Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS El alquimista de las formas

El alquimista de las formas

110
0

Un cuarto de silgo de emociones, récords y genio en cuatro ruedas avanza rápidamente al son de la voz profunda y emotiva del cantautor italiano Mario Biondi. La pieza que interpretó en Módena es única, al igual que las fuentes de inspiración de esta composición: un joven Horacio Pagani que, como músico autodidacta en la ciudad argentina de Casilda, soñaba con volver a Italia, a la tierra de sus antepasados, para construir el coche más bello del mundo. La ocasión fue única: el cantante ofreció un concierto en el marco del evento histórico “25 anni 25 Hypercars” organizado por Pagani Automobili que se realizó este año en la Piazza Roma de Módena.

Un nombre y una marca abierta a nuevos horizontes y expresiones de creatividad: interiores para yates, aviones y helicópteros –un diseño de interiores para un nuevo concepto de estilo de vida dedicado a aquellos que aman rodearse de cosas únicas y hermosas. Pagani Arte es la división que lleva adelante estos proyectos, impulsada en parte por el fondo soberano saudí PIF, que adquirió una participación minoritaria en Pagani en 2021. Han pasado cinco décadas desde que, con humildad y determinación, el dueño de la compañía concibiera su primera creación, el Zonda C12, que se presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1999. Al principio fue el Zonda y después el Huayra, y hoy es Utopia: tres modelos que han evolucionado con el tiempo, pero que son atemporales.

 Cada una de sus variantes es un objeto de diseño, una más exclusiva que la otra, todas muy deseadas por los amantes de los motores de alta gama en todo el mundo. Estos objetos de arte tecnológico tienen un valor de millones de euros y se han convertido en objetos de colección. Por ejemplo, uno de los cinco Zonda Cinque Roadster, que se vendió por 1.3 millones de euros en 2010, hoy vale más de 20 millones de euros. Y no es el auto más caro. A pesar de sus diferencias, todos tienen un corazón con una estrella, gracias a la amistad entre Horacio Pagani y Juan Manuel Fangio, el legendario piloto de las Flechas Plateadas. Los autos ensamblados en San Cesario sul Panaro, cerca de Módena, siempre han llevado motores Mercedes-AMG de 12 cilindros, que en los últimos cuatro años se han convertido en los Pagani V12, los únicos fuera del grupo de Stuttgart. Pero eso no es todo. Pagani se destaca por su uso avanzado de tecnologías en materiales compuestos, desarrolladas internamente y diseñadas para optimizar la ligereza y la rigidez. Desde la utilización pionera de la fibra de carbono en el primer Zonda, hasta el carbo-Triax HP62 y el Carbo-Titanium HP62 G2, em- pleados en el Huayra Roadster y el Utopia.

En los autos Pagani, ¿predomina la pasión o la exclusividad?

Producimos un auto por semana y los vendemos en todo el mundo. Lo que creamos se convierte en algo deseado y exclusivo. Todo comienza con la pasión y el deseo del cliente, y esto ilumina todas las facetas de nuestra profesión.

¿De dónde obtiene su inspiración?

La curiosidad es fundamental. Todo lo que observas puede servir de inspiración: la naturaleza, los colores, las plantas. Además del Motor Valley, donde se respira la historia de los coches deportivos, me encanta la magia de Milán. Leonardo vivió allí durante más de 20 años. El arte, el diseño y la moda de esta ciudad me dan mucha energía y ganas de hacer. La inspiración está en todas partes, y debes ser capaz de captarla.

¿Es cierto que habla con sus coches?

Sí, siempre lo hice, incluso cuando estaba en Lamborghini.

¿Cuál es su relación con lo que crea?

Soy muy crítico con lo que creamos y siempre trato de mantener cierta distancia para identificar cualquier defecto. Si te enamoras de tus creaciones, te resulta difícil modificarlas…

¿Qué tienen en común los clientes de Pagani?

La pasión compartida y el sentido de pertenencia a una pequeña familia. Entre nuestros clientes hay quienes compran nuestros autos para conducirlos, quienes los admiran y quienes los llevan a la pista. Por ejemplo, un cliente italiano hizo más de 110,000 kilómetros con su Zonda F antes de vendérnoslo, y ahora se exhibe en nuestro museo. Otro cliente en Hong Kong tiene cuatro Zondas, todos con cero kilómetros, que mantiene en un invernadero de vidrio frente a su comedor porque le gusta contemplarlos. Para quienes prefieren la pista, hemos creado un programa específico llamado “Arte in Pista” para el Huayra R.

Usted ha mencionado que se inspira en Leonardo Da Vinci. ¿Qué es más importante, el diseño o la técnica?

Diría que ambos son igualmente importantes, es un 50:50. En nuestra empresa, la búsqueda de la belleza complementa el conocimiento científico, y viceversa. El arte y la ciencia deben caminar juntos. Es posible crear objetos funcionales que también sean hermosos.

¿Se aplica también al mundo de la moda, a las colecciones cápsula que hacen para la moda?

No presumimos ser una marca de moda. Creamos nuestras colecciones cápsula para entusiastas. Nuestro equipo suele colaborar en estos proyectos con otras marcas, como en el caso de las últimas colecciones con Bape y La Martina. No todo el mundo puede comprar uno de nuestros coches, pero, incluso con un sombrero, un niño puede compartir nuestro sueño y formar parte de nuestra familia. Una familia que incluye a los 200 chicos que trabajan con nosotros, aquí en San Cesario sul Panaro.

¿Qué importancia tiene la familia en su vida?

La familia es lo más importante, construida sobre cimientos de respeto, amor, amistad, libertad y metas compartidas. Esto se aplica tanto a mi familia personal como a la familia extendida de mis colegas. Mi esposa Cristina y mis hijos Christopher y Leonardo desempeñan roles en la empresa en diversas áreas. En mi vida personal, sigo el ejemplo de mi padre: una vida social limitada, enfocándome en la familia, el hogar y el trabajo.

¿Cómo imagina el coche Pagani del futuro?

Un sueño que continúa, como ahora. Han pasado 25 años y ha habido una lenta evolución. Hemos invertido y conquistado nuestro pequeño espacio en esta región que tanto ofrece. Aquí está la historia de Maserati, Ferrari, Lamborghini y nuestra responsabilidad es ser una empresa que mantenga su singularidad, respetando siempre el Motor Valley. Debemos seguir trabajando en equipo con humildad y disciplina, manteniendo un equilibrio entre la imaginación y la realidad. Invertir en investigación, desarrollo y formación es fundamental, al igual que invertir en nuestra comunidad. La edad promedio de nuestros empleados es de 32 años: son los jóvenes quienes forjarán el futuro.

Y sus hipercoches, ¿cómo cambiarán en el futuro?

Creo que son objetos atemporales, según lo que nos dicen nuestros clientes y entusiastas. Aún hoy, existe una demanda constante del Zonda, y si decidiéramos fabricarlo de nuevo, seguramente tendría un mercado. Lo mismo ocurre con el Huayra, y seguiremos ofreciendo nuevas versiones en los próximos años.

En el pasado hemos ofrecido la serie es- pecial Tricolore para Zonda y Huayra y también la volveremos a proponer para Utopia. Además, pensamos volver a producir modelos como el Cinque y el Codalunga, ya que es lo que nuestros clientes esperan y deseamos satisfacer sus expectativas.

En los próximos años, una vez que se definan al 100% las regulaciones para los fabrican- tes más pequeños, tomaremos decisiones con respecto a la propulsión. Nuestros motores V12 cumplen con los estándares de emisiones más estrictos del mundo, como los de California. Actualmente, nuestros clientes solicitan coches simples, ligeros, con motores de combustión interna y transmisión manual, a pesar de las tendencias actuales en la industria del automóvil.

Comments

comments

Artículo anteriorEn Rusia chica dispara a compañeros con una escopeta y se quita la vida
Artículo siguientePresentadora de la BBC hace la ‘Britney-señal’ antes de iniciar noticiero
Periodista, resignado Atlista, enamorado de mi ciudad y de mi Estado. De L a V en punto de las 7am al aire @1070noticias http://bit.ly/oYJFU2