Desazolve #TIROSyRETOS

Desazolve #TIROSyRETOS

154
0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

El próximo domingo 4 de junio habrá comicios locales en el Estado de México, se elegirá al próximo Gobernador que habrá de suceder a Eruviel Ávila Villegas y aunque muchos digan que los resultados que ahí se obtengan tendrán gran impacto para el futuro del país, lo cierto es que no es para tanto, aunque desde luego que no sería lo mismo el triunfo del Candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Alfredo del Mazo Masa, que el de la abanderada del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) Delfina Gómez Alvarez, como tampoco es igual que el tercer lugar en la elección se lo lleve Josefina Vázquez Mota, aspirante postulada por el Partido Accion Nacional (PAN), a que dicho espacio de preferencia electoral lo obtenga el candidato postulado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) Juan Manuel Zepeda, las implicaciones para cada uno de ellos así como sus partidos, grupos y padrinos políticos son diferentes en cada caso, aunque también marginalmente el resultado electoral en esa entidad signifique algún impacto para la población que no habita en ella, pero es obvio que la mayor consecuencia es solo para los mexiquenses.

Lo importante será que se venza al abstencionismo y la más amplia participación sea la que triunfe en una guerra sorda de intereses clientelares, haciendo que imperen los de la población por encima de lo que les convenga a los partidos y a quienes los controlan.

El Estado de México es muy diverso, pues es mucho muy distinta la zona oriente en la que se enclavan los municipios de Nezahualcóyotl, Los Reyes, Chalco, entre otros, que el llamado cinturón azul en el que se encuentran los municipios de Naucalpan, Tlalnepantla y Atizapán, pero tampoco es igual Ecatepec que Toluca o Tenancingo que Valle de Bravo, cada sector de la entidad es diferente en cuanto a su estructura, cultura, tradiciones, intereses sociopoliticos o económicos, además de los asuntos espinosos.

En el oriente de la entidad impera la izquierda, en la zona del cinturón azul existe amplia presencia de la derecha PAN y en la zona de Ecatepec conviven y pelean los priístas con la dividida izquierda, en tanto la zona rural se mantiene fielmente priísta y la elección es en realidad una disputa entre élites de las distintas regiones.

El actual Gobernador priísta Eruviel Ávila Villegas llegó al poder sin pertenecer al viejo grupo político fundado por Isidro Fabela, cuya base se localiza en el eje Toluca-Atlacomulco y próximo domingo Alfredo del Mazo quiere recuperar el poder absoluto que ese grupo perdió por acción del actual mandatario estatal mexiquense.

Delfina Gómez Alvarez busca hacer avanzar a la poderosa élite o banda política texcocana, encabezada por el exalcalde Higinio Martínez además de levantar hasta el cielo los bonos electorales de MORENA rumbo a la elección federal presidencial y legislativa del 2018 y Josefina Vázquez Mota busca darle o renovar la fuerza del PAN y significarse como quien vela por los intereses clasemedieros que habitan en un amplio territorio que a lo largo del Periférico va desde el Toreo de Cuatro Caminos hacia la salida a Querétaro.

Juan Manuel Zepeda pretende demostrar que a pesar de la incurrencia de MORENA, el PRD todavía tiene peso electoral en el Estado de México y que puede ser un partido competitivo para la elección federal de 2018 y las contiendas municipales en el propio territorio mexiquense.

Alfredo del Mazo está señalado ampliamente por la corrupción y no ha querido deslindarse de los negocios que su grupo político hizo en el pasado. Es amigo de los directivos de OHL y de Higa. También de la familia Peralta, de Ariel Piker y de los hermanos Maccise. Si gana el PRI, ese sector del empresariado tildado de corrupto seguirá imperando.

A Delfina Gómez le afecto que su padrino político, Higinio Martínez, es un hombre acaudalado y muy poderoso de Texcoco que, entre otros mecanismos de financiamiento, utiliza la ordeña a la tesorería municipal y los arbitrarios descuentos sobre nómina. En el pasado la candidata de Morena fue cómplice de esa indignidad y con tal acusación llegará a las urnas el domingo próximo. Aunque vale decir que al margen de ello tiene una imagen de honestidad meridiana.

Josefina Vázquez Mota carga con negros nubarrones sobre su honestidad debido al programa de apoyo a migrantes llamado ‘Juntos Podemos’ que gestionó a nombre del gobierno priísta además de habérsele vinculado a múltiples negocios al amparo del poder político que ha tenido cómo funcionaria.

La elección sacará a relucir estrategias y mañas, pondrá a prueba aparatos electoreros, además de provocar una evaluación en la que de antemano se muestra muy lesionado el gobierno tan desdibujado y carente de credibilidad como el PRI, pero más aún servirá para medir capacidades de acción y reacción de los partidos tradicionales opositores al PRI como PAN y PRD, además de al más nuevo de ellos que es MORENA.

La elección podrá ser el inicio de un nuevo acomodo y quizá concertación de fuerzas políticas dejando de lado toda coherencia ideológica para hacer imperar ante todo el anhelo de triunfar a cómo dé lugar en la próxima elección presidencial o al menos acordar lo que sea para que no gane a quien consideran su más acérrimo enemigo. Llego pues la fecha que dará luz para que algunos políticos encumbrados en alto nivel que quieren seguir viviendo felizmente empoderados elijan y acomoden sus fichas.
Para muchos autores de columnas y artículos en medios impresos de comunicación así como otros personajes que tienen espacio para opinar y ser factible se les escuche por la población a través de medios digitales de difusión social además de para muchos que usan las redes digitales de información comunitaria para tratar de influenciar a la opinión pública, las elecciones para elegir al próximo Gobernador en el Estado de México que se efectuarán el próximo domingo 4 de junio son como una muestra o preludio de lo que va a ocurrir en las elecciones presidenciales del primer domingo de junio de 2018, cuando además estará en juego la renovación de las Cámaras de Diputados y Senadores. Ya se ha señalado que si bien es cierto que causaran impacto también se ha dejado anotado que no será tan severo como para que los resultados de los comicios del próximo domingo vayan a marcar la forma en que se resolverán los de 2018, por más que si provoquen reajuste de estrategias y condiciones para la concertación política entre diversas fuerzas políticas.

El aspecto que más resalto de las recien finalizadas campañas proselitistas es la incompetencia de los candidatos para convencer al electorado o mejor dicho la incapacidad de plantear propuestas viables, dado que gran parte del contenido de los mensajes de los candidatos fue buscando demeritar a sus competidores sin proyectar asuntos de fondo en cuanto a las posibles vías para amainar la problemática que aqueja al Estado de México. La hueca campaña es escasa o nula en cuanto al debate de ideas y proyectos.

La elección de Alfredo del Mazo como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno del Estado de México es la prueba más grande del desdén de ese instituto político por la ciudadanía. En un entorno de graves acusaciones de corrupción hacia muchos de sus gobernadores, fracasos de las administraciones priistas en la entidad y un Presidente de la República emanado y además cacique en turno de ese partido, con los más bajos niveles históricos de aprobación social de la historia reciente, el PRI se decidió por el candidato que representa la continuidad de un modelo en decadencia. Alfredo del Mazo es la constatación de que la clase política aún no entiende que no entiende. Si como se vislumbra viable, del Mazo logra ganar la contienda es por la capacidad del PRI de “operar su maquinaria política” usando una serie de prácticas antidemocráticas y sin escrúpulos que el modelo priista ha hecho pasar por una “normalidad” del sistema político mexicano.

El botín político que está en juego es enorme ya que El Estado de México es la entidad más poblada del país pero también el bastión más importante del priismo; de perderlo, el PRI quedará sin un área de “operación” importante para su voto duro. Pero se equivocan quienes piensan que ganar el Edomex garantiza algo de cara al 2018; el Estado de México estará bajo la lupa y la actuación del próximo gobernador -sea quien sea- será un blanco fácil en la contienda presidencial del 2018. Lo que es cierto es que la carrera presidencial empieza de manera contundente el próximo domingo y ésta, su primera fase, deja poca esperanza para lo que sigue. Los partidos siguen contendiendo para ganar el país, pero sin procurar primero al país que a sus intereses políticos y económicos.

A partir del día 5 inicia la batalla de fondo, con un panorama que se afinará para cada una de las fuerzas políticas, que habrán ganado o perdido una gran batalla pero no la gran guerra que conlleva pensar en triunfar y llevarse, solos o en convenenciera concertación electorera, el gran botín : El Gobierno de La Republica y los jugosos contenidos en materia económica y socio política.

A partir del próximo lunes inicia la verdadera confrontación al seno de los partidos en pos de las candidaturas y la lucha ciega y sorda por tratar de manipular mejor que los otros la voluntad y la decisión del pueblo. Ya pronto habrá candidatos y empezaremos a oír las demostraciones de repudio, las ofertas e ilusiones quizá incumplibles y la verborrea en eventos, reuniones, mítines, anuncios, mensajes y también de puerta en puerta y por medio de la invasora telefonía además de las cada día más invadidas redes sociales que son el instrumento mediante cada vez más se hace el proselitismo electoral y las operaciones de manipulación de la información a la sociedad.

Ya pronto empezaremos a escuchar chismes y noticias, golpes y fuego amigo, acusaciones y descubrimientos, florecerá lo bueno y lo malo, sabremos mucho de pocos y poco de muchos, será un largo y costoso año para que quizá se genere un cambio o prevalezca lo mismo. Dependerá de la sociedad, ojalá la gente despierte, se active y haga su parte.

@salvadorcosio1
[email protected]

Comments

comments

No hay comentarios