Desazolve #DACAyDREAMERS

Desazolve #DACAyDREAMERS

47
0
Compartir

Por: Salvador Cosío Gaona

Tras la determinación de Donald Trump de paralizar el programa de acción diferida para los llegados en la infancia, conocido popularmente como DACA, miles de jóvenes indocumentados mexicanos, conocidos como dreamers, viven en la incertidumbre en Estados Unidos desde hace días, cuando el gobierno del vecino país del norte anunció que será ahora el Congreso el que deba resolver la situación de todos los beneficiados por DACA.

Así, literalmente en vilo los dreamers cuya gran mayoría creció en los Estados Unidos, hablan inglés y muchos no conocen México, el país en el que nacieron, y que abandonaron junto con sus padres, para buscar un mejor nivel de vida, pasarán los siguientes meses impulsando acciones en la búsqueda de crear los consensos que les permitan que en el Congreso se legisle a su favor.

El DACA, implementado desde hace cinco años, ha permitido a casi 800 mil jóvenes (622 mil 170 de ellos mexicanos) residir y trabajar en Estados Unidos, e incluso recibir apoyos educativos, sin temor a ser deportados.

El argumento de Trump para cancelar el programa, iniciado en 2012 por su antecesor, Barack Obama, es que estos jóvenes migrantes privan de oportunidades de trabajo a ciudadanos norteamericanos. Además, acusó que era facultad del Congreso estadounidense, y no de quien era presidente, Obama, el establecer una medida como DACA. Trump anunció que, en un período de seis meses, los beneficiados por el programa seguirán teniendo protección, aunque cuando acabe ese lapso, si los congresistas estadounidenses no establecen una nueva legislación, los dreamers serían devueltos a sus países de origen. Aunque en realidad desde ahora corren el peligro inminente de ser deportados, pese a que han luchado para desarrollarse como estudiantes o trabajadores en Estados Unidos.

Obama defendió a los dreamers y calificó de “cruel” que se les quite DACA. “Estos soñadores son americanos en sus corazones, en sus mentes, de todas las formas, pero no en el papel”. Tristemente los llamados dreamers han sido deportados desde hace muchos años, antes de DACA, las deportaciones se daban todos los días y nunca entonces el gobierno mexicano hizo nada por apoyarlos, por ello la duda asalta, al no saber a ciencia cierta cómo es que podría apoyárseles. Los respaldos y espaldarazos de saliva nada sirven, lo que se requieren son acciones concretas y coordinadas de los diferentes ámbitos de gobierno para hacer frente a esta triste nueva realidad para cientos de miles de jóvenes, que ahora podrían ser obligados a regresar a una patria que no conocen y en la que no saben cómo es que puedan encajar.

Pero no todo es desalentador, la primera vez que se intentó regularizar el estatus migratorio de estos jóvenes fue en 2001, y desde entonces ellos se han organizado y movilizado. Estamos hablando de un movimiento que lleva muchos años luchando por los migrantes, y aunque esto es un golpe fuerte, ellos están preparados para lo que siga.

Gracias a DACA, los jóvenes han logrado ser exitosos y mover la economía, son chicos que tienen todo para ser triunfadores. Son personas que lamentablemente México ya perdió, y que Estados Unidos estaría en riesgo de perder. Por lo pronto, una nueva demanda contra el presidente Donald Trump por parte del procurador de California, Xavier Becerra, será presentada en breve por eliminar el programa DACA. Hay que recordar que tan solo en el estado de California, vive uno de cada cuatro de los llamados dreamers.

El mes pasado, Becerra -a nombre de California- demandó al Departamento de Justicia de Estados Unidos por amenazas de la administración Trump para cortar fondos de seguridad pública a las denominadas ciudades santuario y estados que no cooperan con las autoridades federales de inmigración. Ahora, ha señalado que está preparado para demandar de nuevo al gobierno de Trump. Esta vez, sobre la decisión de la administración de rescindir el programa Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

Becerra, de 59 años de edad, favorece claramente a los jóvenes apodados “dreamers” o “soñadores”. Como congresista de muchos años por Los Ángeles, vivió la frustración de ver fracasar varios esfuerzos legislativos para ayudar a los niños de DACA. Becerra nació en Sacramento y es hijo de padres mexicanos. La madre de Becerra es a mucha honra de Jalisco, y aunque su padre nació en Sacramento, pasó muchos años en México.

Ojalá que acciones como esta se multipliquen en beneficio de esos jóvenes que ninguna culpa tienen de estar en un país donde ahora su gobierno no los quiere a pesar de que contribuyen social, académica y económicamente. Ellos no son culpables de haber llegado, tuvieron que irse de aquí fortuitamente al no tener sus padres oportunidades de crecimiento y desarrollo, posibilidad que en mucho les negó la ineficacia, ineficiencia e indolencia de los gobiernos de aquí.

@salvadorcosio1
[email protected]

Comments

comments

No hay comentarios