Inicio COLUMNA INVITADAS DESAZOLVE #RESPETOANIMAL

DESAZOLVE #RESPETOANIMAL

0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

En nuestro país, es cada vez mayor el porcentaje de hogares que cuentan con una mascota; desafortunadamente el incremento en la demanda de animales de compañía casi siempre trae consigo la ejecución de prácticas que atentan contra el bienestar de los mismos.

La inadecuada comercialización es uno de los principales factores a corregir para garantizar el trato digno a los animales, pues en muchos casos ésta se lleva a cabo con total falta de responsabilidad respecto la atención y cobertura de las necesidades básicas, alimentación, resguardo, recreación y protección de la salud de los ejemplares en venta.

Las vitrinas de exhibición no son adecuadas para los animales, les produce incomodidad, lesiones, caídas, luxaciones y un evidente malestar.

A menudo, los encargados no tienen las mejores prácticas en la industria y no se enfocan en el trato digno y responsable de las especies que se ofrecen al público, las condiciones son hostiles, en muchos casos carecen de atención médica cuando están enfermos o heridos, y aún en esas condiciones muchos son obligados a seguir exhibidos.

El valor de este mercado en nuestro país es de aproximadamente 9 mil 536 millones de pesos, se calcula que el 7% del mercado de animales es dedicado al comercio de animales vivos, lo que es cercano a una cifra de 667.52 millones de pesos al año.

El Concejo Municipal de Los Ángeles, California, ha aprobado poner fin a los criaderos de gatos y perros, prohibiendo la crianza comercial de perros, gatos, conejos y pollos, y su venta en tiendas de animales.

En la Provincia de Santa Fe, Argentina en el año 2015, se sancionó una ordenanza “sobre la sanción del maltrato animal a nivel local, e incluye prohibir la cría y venta de animales de compañía”.

En la ciudad de México, el primero de enero del 2015, las reformas a la Ley de protección de los animales, entrarían en vigor y quedaría estrictamente prohibido vender animales en domicilios particulares, ya que la autoridad delegacional no otorgaría esta licencia.

La iniciativa de los diputados del Partido Verde tiene por objeto prohibir la venta de mascotas, no se podrá realizar la exhibición en instalaciones de animales silvestres que tengan a la venta, misma que solamente se podrá realizar por medio de catálogos impresos y medios electrónicos en los cuales se manifestará toda la información de identificación del ejemplar en venta y la localización física del mismo.

Los proponentes señalan que las raíces de la protección a los animales basan sus principios en el derecho, el respeto y la moral y que en los momentos actuales, la bioética reclama una actitud coherente de los seres humanos hacia el medio ambiente, no limitándose, por tanto, a la relación entre los seres humanos,a las prácticas médicas o a la investigación científica en los laboratorios, sino que extiende su radio de acción a todos los componentes del medio ambiente.

En tal sentido la iniciativa señala la necesidad de valorar la indiscutible relación que existe entre la bioética y el bienestar animal, a partir de un llamado a la reflexión sobre ciertas prácticas comerciales con animales domésticos, que resultan incompatibles con los principios éticos que deben guiar a los seres humanos hacia una participación responsable en la preservación de la vida en el planeta.

Se considera indispensable la presentación de una legislación aplicada a favor de la no exhibición de animales domésticos, si estos no se mantienen con los parámetros y libertades básicas para su bienestar animal acorde a su especie, para su compra venta por parte de quienes se dediquen a la misma, previniendo con ello su maltrato, dado que, salvo excepciones, las condiciones físicas de los inmuebles comerciales no son las adecuadas.

Así mismo se invita a reflexionar sobre la injusticia de trato a animales en su comercialización, y establecer en la Ley un marco ambiental que se regule el negocio de los seres vivos comercializados como animales de compañía, donde las autoridades pertinentes establezcan normas mínimas para los lugares de resguardo de ejemplares en venta y estos cuenten con el área e infraestructura necesarias para su manejo.

@salvadorcosio1
opinió[email protected]

Comments

comments