial. Por la noche, alrededor de 156 mil soldados aliados habían llegado a Normandía, a pesar del mal clima y las feroces defensas alemanas. Al final del llamado Día D, del que el pasado jueves se cumplieron 75 años, los aliados habían conseguido asentar su posición en Francia, desde donde se inició la derrota final de la Alemania nazi. Once meses después del Día D, la guerra terminó.

Esta es la lista de nueve singulares acontecimientos registrados en medio de esa gran operación militar, según la BBC Mundo:

1. La participación de la BBC

En 1942, la BBC lanzó un falso llamado en el que solicitaba a sus oyentes que enviaran fotografías y postales de la costa de Europa desde Noruega hasta los Pirineos.

En realidad, era una forma de recopilar información sobre las playas adecuadas para el desembarco, que luego se decidió que fuera Normandía.

Millones de fotos fueron enviadas a la Oficina de Guerra de Reino Unido y, con la ayuda de la Resistencia francesa y el reconocimiento aéreo, los mandos militares pudieron analizar cuáles eran los mejores lugares de desembarco del Día D.

2. Ejército fantasma

Los aliados pusieron mucho empeño en hacer creer a los alemanes que la invasión iba a empezar en Calais, otra localidad al norte de Francia, en lugar de en Normandía.

Con ese objetivo, inventaron la presencia de tropas de infantería con base en el condado inglés de Kent, situado en el extremo de Reino Unido y justo enfrente de Calais.

Se denominó Operación Fortaleza.

Como parte de este engaño se construyó un equipo falso, que incluía tanques inflables o muñecos con paracaídas.

Además utilizaron agentes dobles y lanzaron filtraciones controladas de información errónea que llevaron a los alemanes a creer que los aliados iban a invadir Europa a través de Calais y Noruega.

Los alemanes mordieron tanto el anzuelo que incluso después del Día D mantuvieron a muchas de sus mejores tropas en el área de Calais esperando una segunda invasión.

3. Soldados de 12 países

En 1944, más de dos millones de soldados de más de 12 países estaban en Reino Unido preparándose para la invasión.

«A la guerra se va a matar y a que lo maten a uno»: la historia del último peruano que participó en la Batalla de Normandía, durante la II Guerra Mundial

En el Día D, las fuerzas aliadas estaban formadas principalmente por tropas estadounidenses, británicas y canadienses.

Pero también incluían soporte por tierra, mar y aire de australianos, belgas, checos, holandeses, franceses, griegos, neozelandeses, noruegos, rodesianos [actual Zimbabwe] y polacos.

4. Noche de luna llena

Los oficiales que organizaron la operación fueron muy meticulosos sobre el momento en el que se debía llevar a cabo el desembarco.

Querían hacerlo una noche de luna llena con marea de primavera para poder desembarcar al amanecer, cuando la marea estaba casi a mitad de camino.

Sin embargo, esto se traducía en la práctica en que solo había unos pocos días que cumplieran con todas esas condiciones.

Eligieron el 5 de junio, pero terminaron demorándose 24 horas debido al mal tiempo.

5. Los zapatos de Rommel

De hecho, el pronóstico era tan malo que el comandante alemán destacado en Normandía, Erwin Rommel, estaba tan seguro de que no habría una invasión que se volvió a su casa para regalarle a su esposa un par de zapatos por su 50 cumpleaños.

Estaba en Alemania cuando llegaron las primeras noticias de la invasión.

6. Hitler durmiendo

Cuando las fuerzas del Día D aterrizaron, el líder nazi Adolf Hitler estaba dormido.

Ninguno de sus generales se atrevió a ordenar el envío de tropas de refuerzo sin su permiso, y nadie se atrevió a despertarlo.

Los alemanes perdieron así horas cruciales para defender sus posiciones en Normandía.

Cuando Hitler finalmente se despertó, alrededor de las 10 de la mañana, pensó que Alemania derrotaría fácilmente a los aliados.

7. Sangrienta Omaha

Hubo cinco playas que fueron elegidas para la operación, con nombre en código.

De este a oeste fueron: Sword, Juno, Gold, Omaha, Utah.

El número de bajas entre las tropas varió ampliamente de una a otra playa.

En la «sangrienta Omaha», unos 4.000 hombres murieron o resultaron heridos.

De hecho, una unidad de Estados Unidos que llegó en la primera oleada de hombres perdió el 90% de sus hombres.

En Gold Beach, por el contrario, la tasa de fallecidos entre las tropas fue mucho menor.

La lucha durante la Batalla de Normandía, que siguió al Día D, fue tan sangrienta como en las trincheras de la Primera Guerra Mundial.

Las cifras de bajas fueron ligeramente más altas que durante un día típico de la Batalla del Somme, que tuvo lugar en 1916.

8. Inodoros destrozados

La vibración de las armas que el buque HMS Belfast disparó durante el Día D era tan poderosa que destrozó los baños de la tripulación.

9. La prueba del pub

Después de recibir las órdenes de la misión de alto secreto de atacar la batería de Merville en el Día D, el oficial del ejército británico Terence Otway tenía que estar seguro de que no habría filtraciones entre sus hombres antes del 6 de junio de 1944.

Envió a 30 de las integrantes más bonitas de la Fuerza Aérea Auxiliar de Mujeres, vestidas de civil, a los bares de las aldeas cerca de donde entrenaban sus soldados.

Como prueba, se les pidió que hicieran todo lo posible por descubrir cuál era la misión de los hombres. Ninguno filtró nada.

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1

Comments

comments